Tadeo García Zalazar, ahora piensa en empleo y seguridad - Mendoza Post
Miércoles 25 Sep 2019Miércoles, 25/09/19 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Con cierta pausa en el hablar Tadeo García Zalazar transmite con su semblante una personalidad balsámica. Se expresa con tiempo para explicarse y con un semitono dice que los vecinos de Godoy Cruz votaron a Cambia Mendoza en todas las instancias electorales de este año y en todos los distritos del departamento que tiene el sello radical desde hace de veinte años.

Este administrador público egresado de la UNCuyo y que nació en Jujuy en 1975, estará por cumplir 44 años si es reelecto como intendente de Godoy Cruz y le dará continuidad a la impronta de Alfredo Cornejo.

TGZ, es para sus coétaneos radicales un símbolo de una camada de estudiantes militantes de Franja Morada que llegaron a la vida pública y con él en 2015 concretaron la llegada a un espacio de poder político importante.

Defiende los programas a largo plazo en la aplicación de políticas públicas como el programa de erradicación de asentamientos de emergencia que se sostiene desde 1999. Advierte que gracias a esa permanencia en su territorio las villas se redujeron de veintitrés a seis en estas dos décadas de gestión.

Esta entrevista trasluce las ideas del jefe comunal que muestra un perfil renovado en el modo de gestionar y hace punta en las políticas con perspectiva sustentable.

En crecimiento y reclamando diálogo

-¿En qué momento de su carrera política pública se encuentra?

-En un momento de crecimiento. Mi carrera política es relativamente nueva. He sido legislador provincial y ahora voy por la reelección como intendente. Es decir en la vida electoral estoy hace menos de ocho años. Creo que es una carrera en crecimiento, y la gente dirá hasta dónde. Por el momento soy parte de un equipo que vamos llevando las estrategias electorales en base a los valores y criterios políticos de cómo hay que manejar el Estado. Es ese equipo que lidera Alfredo (Cornejo) definirá para que estoy dentro de cuatro años. Ahora estoy enfocado solo en los próximos cuatro años de gestión municipal y enfocado en propuestas nuevas de gestión. Y como esto es un "ida y vuelta" hay que ver qué opina la gente dentro de dos años con la elección legislativa. Allí uno mide si lo que uno hace tiene aceptación y consideración de la gente.

-¿Qué pretende de la política?

-Pretendo que sea una herramienta de transformación. Hay una gran decepción de la gente con la política a nivel nacional. La democracia desde el 1983 hasta ahora y de cualquier partido, los dirigentes nacionales, no han sabido, no han querido o no los han dejado cumplir con el rol principal para que Argentina despegue como país y que se pudieran atenuar, reducir inequidades. Esa es la gran deuda de la política. 

-Lo que se está empezando a hacer en Mendoza, a ordenar las cuentas públicas, el mismo Estado Provincial y dar los servicios básicos y  con un plan de obra pública mirando al mediano y largo plazo. El último ejemplo es Portezuelo del Viento pero hay muchas otras obras que se han realizado. a pesar de un estado de crisis fenomenal a nivel nacional. Eso a mi me alienta personalmente a seguir participando en política. Hay que seguir pechando el carro para que todos estos cambios luego se puedan hacer a nivel nacional.

-¿Qué opinión tiene de la dirigencia política?

-Todavía hay mucha mezquindad en la dirigencia y cuesta encontrar ámbitos de diálogo. Por ejemplo la Legislatura debería ser uno de esos ámbitos de consenso y no lo es. El ejemplo más claro es que la Provincia tiene aprobados y preacordados proyectos de infraestructura y el peronismo y el kirchnerismo no dan la mayoría necesaria para tratarlos y aprobarlos. Me parece que eso debería estar fuera de discusión y creo que deberíamos fijar cinco o seis ejes de obra pública.

Candidato reincidente con nuevos desafíos

-¿Qué lo impulsa a querer ser nuevamente intendente?

-Personalmente me impulsa lo que falta hacer. Cuando en 2015 asumimos hicimos una plataforma participativa e hicimos propuestas en función de lo que nos habían planteado vecinos y dirigentes vecinales y de organizaciones sociales y líderes de partidos que forman el frente Cambia Mendoza. Tenemos un gobierno municipal con funcionarios del socialismo, del Pro, de Libres del Sur. Esa pluralidad nos dio una pluralidad de ideas hace cuatro años. Afortunadamente pudimos cumplir con casi toda la plataforma de gobierno. Pero la cosa va cambiando a nivel provincial y nacional y eso implica que haya nuevos desafíos y nuevas exigencias de los vecinos.

-¿Qué hizo mal y se arrepintió como funcionario público?

-Es que a veces hacemos cosas y queremos que los resultados se vean rápidamente y eso no sucede en un corto plazo. Y por hacerlo apurado a veces se pierden instancias. Por ejemplo: remodelación de la avenida Paso de Los Andes, la primera etapa no se comunicó bien lo que queríamos hacer con la reubicación del tránsito y el estacionamiento y entonces se armó un conflicto con vecinos, pero cuando se fue explicando la obra y cuando la fueron viendo realizada se fueron convenciendo. Entonces los vecinos que corresponden a la segunda etapa al verla terminada nos dijeron que continuemos la obra. Por eso la falta de participación del vecino en el diseño de la obra pública dio lugar a retrasos y tensiones. Aunque el resultado fue bueno. Entonces lo que haríamos -y lo hacemos- de aquí en más es trabajar mejor en la comunicación de la obra y que haya más participación vecinal del diseño de la obra.

-¿Qué hizo bien y no se lo reconocieron en la vida pública?

-Hay cosas que no han tenido demasiada trascendencia. En 2017 el Municipio de Godoy Cruz fue premiado y reconocido en Naciones Unidas y fue el único de Sudamérica invitado por el comité económico de esa organización para que explicara el plan ambiental y cómo se habían hecho algunas transformaciones. La verdad que para mí fue muy fuerte el momento. Hoy visto a la distancia es un logro muy importante porque estamos entre los diez municipios del país que mejor trabajó para reducir las emisiones de gases que producen el efecto invernadero, medido y certificado por la Unión Europea. Lo hacemos por convicción y porque es parte de nuestras políticas de Estado pero veo que no tiene demasiada trascendencia. No está en la agenda de los medios. No se logra dimensionar, aunque sí tenemos reconocimiento de los jóvenes.

-¿Cuál es la demanda principal de los vecinos?

-Hay demanda de trabajo. Por eso tenemos que seguir con empleo joven. La articulación de los secundarios o los CCT con el mundo laboral. Estamos empezando a vincular, y articular con empresas con pymes y con nuestro sector industrial. En el parque tecnológico comenzamos a articular recién con cursos y propuestas que están funcionando pero todavía está a escala y queremos que sean más masivos para que abarque a todo el departamento.

-El segundo punto que la gente nos pide que nos involucremos es la seguridad. Si bien no es responsabilidad directa del municipio, sí podemos hacer cosas para mejorar algunas cosas que tengan que ver con la prevención y el trabajo comunitario coordinado con el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio de Seguridad. El primer fruto de ese trabajo es el edificio nuevo de la Comisaría Séptima que es un centro integral de seguridad. Allí está todo. La fiscalía, la policía y un centro de monitoreo de las alarmas comunitarias, las cámaras municipales más las cámaras de la provincia. Ahora se viene el observatorio de seguridad porque costaba mucho articular todo ese trabajo hecho por las distintas áreas del Estado y del aporte comunitario. 

-Ese edificio se ha hecho con sentido participativo. Hay salas especiales para reuniones con los vecinos para que se puedan integrar y escuchar a los funcionarios. Esto hay que trabajarlo más y llegar con este nuevo modo a la mayor cantidad de hogares posible. 

-El nuevo sistema de alerta comunitaria funciona con una aplicación que se instala en el teléfono y sirve para monitorear y tiene una particular función que se llama "voy en camino" que fue pensado para prevenir "entraderas" y las familias la ocupan para que los chicos que salen de noche por diversión o por estudios, se comunican con sus padres para avisarles cuándo regresan. Es un servicio muy aceptado valorado porque genera redes solidarias entre los vecinos. 

-Estamos inaugurando una alarma comunitaria por día y además sirve para otros departamentos. Hemos firmado convenio con Guaymallén, Las Heras, Rivadavia y General Alvear. El software ha sido desarrollado por técnicos del municipio y es una aplicación gratuita.

