Alberto Fernández insistió en que la situación de Argentina es muy compleja - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 10 Sep 2019 8 días atrás

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, reconoció este martes que la actual situación política del país es "muy compleja" y remarcó que hay que "saber sortearla con inteligencia, mesura y cuidado e ir viendo cómo uno va colaborando".

"No es una cosa simple, es bastante difícil. Con la votación los ciudadanos han decidido sacarle poder a alguien o mostrar su vocación de cambiar quién maneja el poder político en la Argentina, pero mientras tanto hay formalidades que cumplir que hacen que uno no tenga ese poder", sostuvo el postulante opositor al ser consultado sobre cómo quedó el panorama político luego de su holgado triunfo en las primarias del 12 de agosto.

En diálogo con Radio Continental, el dirigente peronista señaló que "es una situación muy compleja que hay que saber sortearla con inteligencia, mesura y cuidado e ir viendo cómo uno va colaborando".

"Está claro que con el Presidente (Mauricio Macri) tenemos visiones absolutamente distintas sobre el país y creemos en métodos de solución de los problemas cotidianos del ciudadano medio que no tienen nada que ver en un caso y en otro. Hablo cuando el Presidente necesita hablar conmigo. Yo sólo puedo expresar lo que pienso: ése es el único poder que tengo hoy en día", remarcó el ex jefe de Gabinete.

Ver: Para el economista Boggiano, "de esta manera" Macri no llega a diciembre

Tras su viaje a España y Portugal y en el arranque de la campaña electoral, Fernández se refirió a la grieta y consideró que "hay que cerrarla entre todos".

"Hay que terminar con la psicología de la grieta. La política es un sistema de diálogos, de confrontar ideas. Tenemos que lograr un sistema de convivencia y respeto, no de tolerancia. No quiero refundar la Argentina. Ojalá los argentinos seamos de capaces de fundar una sociedad en donde nos respetemos. Eso lo tenemos que hacer entre todos y me voy a poner a la cabeza. Si soy presidente, voy a liderar ese proceso, voy a hacer todos los gestos que tenga que hacer", afirmó.

Y agregó: "Lo único que pido es que ojalá la historia me dé el privilegio de ser el que puso una bisagra para que la Argentina emprenda el rumbo definitivo de crecimiento".

Ver: Lacunza estudia viajar a EEUU para "destrabar" desembolso del FMI

Finalmente, el candidato presidencial también se expresó respecto a los reclamos de distintos sectores por la emergencia alimentaria: "Luchar contra el hambre no es un costo, es un deber moral. La situación de Argentina debe avergonzarnos a todos".

En ese sentido, consideró que "no basta con la asistencia del Estado" para terminar con el hambre y concluyó: "Como sociedad tenemos que emprender un camino juntos para terminar con el hambre en el país".