Orozco: "Quiero que la vacuna llegue a la familia municipal" - Mendoza Post
Jueves 15 Abr 2021
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Daniel Orozco se reconoce como un lasherino, y ahora intendente del norteño departamento histórico. Es evidente que su plan de gobierno en su segundo mandato se alteró con la epidemia de coronavirus sin embargo su condición de médico gerontólogo lo ubicó como protagonista dentro de la crisis sanitaria originada por la pandemia.

Esta situación lo puso más en evidencia como un funcionario de perfil popular y exponiéndose al límite en lo público, y por sus iniciativas por momentos ha sido incómodo para sus pares del Gran Mendoza y para el mismo Gobierno provincial. Últimamente ha aparecido vacunando a los vecinos y vecinas de Las Heras contra la Covid 19 y ha anunciado que piensa destinar hasta 7 millones de pesos para comprar vacunas (si es que alguien se las vende) para inmunizar a los municipales.

Pero a la vez su impronta también lo ha llevado a concretar experiencias interesantes como aplicar el seguimiento del SARS-CoV-2 en aguas cloacales de Las Heras. Un proyecto de la UNCuyo y el Conicet útil para focalizar las mayores concentraciones virales en los barrios donde viven cien mil personas y así tomar acciones preventivas municipales dentro de sus posibilidades. 

Mendoza volvió a rozar los 1.000 casos este miércoles

Estas son las respuestas del intendente de Las Heras que irrumpió en el escenario en 2015 impulsado por su jefe político, el actual senador nacional Julio Cobos.

- ¿Qué quiere decir cuando se pone a vacunar a la gente contra la Covid 19?

- Antes que intendente, soy médico. Mi profesión nunca la he dejado de lado, y está relacionada a la función pública porque el médico también es un servidor para la sociedad. Entonces, cómo no ponerme a colaborar con el operativo de vacunación si puedo hacerlo y sé hacerlo. Es algo que me da mucha satisfacción, me gusta la gestión codo a codo con el vecino. No hemos parado de vacunar, ni en Semana Santa ni este fin de semana. No quiero tener vacunas guardadas, todas las que nos llegan las vamos aplicando.

- ¿Por eso quiere comprar vacunas y aplicarlas en el personal municipal?

- Agradezco al personal municipal, de Salud, de Gendarmería, de Deportes, de la GUM (Guardia Urbana Municipal), a todos los vacunadores y enfermeros que ponen el hombro de lunes a lunes para que este operativo se lleve a cabo lo más rápido posible. En la medida en que crezca la población vacunada, nos fortalecemos más para vencer al coronavirus. Por eso, claro que volvería a vacunar a mis vecinos, y claro que quiero que la vacuna llegue a la familia municipal. Estamos trabajando para ello.

- ¿Ha podido darle utilidad al estudio de seguimiento de aguas residuales de Las Heras como haber tomado medidas de contención en la población de Las Heras?

- Sí sí, por supuesto. El estudio de aguas residuales para analizar carga viral en diferentes zonas del departamento sirve como testeo y para tomar medidas de prevención específicas. Es así que los resultados que va arrojando la investigación, a cargo del Conicet y de la UNCuyo en conjunto con nuestra oficina de Agua y Saneamiento.

- ¿Qué medidas toma con esos resultados?

- De acuerdo a la carga viral, si vemos que en tal zona o barrio es alta, más del 80 por ciento, tomamos medidas concretas en ese territorio, de forma "encapsulada". Entonces, ponemos a disposición las diferentes áreas para un trabajo en conjunto de desinfección, desmalezado, higiene urbana, asistencia social, prevención sanitaria en vecinos con patologías graves que habiten ese lugar. O sea, trabajamos de forma global, holística, para estar al lado de ese vecino o de ese barrio que más lo necesita. De esta forma también nos ayudamos para evitar más brotes de coronavirus. Siempre apelando a la responsabilidad social.

Suarez habló con Piñera para que Mendoza pueda comprar vacunas

- Usted ya tiene más de 60 años, ¿se vacunó?

- No quiero vacunarme porque primero está la población de riesgo, ya lo haré en el tiempo que considere sea mi momento. Hoy la prioridad la tienen nuestros adultos mayores, pacientes en riesgo sanitario y vecinos que estén al frente de esta batalla como los recolectores de residuos, además de docentes, personal de la salud, policías y tantos otros.

- Sobre la búsqueda de la "identidad lasherina" como una premisa de su gestión le hago esta preguntas: ¿logró revertir la imagen departamental en el contexto del Gran Mendoza?

- Creo que sí, ya dejamos de ser el "patio trasero" de la provincia. Somos un pueblo pujante, con historia y solidario que, en estos últimos años, hemos recobrado nuestra identidad, unidos, sin grietas, haciendo lo que tenemos que hacer, trabajando para y por las necesidades de todos los lasherinos.

Suarez quiere que Alberto se haga cargo de las restricciones

- ¿Qué es lo que cree que es más difícil de modificar o cambiar en Las Heras?

- Como decía el General San Martín: "Vengo de la inmortal provincia de Cuyo, donde todo se puede, donde todo se hace". Ese legado nos dejó el Libertador en nuestra tierra sanmartiniana por excelencia, como es Las Heras. Y así somos los lasherinos, en la adversidad es cuando más unidos estamos para demostrar que podemos avanzar y progresar.

- Entre la gestión y la pandemia en la segunda ola transcurre el tiempo. Pasado el turno electoral legislativo ¿Cuál será su destino político después de ser intendente?

- No me parece que sea el momento indicado para hablar de esto. Hoy la gente quiere que trabajemos en este duro presente que estamos viviendo, sanitario y económico. Mi destino político será el que me marque mi pueblo. Yo me siento honrado con administrar este municipio por segundo período. Siempre trabajé y trabajaré en pos del bienestar de todos los lasherinos y también de la provincia, con proyectos que nos abarque a todos y que solucione los problemas de la sociedad. Esta labor me da felicidad y, en el encuentro con la comunidad, renuevo cada día mis energías para no aflojar. Porque es la sociedad la que nos demanda escucharlos y trabajar y trabajar para salir adelante, para seguir concretando sueños.