-La tercera demanda es dar condiciones de mejores servicios. Tenemos un plan de obra de corto, mediano y largo plazo. El de corto plazo ya lo terminamos que tenía que ver con las plazas, polideportivos y centros de salud. Ahora ejecutaremos el de mediano plazo que tiene que ver con la circulación de vías principales. Por ejemplo terminar con la avenida Paso de Los Andes y Joaquín V. González en una segunda etapa y la avenida Perón que va a aliviar el corredor del oeste. 

-Hay un plan de ampliar la red de ciclovías sobre los carriles Sarmiento y Cervantes que estamos haciendo las obras para concretarla. Y la impermeabilización de los canales para construir sobre ellos ciclovías. Todos esos planes de obras que eran a mediano plazo se han atrasados por la reducción de los fondos coparticipables tanto de Nación a la Provincia y de ahí a los municipios. Eso nos obliga a ser más eficientes en el gasto y buscar otras alternativas. Hicimos un pool de compras entre varios municipios y la provincia para conseguir a mejor precio las luminarias LED para nuestros espacios públicos ya que todas las luminarias de las calles están todas renovadas.

Ni Macri ni Fernández, final abierto

-¿Qué es Mendoza respecto de la Nación?

-Mendoza esta siempre en una consideración importante cuando es mirada por el resto del país. Otros intendentes de otras provincias con quienes mantengo contacto ven a Mendoza con un potencial muy grande. Sobre todo en la diversificación económica y que no solo hay producción primaria con el vino a la cabeza. También hay turismo, en un contexto adverso como este, hace que  por una devaluación, tengamos un índice de turistas bastante alto. 

-Y se percibe que esa diversificación de la matriz productiva en tiempos de crisis no estemos tan mal. Por eso para las provincias del centro del país Mendoza está bien considerada. Me parece que lo que falta es una continuidad de buenos gobiernos para que no sea un reinicio de buena práctica administradora cada cuatro años. La imagen de Mendoza fue muy mala durante los ocho años de gestión peronista y que Cornejo logró revertir. 

-Eso se traduce en los indicativos económicos aún atravesando una recesión.Creo que es una provincia que tiene todas las condiciones para estar mucho mejor gracias al ordenamiento fiscal delos últimos cuatro años que no la ha tenido la Nación.

-¿Por qué Mauricio Macri termina su mandato sumido en una crisis?

-El equipo de Macri, más que él mismo, no vieron ciertas señales que se fueron dando en el país. Sobre todo lo que tiene que ver con la situación de la clase media, el impacto de las tarifas, de la inflación como el deterioro del salario real no fuero advertidos. 

-En cambio desde el radicalismo con Alfredo (Cornejo) a la cabeza se llamó la atención a esa política de escritorio que era muy criticada. Esto nunca lo vieron en ese transcurso y cuando lo advirtieron ya era tarde. 

-Para colmo al día siguiente del 11 de agosto (día de las PASO nacionales) su reacción no fue buena, luego trató de corregirla y una serie de acontecimientos concatenados esté ahora con un deterioro de la imagen pública importante. Nosotros lamentamos eso porque le pusimos muchas expectativas a Cambiemos y creemos que la salida no es un "sálvese quien pueda". Visto de afuera el primer error fue la subvaloración de la política vista como una herramienta de diálogo y de cambio.

-¿Por qué Alberto Fernández puede ser el próximo presidente?

-Esto no tiene un final cerrado. De aquí a octubre hay cuatro elecciones provinciales entre ellas Mendoza. Si bien la gente diferencia la agenda nacional a la provincial, también da mensajes todo tiempo cuando vota. Creo que Alberto Fernández tiene por lo menos problemas de coordinación. 

-Por eso todavía tenemos que ver cómo se resuelve una interna que se debió resolver en las PASO y eso no ocurrió. Hablo en el peronismo pero también en Cambiemos. Las PASO fueron casi una primera vuelta y hasta nos exponemos a ir a tres vueltas si hay ballotage. Una locura. 

-Es un desgaste del electorado y en el medio los "mercados" o los sectores especuladores de siempre que hacen sus negocios con la inestabilidad política que eso significa.

-Pero para volver a la pregunta, me parece que es de final abierto. Yo no sería tan tajante de cuál sería el resultado del 27 de octubre porque me parece que la gente presta cada vez más atención a qué hace cada candidato y qué dicen en los debates que se vienen. Eso servirá para conocer realmente cuáles son las propuestas para salir de esto o recomponerlo. La ciudadanía tiene una madurez que el 11 de agosto se hizo escuchar.