Quincho: Campaña caliente, y la "social" del peronismo con Alberto - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 7 Jul 2019Domingo, 07/07/19 atrás

El asado iba marchando de a poco, mientras el gordo iba sacando las empanadas del horno de barro. Con la receta de siempre. "El doble de cebolla que de carne" le habían enseñado de chico, mientras peleaba con los repulgues. Siempre que las hacía, recordaba la disputa familiar de "empanada" versus "pasteles". Para él, eran lo mismo. Fritas o al horno.

Julián usaba una receta más bien norteña diferente a las empanadas de la Pampa Húmeda, las que mestizas y criollas de mayo de 1810 vendían "calientes, para los viejos sin dientes". -Vaya uno a saber quién inventó semejante frase pelotuda...- dijo el gordo en voz alta, para sí, mientras las iba sacando. Preparaba el relleno por separado. Por un lado, el picadillo de carne cortada a cuchillo salteada con condimentos, sal, pimienta, romero, orégano, un toque de azúcar, la punta de una cucharadita de comino, y aparte... freía las cebollas en grasa y pimentón. Todo se preparaba el día anterior, y luego venia el armado. Una cucharada de cada cosa, el huevo y la aceituna. Nada de pasas de uva. Repulgue, y a la bandeja antes de hornear. Recordó con una sonrisa la kermese en la plaza departamental, en los setenta, en la que junto a su familia habían preparado más de tres mil empanadas para colaborar con los pibes del colegio. Las fechas patrias siempre eran propicias para el recuerdo.

- Ruso... ¿Te acordás? En estos días se cumplen 30 años de la llegada al gobierno del Turco...- mencionó, y cientos de recuerdos noventosos le atropellaron la cabeza como un tren. Sonrió ante la sucesión de imágenes... (¿Alguien se acordaría este lunes?) pensó Julián. Una vez, en 1988, pleno invierno, estaba de vacaciones en un pueblito cuando lo vio a Carlos Saúl emponchado y de patillas enormes, hablarles en una esquina a unos 50 tipos. El que lo llevó en esa gira, después fue embajador, y desde hace décadas vive del tango en Costa Rica. -Un grande el Carlos...- dijo el gordo, que como casi todo el peronismo había "ido y vuelto" en la relación con Menem.

Un recuerdito menemista.

- Qué manera de viajar y comprar huevadas con el "uno a uno" ¿eh?- comentó el Ruso. Con el dólar a un peso Menem había gobernado y mantenido más o menos contentos a los argentinos por diez años, hasta que el desempleo, la pobreza y el atraso cambiario se llevaron puesto todo.

...

Julián dio vuelta las costillas por única vez, y dejaría el vacío que había ido "llevando" despacito como último corte de la noche. El Ruso se divertía mirando "memes" de Messi, y cientos de fotos "truchas" que empezaron a circular en medios y militancias k, por la polémica de los indigentes.

- No aprendemos más... qué país desorbitado...- dijo el hombre de los negocios del grupete.

- Es así, esta campaña estará plagada de montajes, supuestas noticias virales, Deep fakes, fakes news, desinformaciones, noticias falsas... llamale como quieras. Creo que para tener unas elecciones en paz, los argentinos deberíamos "apagar" WhatsApp por un rato...- dijo el dueño de casa, y los amigos estallaron en carcajadas, mientras salía la primera tanda de empanadas.

...

Los muchachos recibieron las bandejas con aplausos, mientras Julián destapaba un buen Trapiche Gran Medalla Malbec. Imposible equivocarse con semejante vino.

La charla se armó rapidito alrededor de las últimas noticias de la semana. El desembarco de Alberto Fernández en Mendoza, y las tensiones entre el gobierno y sus candidatos, y el peronismo mendocino. El Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, arrancó con una sonrisa torva... y ánimo de provocación.

- Volvieron todos... ¿eh? Los gobiernos de Celso y Paco completitos... ¿eh? Les faltaron los ex intendentes condenados...- tiró, con mala intención, como Messi tocando de atrás a Gary Medel provocando el despelote. El gordo no prestó atención ni se peleaba con sus amigos por la política.

- Viene un peronismo moderado, con un conflicto latente con el kirchnerismo. Yo lo que veo en Alberto es a un tipo de centro que dice cosas sensatas. Y que critica al cepo y a los que robaron.

- Si, pero va a Brasil a visitar al condenado Lula... ¿cuánto falta para una visita a Lázaro, De Vido, Cristóbal? El kirchnerismo le va a empezar a pedir cosas. Cristina no está gratis en la fórmula...- dijo Ludovico, quien dejó caer una lágrima mientras miraba una foto de Omar de Marchi con la santarrosina Débora Quiroga. La chica se había pasado a apoyar a la peronista Flor Destéfanis, harta de los manejos del poder local, y los dirigentes de Cambia Mendoza le hicieron el vacío. El gordo reflexionó unos instantes antes de responder, mientras repartía las primeras costillas arqueadas. En el centro de la mesa había dejado sólo dos ensaladas. Una de distintas variedades de tomates, incluso algunos confitados, con pretensiones de Gourmet, y la clásica de papas y huevos que no debe faltar en ningún asado.

- No habrá tal visita a la cárcel... pero... en todo caso... lo que veo que les molesta a los macristas y a los radicales, es ver que Alberto hace su camino sin indicaciones del kirchnerismo. Acá actuó como un factor "ordenador. Después del triunfo de Anabel en las internas, la llegada del candidato a presidente ordenó a todos...- dijo el gordo.

- Eso es cierto... me parece que los intendentes ya aceptaron que perdieron...- agregó el Omar, mientras se servía la segunda copa del Trapiche Gran Medalla.

- Es así... miren... hay un "comando" de campaña nacional... donde están uno por sector... Gustavo Valls por Emir y Omar Félix, Patricia Fadel, Carlos Ciurca, Lucas Ilardo... y ese grupo junto a la "fórmula" de Anabel y Jorge Tanús labura en sintonía con los intendentes.... Que no quieren saber nada con perder las elecciones primarias nacionales del 11 de agosto...

Alberto y Anabel repartieron selfies y sonrisas.

- Ya empieza la campaña... ¿no? - preguntó Ludovico.

- Si, la audiovisual sí...-. Precisó el Omar. ¿Cómo es que les interesa tanto ganar ahora? - preguntó el radical de la mesa. El gordo tomó la posta.

- Bueno... a ver... varios planos de análisis... primero, si la fórmula Alberto-Cristina-Uceda pierde en Mendoza con Macri-Pichetto-Cornejo, chau... no hay ninguna chance para el PJ y cuidado, que en las elecciones de los cuatro departamentos peronistas del 1 de setiembre, se puede perder San Martín. Entonces, la única posibilidad que tiene el peronismo de Mendoza de llegar más o menos bien a las elecciones de los cuatro departamentos, más las generales provinciales de gobernador del 29 donde se juegan enteros a la gobernación con Anabel y los departamentos "grandes"; es llevarle a Alberto Fernández el triunfo en las PASO del 11 de agosto...- dijo el gordo.

- Bueno... pero Cornejo les lleva una pila de puntos... en cualquier encuesta el Alfredo va de 43 a 47 puntos de intención de voto. Hasta en las del peronismo...- dijo el Omar, mientras picoteaba unas papas bravas.

- Es verdad... pero se elige presidente y él va a pegado a la boleta de Macri...- se defendió el gordo.

- Bueno, es verdad... pero ustedes en su boleta tienen al Alberto "de centro", más Cristina, más Marisa Uceda que tiene bajo conocimiento... No sé... es difícil igual... en el gobierno provincial, dicen que la PASO se gana o se pierde por poco, por eso están tensos y "contestones" con el peronismo, que además viene de pasar un papelón doble con el tema de la deuda y de las obras.

- ¿Doble?

- Sí, porque el Alfredo, Suarez, Paula Allasino, los legisladores, les ganaron la pelea política de las cuatro obras que quieren financiar con plata del BID y que el peronismo regatea... y porque Alberto Fernández dijo una burrada sobre la deuda de Mendoza y Rodolfo Suarez lo sentó de traste en las redes sociales...

- Ah... pero Lucas Ilardo les contestó...- dijo Julián en el tono más neutro posible.

- Sí, lo que quieras. Pero acá la pelea está clarita. El peronismo de Mendoza va a tratar de "nacionalizar" la campaña y que no les hagan recordar de los últimos meses del gobierno de Paco, o de las "gestiones" carcelarias de Salgado y Lobos. Y el radicalismo más sus socios de Cambia Mendoza, intentarán "provincializar" y comparar gestiones, que es su mejor ventaja. La presión política apoyada en la gestión que meten Cornejo y todos sus intendentes, incluyendo a los que son candidatos a gobernador y vice, no admiten ningún paralelo en las gestiones del PJ, salvo tal vez Maipú... Y bueno... ese es el escenario que vamos a ver...- dijo Julián, y levantó la copa para brindar por las buenas amistades de la política. Ludovico tenía curiosidad de la "social" del peronismo con Alberto:

- ¿Estuvieron todos?

