Escándalo: Solá inventó una charla entre Fernández y Biden - Mendoza Post
Escándalo: Solá inventó una charla entre Fernández y Biden

La reconstrucción que hizo el canciller en los medios generó un inesperado problema con Estados Unidos.

Escándalo: Solá inventó una charla entre Fernández y Biden

Por: Mendoza PostMiércoles 2 Dic 2020

Si bien es cierto que Alberto Fernández y Joe Biden mantuvieron una charla telefónica de 35 minutos sobre las relaciones bilaterales entre Argentina y Estados Unidos, es falsa la reconstrucción del temario que hizo el canciller Felipe Solá.

Según reveló Román Lejtman en Infobae, no es cierto que Fernández haya exigido el desplazamiento del director de los Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional (FMI), versión que había confirmado el canciller Solá en declaraciones radiales.

¿Qué pasó entonces? Según el informe, el lunes, Felipe Solá llegó a la Quinta de Olivos cerca de las 16 para escuchar el primer diálogo entre Fernández y Biden. Y pasó algo insólito: la cita diplomática era en Casa Rosada.

Fernández, durante la charla con Biden.

Entonces, de aquí a que Solá se trasladó a Balcarce 50, pasó mucho tiempo y la charla telefónica entre Fernández y Biden finalizó sin la presencia del canciller. Por lo tanto, Solá no escuchó ni una palabra del diálogo diplomático.

Sin embargo, Solá aceptó un reportaje de los periodistas Diego Iglesias y Gisela Busaniche, por Radio con Vos, en donde el canciller contaría detalles de la charla entre Fernández y Biden; detalles que no tenía. La nota empezó a las 17.37 del lunes.

La charla: Alberto Fernández dialogó con Joe Biden por teléfono

-¿ Y cuáles fueron los ejes centrales de la conversación (entre Alberto Fernández y Biden)?-, preguntó Iglesias al canciller.

-El presidente (Alberto) Fernández le pidió dos o tres cosas. En forma medio general, pero muy importantes para la Argentina. Una es el visto bueno, la ayuda, la buena fe, la buena voluntad, del director de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional. Porque actualmente no estamos teniendo mucha suerte en este sentido con el director que deberá cambiar, que tendrá que cambiar después del 20 de enero. El gobierno que se va no está teniendo las mejores actitudes, en ese sentido, en el Fondo. Y el presidente Biden le dijo que él iba tratar de liberar, saldar, esa es la palabra que usó, los problemas financieros de América Latina.

Sin embargo, según reconstruyó Infobae, el presidente Fernández -que durante la charla con Biden estuvo acompañado por varios funcionarios, menos Solá- nunca mencionó al representante de Estados Unidos en el board del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

"El presidente sí hizo referencia al FMI, y a la ayuda del Papa Francisco en la negociación de la deuda externa, pero Solá inventó toda la conversación que le contó a los periodistas Iglesias y Busaniche", publicó Lejtman.

A las 19.11 del lunes, una gacetilla del Ministerio de Relaciones Exteriores aterrizó en todas las redacciones de la Argentina. El texto oficial repetía las declaraciones de Solá asegurando que Alberto Fernández había exigido el desplazamiento del director de los Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional.

También al teléfono: Alberto dialogó con Bolsonaro y pidió dejar las diferencias atrás

Y a la misma hora, un cable de una agencia internacional multiplicaba a nivel global la recreación del canciller sobre el diálogo Alberto Fernández-Biden. En Washington, adonde están los cuarteles generales del FMI, la noticia firmada en la Argentina causó un inesperado estruendo diplomático.

Mark Rosen es operador de Wall Street y amigo personal de Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de los Estados Unidos. Mnuchin le propuso ser director de Estados Unidos en el FMI, y Rosen aceptó sin dudar. Nunca había trabajado en la administración pública, pero es enfocado, tiene buen carácter y ya conoce las reglas del juego en DC.

Guzmán y Rosen.

Rosen se sintió traicionado cuando leyó el cable con las declaraciones de Solá. Nunca había operado en contra de la Casa Rosada y siempre tuvo buen trato con Sergio Chodos, director del Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional.

Posteriormente, Chodos cumplió con su palabra. Apoyado por Guzmán logró que el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, se comunicara con la agencia internacional e hiciera una desmentida soft de la inesperada exégesis que hizo Solá sobre la conversación reservada entre Alberto Fernández y Biden.

-¿Qué pensas de las declaraciones de Solá sobre el FMI y el director de los Estados Unidos?-, le preguntaron ayer al presidente en la Casa Rosada.

-Fue un error de Solá. Nunca hablamos de eso-, contestó Alberto Fernández.

Esta nota habla de: