Abusos: ya son más de 600 los alumnos escrachados - Mendoza Post
Abusos: ya son más de 600 los alumnos escrachados

La ola de denuncias de alumnas y ex estudiantes de los colegios universitarios por abusos sexuales no para de crecer. Polémica por una acusación equivocada.

Abusos: ya son más de 600 los alumnos escrachados

Por: Mendoza PostLunes 17 Dic 2018

Ya son más de 600 los estudiantes y egresados de los colegios de la UNCuyo "escrachados" en las redes sociales por supuestos casos de abuso sexual, después de que la semana pasada -debido al conmocionante caso Fardín-Darthés- un grupo de alumnas decidiera hacer públicas las situaciones que han vivido, transmitiendo sus experiencias traumáticas a la estudiante de abogacía María Victoria Coria, una de las militantes feministas egresada del Martín Zapata, que abrió un "hilo" de Twitter y comenzó a publicar, uno a uno, los nombres de "machos/abusadores" de Mendoza. La publicación en las redes sociales desbordó rápidamente de réplicas, "reposteos" y nuevas historias. Decenas de jóvenes mendocinas le enviaron a Coria (@Tori_Coria en Twitter) relatos muy crudos de situaciones que habían vivido. No sólo abusos, sino violaciones en medio de situaciones de extrema vulnerabilidad. Varias de las chicas contaron además haber estado "borrachas" durante los ataques, lo que al abuso en sí agrega un problema social: el alcohol en las fiestas de jóvenes y adolescentes.

Según padres de alumnos "escrachados", y que juran ser inocentes, ya son más de 600 los nombres de los chicos vinculados a situaciones de abuso. Unos 360, en la cuenta de @Tori_Coria y tuits relacionados, y otros, en cuentas de otras usuarias de Twitter. Algunos de esos padres han decidido iniciar acciones legales contra quienes difundieron el nombre de sus hijos como posibles abusadores. Es un arma de doble filo. Muchas de las historias contadas por las alumnas resultan veraces, por el nivel de detalle, y el sufrimiento que -contaron- arrastraron durante años.

Alumnas del CUC visibilizaron los abusos.

La oleada de denuncias en las redes sociales no ha tenido grandes réplicas en la Justicia. De momento, sólo cinco denuncias por distintos grados de abuso han ingresado a la oficina fiscal 1, de alumnas de alguno de los colegios universitarios. Pero estas denuncias fueron anteriores a la explosión del caso Fardin-Darthés.

De hecho, las alumnas del CUC leyeron el viernes un documento elaborado en conjunto durante su acto de colación. Pidieron a los adultos padres, directivos, docentes y no docentes: "No nos dejen solas nunca más".

Solicitaron también que se conforme una "Comisión de mujeres e identidades disidentes" por un proyecto escrito por alumnas de los cinco colegios de la Universidad Nacional de Cuyo: Martín Zapata, Liceo Agrícola y Enológico, Magisterio, Colegio Universitario Central y la Escuela de Agricultura de Alvear.

"No queríamos quedarnos en el tema de los abusos y también queríamos hacerles llegar a la gente cómo nos habíamos sentido, cómo nos influenciaba esta situación. Bastante bien que nos dieran la posibilidad de hablar en el escenario", dijo una de las alumnas que presentaron el documento.

Según contaron padres de las adolescentes que denunciaron estos casos, "los pibes más grandes suelen ir a las fiestas de 15 y a las "pool party" del ambiente del rugby. Ahí, por lo general, tienen 'marcadas' a las chicas que tienen menos experiencia con el alcohol, las emborrachan, y luego las abusan".

Por su parte, la directora de Educación Secundaria de la UNCuyo, María Ana Barrozo, informo al Post sobre la situación de los colegios universitarios: "Teníamos la presunción de que algo así podía suceder a partir del contexto nacional. Suponíamos que podía pasar en nuestras educaciones educativas por la franja etaria de nuestros alumnos, la cual es muy particular, vinculada a este tema".

Ante los pedidos de las alumnas, determinó: "Quisiera aclarar que la UNCuyo tiene una clara preocupación sobre estos temas, nos hemos ocupado y no a partir de esta situación, sino que venimos trabajando con políticas de género desde hace bastante tiempo".

Las denuncias

Padres de jóvenes que fueron escrachados en las redes sociales iniciarán acciones legales contra las mujeres que los acusaron de "abusadores" en una lista de más de 300 adolescentes mendocinos. Si bien algunas de las mujeres que realizaron las acusaciones en las redes sociales se retractaron y pidieron perdón por los daños ocasionados, muchos sienten que "el daño ya está hecho".

Marcelo Ríspoli, uno de los progenitores de los nombres que aparecieron en el polémico registro, y su hermano Fabio contaron al POST cómo llegó el adolescente a esa lista: "Hizo una crítica al feminismo en el momento que Thelma Fardín contaba la denuncia que realizó contra Juan Darthés por abuso sexual".

"Sin embargo, al ver que se empezaba a armar mucho problema por esa opinión, él borró el comentario y pidió disculpas. Pero a partir de ahí entró en la famosa lista y comenzó a recibir diferentes tipos de amenazas", agregó el tío.

Polémica por una retractación

El domingo, una retractación por la falsa acusación a un chico llamado Facundo (@facundo15029204), generó un verdadero revuelo en las redes sociales. Facundo había sido "escrachado" por error, y una foto con su cara había ido a dar al famoso "hilo" de Twitter en que escracharon a los "machos/abusadores". El video con el audio de la retractación de la referente feminista @Tori_Coria tenía anoche cerca de la medianoche cerca de 34.000 reproducciones. Y contando.

El siguiente, es el texto original que publicó el chico acusado por error en Twitter:

"...espero que no vuelva a pasar y antes de acusar fíjense lo que publican o hablan no todos somos iguales si gracias por la disculpa tori pero yo quedé manchado y cuando quise hablar con la mejor no escucharon en su momento mi familia amargada yo amargado todo el día tb..."

Luego, publicó parte de la charla, y el audio de disculpa, que anoche tenía miles de reproducciones y una intensa actividad en la red social del pajarito:

Finalmente, se espera que hoy se hagan presentaciones de al menos cinco familias de chicos "escrachados", para denunciar por difamación a las autoras de los posteos. "Imputar a una persona falsamente un delito, es grave" dijo a este diario una fuente fiscal.