Sábado 22 Dic 2018 26 días atrás
porAna Paula Negri
Periodista

La reflexión de Marcelo Tinelli esta semana durante la final del Bailando, en la que compitieron dos mediáticas feministas Jimena Barón y Sofía Morandi con Julián Serrano, fue una de las declaraciones más significativas de los últimos años en los medios.

Aparte de hablar sobre su el armado de su productora La Flia y su experiencia como papá a los 50, el conductor hizo mención a los videos que se viralizaron esta semana con el recordado "corte de pollerita" que realizaba a las participantes en "la previa" de su presentación.

Si bien Tinelli no mencionó particularmente ese episodio o los acosos que sufrían las mujeres víctimas de sus "cámaras ocultas", hizo un mea culpa y se refirió al movimiento feminista visualizado especialmente en la denuncia pública y penal que hizo Thelma Fardín por violación a Juan Darthés.

"Las mujeres están impulsando un cambio cultural que ya es imparable. Es un grito de justicia, de igualdad, que no se puede ignorar más", señaló el conductor, quien dijo que los hombres debía "escuchar a las mujeres, que exigen sus derechos tan merecidos y postergados" porque los están "enseñando a ser mejores".

"Nosotros somos hombres de otras generaciones, que nos criamos con otros códigos -explicó-. Y no es momento de quedarse callados, ni para las mujeres ni para los hombres. Pero lo bueno es que tenemos que repensar y tenemos que corregir. ¿Viste cuando en el GPS te sale un 'recalculando'? Bueno, eso nos está pasando. Y estoy seguro, por más tapes que muestren, que hay cosas que hicimos acá que no las volveríamos a hacer, y contenidos para el programa que hoy no los haría nunca. Pero que están ahí, como están los de tantos años de tele y de grandes figuras de la Argentina. Pero hoy lo podemos reconocer. ¿Saben por qué? Porque escuchamos, porque aprendemos y porque seguiremos aprendiendo", concluyó Tinelli.

Por su parte, Baby Etchecopar no hizo ninguna revisión interna sobre sus terribles declaraciones en contra del movimiento feminista pero debió acotar las condiciones de una probation con la Justicia por discriminación y violencia de género que implica que deba darle 10 minutos de aire a una académica en temas de género sin poder hacer comentarios antes, durante o después sobre el tema tratado.

El fiscal de la causa le dijo a Clarín: "Me pareció importante que la audiencia de Baby Etchecopar pudiera escuchar otras voces y otras explicaciones distintas de lo que están acostumbrados a escuchar. Y si esto le sube la audiencia, bueno, mejor, bienvenido sea, habrá más personas escuchando otras opiniones. Es una idea no punitivista sino que busca mejorar la tolerancia".

De forma espontánea, como una estrategia de marketing o de forma obligada, los medios están modificando su tratamiento hacia los temas de género. Falta mucho camino por delante, faltan revisiones y profesionalización de periodistas, editores y directores en todo el país pero hay algunas cosas que ya no vamos a dejar pasar.