Hacé pan sin Tacc, sin lactosa y sin horno - Mendoza Post
Viernes 19 Feb 2021
porGabriela Moreno
Periodista

Si sos celíaco o sensible al gluten y además intolerante a la lactosa seguramente has tenido que recorrer varios lugares o pedir ayuda en los grupos de WhatsApp para que te socorran cuando te quedaste sin el pan o sin las tostadas de arroz, y vas a  quedarte con las ganas del sándwich o la merienda o, lo que es peor, vas a quedarte mirando mientras el resto de los comensales tienen su parte, por supuesto de esa que vos no podés ni tocar.

Para esos momentos hay una opción para salir del paso, siempre y cuando tengas alguna premezcla sin Tacc y un poco de levadura en polvo. ¿Quedan ricos? Sí, siempre que no te pases con los ingredientes. ¿Se ven como de panadería? Y... Todo depende del hambre con que los mires.

Aquí van los ingredientes y los pasos a seguir para los pancitos sin Tacc, sin lactosa y al sartén. Si no te sale perfecto no te frustres, cocinar distinto lleva su tiempo.  Utilizar productos Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno requiere de un aprendizaje y también es bueno mencionar que para muchos utilizarlos es su camino a una buena salud. No se trata de una moda. Dicho esto, pasemos a la receta.

Se necesitan 300 gramos de premezcla sin tacc, si contiene goma xántica mejor, porque hace que las preparaciones queden más armadas; 1/2 cucharadita de sal; 10 gramos de levadura en polvo; 1/2 cucharadita de azúcar, 1 cucharada de aceite de girasol y agua en cantidad necesaria.

El primer paso es mezclar todos los ingredientes secos en un bol, es decir la premezcla, la lavadura, el azúcar y la sal. Una vez que estén integrados, se realiza un hueco en el centro para agregar el aceite y el agua de a poco, hasta que se logre formar una masa que permita trabajarse con las manos sin que quede pegada en los dedos, algo que suele suceder cuando usamos este tipo de harinas.

Cuando se logra una consistencia pareja se amasa durante unos minutos hasta dejar un bollo liso. Luego se separa el bollo en dos para armar dos pancitos, incluso es posible armar cuatro como si se tratara de tortitas. 

Finalmente en una sartén completamente seca se colocan los pancitos ya armados y se cocinan a fuego mínimo; eviten que tenga demasiado calor, porque pueden apelmazarse. 

Cuando noten que pueden despegarlos, hay que darlos vuelta para que terminen la cocción. El tiempo va a depender del tamaño que le hayan dado, de la sartén y del fuego.

Recomendaciones: no se pasen con el aceite ni con el agua. Si eso sucede vayan incorporando premezcla de a poco hasta que la masa quede lisita.

Repito, es una opción rápida para esos momentos en que conseguir un pan sin Tacc se transforma en una travesía. No es un pan con mucha miga, pero aguanta para un sanguchito.

Esta nota habla de: