Estos son los olores que más odian los perros - Mendoza Post
Estos son los olores que más odian los perros

Siete aromas que pueden hacerle pasar un muy mal momento a nuestras mascotas.

Estos son los olores que más odian los perros

Por: Mendoza PostLunes 9 Ago 2021

Todos amamos a nuestras mascotas y esperamos que nunca pasen algún tipo de disgusto. Su bienestar es clave para que puedan sentirse bien. Pero hay algo que definitivamente los perturba y demasiado y a nosotros no. Se trata de ciertos olores que no los deja tranquilos, los hace ponerse nerviosos y realmente lo detestan.

Por eso mismo, hoy te contamos cuáles son esos aromas que pueden ser agradables para el ser humano y que terminan siendo una real pesadilla para los peludos de cuatro patas.

Cítricos

A muchos nos encanta el aroma fresco, sutil y duradero de los cítricos, tanto que elegimos productos de limpieza o ambientadores buscando que la casa se impregne de ese olor a limón.

Pues debemos saber que el olor a limón, naranja, pomelo, mandarina es uno de los más odiados por nuestros perros, tanto en su versión natural (la fruta en sí), como más aún en forma de aceites esenciales, más concentrados.

Alcohol

El alcohol antiséptico resulta insoportable para la nariz de los canes y debemos evitar que entre en contacto con él, así que no es un producto adecuado para, por ejemplo, desinfectar sus heridas o limpiar superficies con las que vayan a estar en contacto.

Vinagre

Algunas personas utilizan el vinagre como repelente para disuadir a sus perros de que se acerquen a determinados lugares, ya que es otro de los olores por el que sienten un gran rechazo.

Ver: ¿Qué son los babyligths?

A veces, es cierto que se pueden usar los olores para evitar el acceso de nuestras mascotas a determinados sitios, sobre todo para que no orinen en ellos, pero si optamos por esta fórmula es mejor usar productos naturales (una peladura de limón, vinagre de manzana...) y descartar todos los de origen químico, más molestos y muchas veces más concentrados.

Productos de limpieza

La lejía, el amoniaco, el cloro...además de ser productos que pueden ser irritantes, también resultan muy molestos para el olfato del perro.

Por eso, cuando vayamos a limpiar la casa con estos productos tenemos que intentar que sea en ausencia del perro, por ejemplo aprovechando uno de sus paseos, y luego ventilar bien la estancia para reducir en lo posible la permanencia del olor.

Perfume

¡Y nosotros que nos perfumamos para oler mejor! Esto resulta efectivo con otras personas, pero no con nuestros perros.

De hecho causa el efecto contrario porque lo que hacemos es enmascarar nuestro olor corporal, que ellos adoran, y usar un perfume compuesto por sustancias químicas que detestan.

Laca de uñas y quitaesmalte

Tanto la laca de uñas como el quitaesmalte resultan repulsivos para los perros, sobre todo los que llevan acetona, así que debemos evitar usarlos en su presencia.

Naftalina

La naftalina no solo es uno de los olores que más detestan los perros, también es altamente tóxica para ellos hasta el punto que si ingieren alguna de las bolitas puede provocarles la muerte, así que tendremos que evitar su uso o al menos mantenerlas fuera de su alcance.

Ver: ¿Cuáles son los riesgos de estar sentado demasiado tiempo?

Esta nota habla de: