Quincho: elecciones de hoy, el día después, y el "dólar de $ 5,70" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 9 Jun 2019Domingo, 09/06/19 atrás

El teléfono sonaba sin parar. Mensajes, mail, WhatsApp, llamadas... el gordo abrió los ojos apenas. No quería sacar los pies de debajo de las sábanas. La mañana pintaba fresca y soleada. Agarró el smartphone como pudo y con un ojo se puso a mirar. Y casi le da un ataque. El Ruso le mandaba números en rojo.

-¡¡Julián, mierda, levántate... se volvieron locos... el dólar a 5,70... rajá a comprar!!

- ¿Pero qué pasa? - se preguntó, mientras se levantaba a los tropezones. Prendió la TV. Era un infierno. Las noticias anunciaban el tipo de cambio fijo a 5,70 pesos por dólar. Se restregó los ojos con fuerza. Abrió la puerta y manoteó el diario de papel que aún le dejaba el diarero. El gordo lo compraba para que el repartidor no perdiera el laburo... Miró los titulares y sintió una punzada fuerte en el pecho y el hormigueo inquietante y conocido en el brazo izquierdo, desde los dedos hasta la nuca. Apenas si podía respirar. "¡Dólar a 5,70 y control de cambio!" Decía el titular. Lo llamó al Ruso, mientras se terminaba de vestir para salir a todo vapor hacia el centro.

- Ruso... por Dios... qué mierda pasa...-

- Macri se volvió loco Julián... dice que con el dólar barato la gente va a volver a consumir... venite ya...- le rogó.

Julián cerró a las corridas, puso la alarma, se subió al auto, y partió a toda velocidad. En la Panamericana a la altura de Palmares ya había una cola enorme de automovilistas a los bocinazos, rumbo a la montaña. Era un infierno ensordecedor.

- ¿Dónde van? - le preguntó a un flaquito que iba con toda la familia en un Dodge Polara equipado de dos tubos de gas en el baúl y otros dos atornillados al techo.

- A Chile... el paso es un quilombo... La cola ya llega hasta acá... ¡¡Nos vamos a comprar todo!! Dijo el tipo, feliz. Había tres días de demora para pasar la Aduana. Julián sospechó que estaba otra vez en una de sus pesadillas. Miró los títulos por segunda vez. Le llamó la atención una foto de José Luis Espert, esposado, entrando a un patrullero. "Espert preso por dar malas noticias de la Economía" decía el titular. Y anunciaba que lo encerrarían en el mismo Pabellón que Melconian y Alfonso Prat Gay.

- Debo estar soñando...- masculló. Trató de llegar al centro, pero la desesperación por los dólares era tremenda y el tránsito estaba atascado. Prendió la radio para escuchar las noticias. (¿Cuántos días habré dormido...?) pensó Julián. Lo último que recordaba era una bondiola de cerdo, bien asada y tierna como una manteca, en la cantina de Impsa. ¿Se había emborrachado?

El locutor anunciaba noticias de pesadilla. "Los presidentes conjuntos de la Patria Grande, Mauricio Macri y Jair Bolsonaro, convocaron de urgencia a Kicillof" decían. "Se acabaron las reservas del Banco Central" pregonaba otro. Uno más: "Los presidentes y el reciente asumido Kicillof decretaron un súper cepo que será controlado por Gendarmería. Cortarán los dedos a quienes lo violen". Otro relató "El dólar blue ya llega a los 70 pesos en la City porteña". Julián sintió que las piernas se le aflojaban y se bajó a vomitar. Después, subió al auto como pudo y con las entrañas temblando. "El Congreso de la Nación, con mayoría kirchnerista, inició juicio político al presidente Macri, echó a Bolsonaro y convocó a Nicolás Maduro como canciller. La vicepresidenta Laura Montero asume la presidencia de la Nación" dijo un propalador oficial.

- Nunca más me como tres platos de bondiola de cerdo...- dijo Julián. Se bajó del auto y se tiró de cabeza al canal Cacique Guaymallén. El agua se volvió totalmente negra y helada. Cerró los ojos y se hundió en la oscuridad más profunda, hasta que pudo escuchar su propia respiración. Se quedó dormido en su propio sueño.

...

Julián despertó horas después. Prendió el teléfono a las apuradas. "Massa vuelve con Cristina", "Macri no sabe quién será su candidato a vice", "Dólar a 46,50 y riesgo país  a mil", "Donald Trump y el FMI surten de dólares al Banco Central", "Nuevo procesamiento y pedido de cárcel a Cristina". "Los radicales quieren bajar a Macri de la fórmula de Cambiemos", "Desastrosos números de la industria y la tasa llega al 75 %". "Guerra de videos, noticias falsas, encuestas truchas y operaciones en Mendoza". "El 51,7 % de los menores de edad son pobres en la Argentina".

