Industriales mendocinos contra la violencia y a favor de la paz social - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 9 Sep 2019Lunes, 09/09/19 atrás

En las últimas horas, la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM) emitió un comunicado en el cual condena la violencia y propugna por la "paz social". El documento comienza advirtiendo que el 2019 "va a quedar, sin dudas grabado en la historia como un año difícil, otro más en la vida de nuestro país que, por variados motivos se ha tornado bien crítica y de alguna manera, bisagra".

De acuerdo a la misma entidad, "esto se ha profundizado porque atravesamos un año de elecciones generales, es decir que se están renovando autoridades a nivel municipal, provincial y nacional tanto en el ejecutivo y como en el legislativo".

Daniel Ariosto, Presidente de UCIM, firma el comunicado, que refiere: "Este combo genera, habitualmente, un clima de ebullición, manejos políticos, sobreinformación y disputas, que son absolutamente legítimas y que deben darse en espacios institucionales o mediáticos o también (¿por qué no?) en el desempeño cotidiano de las actividades públicas".

Lo ocurrido con Rodolfo Suarez enmarca la misiva de la UCIM

Por eso, para la misma entidad, "es indispensable que no nos confundamos... Actitudes hostiles como las que se dieron en nuestra provincia, durante la inauguración de la Plaza España o en Misiones, en donde un piquete agredió a turistas extranjeros que pretendían ingresar al aeropuerto de esa ciudad, traspasan todo límite".

A ese respecto, el documento asegura que "todos debemos entender que el respeto por la libertad del otro, de desarrollarse y de intentar crecer y aportar a la sociedad es prioritaria. Entender también que en esa compleja ciudad se dan luchas por distintos intereses y conflictos que afortunadamente, poseen herramientas democráticas para poder solucionarse y es ahí en donde nos encontramos con nuestro objeto de opinión: todo conflicto debe ser planteado y defendido en ese marco".

Finalmente, la UCIM puntualiza: "A pesar de que los ánimos están exaltados por los problemas cotidianos, los que brinda el contexto económico y los que plantea la incertidumbre del futuro próximo, la violencia no aparece como solución de nada".

Y culmina: "Obstruir una calle representa la imposibilidad de otros de transitar, agredir a un funcionario en un acto no va a brindar solución a un problema porque no es el ámbito ni el espacio en donde debe canalizarse, llegar a la violencia física contra personas que solo pretenden hacer lo que habían planeado, no es una salida. Son actitudes que no llevan más que al caos y a acrecentar el clima enrarecido, a generar más violencia por violar derechos de quienes generalmente, nada tienen que ver".

La UCIM contra la obstrucción de las calles