- Sí, Todos... hasta los que no creen que Anabel pueda ganar y gobernar y están pensando en la agrupación "30 de setiembre" para el día después de las elecciones...- dijo el dueño de casa, y mostró una galería imperdible de peronistas convocados en San Martín:

Emir Félix, "Perruco" Leiva, Celso Jaque.

Artista ex director del zoo, Norberto Filippo.

Guillermo Carmona, Patricia Fadel.

Matías Stevanato, Roberto Righi, Alejandro Abraham.

Emir y Martín Aveiro, en primer plano.

Candidatos y candidatas a intendente.

Jorge Giménez, el anfitrión, con Alberto F.

Candidato a presidente en modo "selfie".

Postal de candidatos peronistas.

- Mierda... Todos es "todos" - reconoció el Omar.

- Sí, porque la verdad es que los intendentes si ganan ahora no tienen reelección, y vos sabés cómo es el peronismo. Se ordena, en este caso detrás de Alberto Fernández, que es un candidato a presidente con chances serias... ¿no?

- Es cierto, siempre que lo dejen gobernar... Va a tener que dar un poco por derecha y otro por izquierda...

- ¡Hasta que eche a los montoneros de la Plaza de Mayo! - gritó Ludovico, y los amigos estallaron en carcajadas. El Ruso lo miró al Omar.

- ¿Y ustedes, en qué andan? - le preguntó al radical del grupete, lo que le permitió al gordo ir por el vacío, que estaba hecho una manteca. Lo había cocinado sólo con sal, y unas ramitas de tomillo y romero.

Cornejo en La Paz. Un departamento de voto "peleado".

- Todo muy tranquilo, apoyados en la gestión... No le vamos a dejar pasar al peronismo ni una sola, todas se las vamos a responder a contrastarles las gestiones...

- ¿La de Macri también?

- ¡Jajajajajajaa! No... esa no es nuestra.... pero bueno... este sábado antes del fútbol se juntaron todos, el partido, los intendentes, los candidatos, estuvieron viendo logística de la campaña... cómo hacer con Macri...

- Durante todo el sábado circuló la versión de que el presidente estaba en una bodega boutique en Tupungato, guardado...- intervino Ludovico.

- Es cierto... estuvieron todos con eso... y que la bodega estaba cerrada para Macri, lo que no era cierto. A 500 dólares la noche, en Casa Pedrini tenían lugar y el restaurante y el alojamiento estaban disponibles...

- ¿Por qué Pedrini?

- Es la información que circuló todo el día... Lo llamativo fue que las desmentidas transcurrieron súper silenciosas. Lo que sí sé, es que no hubo ningún tipo de movimiento. Un amigo mío de la Casa de Gobierno me dijo que si vino, fue sólo unas horas con su esposa y en el más absoluto secreto... pero me parece que terminó siendo una noticia falsa... de las tantas que inundan las redes... dijo el Omar.

La cena fue llegando a su fin. Después de un café bien cargado y de unas "islas flotantes" de postre que había preparado el gordo, los amigos partieron rumbo a los autos.

...

- Gordo... ¿Qué pasa con Cambia Mendoza en Santa Rosa?

- Pasa que algunos radicales se hartaron de la poca claridad con la que se manejan en el departamento... porque hay un núcleo político muy cerrado, que debe muchas explicaciones... y bueno... Débora Quiroga decidió irse y apoyar a Flor Destéfanis.

- Pero la Flor es peronista...

- Y sí... por eso la UCR, el PRO con De Marchi a la cabeza, los otros concejales, decidieron no acompañarla... al menos, en lo formal...

Flor Destéfanis y Débora Quiroga.

- ¿Y entonces?

- La política no es aritmética. Hay que esperar... y votar... en ese departamento hay una situación política local muy compleja.

- ¿Compraste dólares?

- Sí... está bajito... nadie sabe si puede haber algún "rebote", pero ya nadie piensa que habrá una corrida si el Alberto gana las PASO a presidente. Lo que sí, mientras siga la inflación, el dólar a menos de 43 pesos "huele" a atraso cambiario. No hay que volverse loco. Pasa que en el gobierno consiguieron un gran candidato...

- ¿Pichetto?

- ¡No! ¡El dólar quieto y barato!

- ¡Jajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra, en medio del horizonte helado del invierno mendocino.