Siguió "scrolleando" su teléfono y respiró aliviado. La pesadilla ya había terminado y habíamos vuelto a la normalidad. Afuera, apenas estaba amaneciendo.

...

A las seis de la tarde, el gordo empezó a tiernizar el matambre de novillo, de dos kilos y medio, con un método bastante activo. Lo puso en su asadera más grande, la que usaba para el lechón al horno, de manera que quedase entero con la grasa hacia abajo. Lo cubrió de leche, ají molido, tomillo, y pimienta negra recién molida. Sumó una cucharadita de bicarbonato de sodio, para acelerar el tiernizado, y luego lo horneó con temperatura muy suave durante dos horas y media. Cuando sus amigos llegaron, lo puso a la parrilla, lo cubrió con unos granos de sal, salsa de tomate casera con albahaca y ajo, y arriba colocó unas rodajas de Muzzarella y Cuartirolo. Cuando el queso estuvo derretido, Julián "pintó" el matambre con un chimichurri pizzero especial que preparaba con aceite de oliva, sal, ajos frescos, ají molido, orégano, pimienta, pimentón dulce, y un poquito de verdeo rallado. Una delicia. En el mismo horno en el que había tiernizado el matambre, a fuego fuerte salieron unas papas a las que sólo le agregó sal, para que no compitiesen con el matambre. En la mesa, había un par de Malbec de Nieto & Senetiner. Los muchachos le recibieron con un aplauso cerrado.

Un buen matambre a la pizza.

- ¿Y la veda? - preguntó el Ruso.

- Dejate de joder... ¡A ver si ahora no podemos tomar un buen Malbec! - dijo el gordo, que se divertía bastante con algunas de las antiguas reglas electorales, que datan de cuando no existían Internet, celulares, encuestas, redes sociales, satélites, ni un carajo. Ahora no hacía falta el "voto-cadena". Era suficiente con unas cuántas fake news.

La charla se armó rapidito alrededor de los nuevos escenarios que se producirían a partir de este lunes. Con la chapa puesta. El Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, hasta con los amigos de De Marchi, tomó la palabra mientras veía en su plato el aterrizar suave de una enorme porción de matambre a la pizza que le arrimaba el gordo:

- Si los resultados son los "lógicos..."

- La vedaaaaaaaa....

- Bueno, lo que te digo es que -si los resultados son los que parecen- el Alfredo se va a tomar un avión y le va a ir a exigir definiciones a Marcos Peña. Acordate que el miércoles a las doce de la noche cierra el plazo para cerrar los frentes para las presidenciales. Y Peña quiere abrir Cambiemos pero "poquito", y los radicales estamos con los "compañeros" al plato...- dijo el radical del grupete.

Cornejo y Morales, dos que van a ser protagonistas esta semana.

- Yo me enteré que Gerardo Morales les ha dicho a varios radicales que -si gana este domingo en su provincia- va a ir el mismo lunes a la Casa Rosada a patearles la puerta para que abran Cambiemos en serio...- anunció el dueño de casa, mientras repartía el "Nieto & Senetiner" prolijamente en las copas.

- Bueno... puede ser... Alfredo va a ir martes o miércoles con la misma idea... A decir unas cuántas cosas...

- A ver... finalmente... ¿Qué quiere Cornejo respecto de Macri y de Cambiemos? - preguntó Ludovico. El Omar pensó unos instantes antes de responder.

- Lo primero que busca el Alfredo es "inmunizar" la elección mendocina al virus Macri. Quiere evitar el contagio, y que una mala elección de Cambiemos en las primarias nacionales de agosto terminen infectando la elección provincial de setiembre. Creo que eso se consiguió. Es decir, nadie salvo los peronistas que son candidatos dicen que Cornejo es Macri. Después... está tratando de evitar el desastre. Ya desde la Convención, el Alfredo sabe que va a ser muy difícil que Macri y Marcos Peña cambien de idea. De hecho, fueron abortando cada una de las iniciativas superadoras que aparecieron en Cambiemos, sobre todo las propuestas por el radicalismo, o por el "ala peronista" del PRO. Los posibles aliados peronistas se fueron diluyendo en su propio quilombo, y la verdad es que la UCR se va a tener que inscribir en Cambiemos el miércoles, bancarse lo que elija Macri, con suerte habrá un vicepresidente -o una- radical, y rezar para que la billetera de Donald Trump y el FMI sigan surtiendo de dólares a la Argentina. El dólar estable con las tasas "volando", que es como tener hipertensión y no tomar la pastillita diaria, y que la inflación se mantenga más o menos... y que no explote nada, representan la única chance que tiene Cambiemos, y fomentar la grieta.

Bolsonaro y Macri, la semana pasada.

- ¿Y si se van? - preguntó Ludovico, un poco cansado de los socios del presidente.

- No. Sería una locura. Dividir el voto de Cambiemos sería como regalarle la presidencia a Cristina.

- A Alberto...- corrigió el gordo.

- Bueno... Al Alberto...- insistió el Omar, mientras cortaba un tiernísimo bocado del matambre a la pizza.

- Igual, lo que pase hoy en Mendoza es determinante. Si la suma de Rodolfo Suarez y de Omar De Marchi fuera apenas superior o muy pareja con Anabel y Bermejo, por más que individualmente haya diferencias, sería un escenario muy ajustado como para ir a poner condiciones duras en Buenos Aires. Alfredo necesita ganar bien para ir a la Casa Rosada a patear traseros como piensa hacer Morales...- especuló Julián, reforzando la porción de papas bravas en su plato. Si gana bien con buena diferencia sobre el peronismo, va a pasar unos meses tranquilo. Y si no, tendrá que nadar un mar de tiburones con Mauricio colgado de la espalda... Obvio que si los radicales suman menos que los peronistas, sería un desastre para el oficialismo.

- ¿Y por casa? ¿Qué hay del peronismo hoy, cómo es la foto de este lunes? - preguntó el Omar. Julián se tomó un rato para terminar su bocado, y lubricarse con un buen trago de Malbec.

- Los compañeros tienen muchas incógnitas, algunas compartidas entre Unidad Ciudadana y el peronismo de los intendentes. La salud de Alberto, si Cristina sigue ocupando el lugar de candidata a vice o se baja para darle el lugar a Massa o a alguien de Alternativa Federal, si Massa arregla o no con los kirchneristas, y si el país va hacia una elección bipartidista muy polarizada entre Cambiemos y el Frente Para la Victoria más todo el peronismo suelto... Y respecto de la elección local, lo que creo es que entre los peronismos la elección será muy apretada. Apenas de unos puntos a favor de uno u otro. Sí te puedo decir que algunos radicales y kirchneristas que hablan entre ellos, tienen números parecidos.

- ¿Hablan? - se sorprendió Ludovico.

- Sí querido. Acá, todavía somos civilizados...- dijo el gordo, y lo amigos brindaron por las buenas costumbres de la democracia.

...

La cena fue llegando a su fin. Después del matambrito, el gordo sirvió un café bien fuerte que solía preparar en una cafetera italiana, y luego, peras al Malbec. Las preparaba con auténticas "chauchas" de vainilla que conseguía a 320 mangos la unidad. Luego, los amigos partieron rumbo a los autos.

- ¿Votás temprano?

- Sí, pero no tanto como para que me "engrampen" como presidente de mesa.

- ¡Jajajajajaaaa! Decime... ¿Cómo hicieron ese abrazo "Suarez-De Marchi"?

- Unos estaban en la Peatonal... los otros... en la Plaza Independencia... y a un radical muy avispado tuvo la idea de salirle al encuentro al Omar... y quedó en medio de los carteles y los cánticos de la gente del Rody...-

- ¿Y ayer, qué hicieron?

- Los intendentes radicales, algunos candidatos del oficialismo y Cornejo, hicieron un "fulbito" liviano en Las Heras. Suarez pasó la tarde en familia, con series de Netflix y mateando. De Marchi pasó parte del viernes y del sábado saludando gente y con encuentros, y después se desenchufó. El Ale Bermejo se concentró en Maipú, que lo habían dejado para lo último. Ensobrando boletas, repasando la logística. Mario Abed anduvo por el Este saludando amigos, en San Martín, después se dedicó a las tareas caseras. Todo el mundo estuvo en la misma. Hoy es un día difícil. Lo bueno es que este domingo a la noche seguro hay fotos de unidad, tanto en Cambia Mendoza, como en el peronismo.

- ¿Seguro-seguro?

- Bueno.... A Seguro...

- ¡Se lo llevaron preso, le dieron domiciliaria, y después de dos millones de apelaciones, operaciones de prensa, y fake news, lo dejaron en libertad!

- ¡Jajajajajajaaaaaaaaa...!

- Gordo... ¿Quién gana?

- No te lo voy a decir, porque estamos en veda. Sí te digo que nunca vi a la gente tan desinteresada como en esta elección...

- ¿Sabés por qué es eso?

- Sí. Porque no hay un mango... y porque la mayoría está cansada de ser un país de segunda división.

- ¿Y qué tiene? Capaz un día... ¡Somos Campeones de América! ¡Y le ganamos a Chile y a Brasil!

- ¡Tenés razón! ¡Jajajajajajajaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra, con la idea de ir a votar. Y después, almuerzo en familia, y a esperar los resultados. Como el Boca-River electoral que ocurre cada dos años.