Quincho: La muerte del Morro, las patentes, la Ferrari, y una interna feroz - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 7 Feb 2021

Julián miraba con tristeza los goles del Morro que la TV pasaba una y otra vez. 51 veces los había gritado, varias de ellas en la cancha. Como Ayoví, todavía esperaba que fuese mentira. Pensaba en la soledad que habrá sentido el goleador al momento de tomar una determinación tan drástica como la de pegarse un tiro, y en cuánta ayuda no recibió. En qué alertas no fueron escuchadas. Y en las presiones enormes que enfrentan estos pibes de 30 años, o menos, que en pocos años transitan retiros, lesiones, pases que no se hacen, desvinculaciones, "banco", cambios de técnicos y de equipos, dramas familiares, gloria y fracasos, y cuántas cosas más del híper profesionalismo que en la vida de cualquier persona significarían un terremoto.

- El Morro venía dando múltiples señales de que no estaba bien...- se limitó a decir el Ruso, el hombre de los negocios del grupete, adivinando el oscuro camino por el que andaban los pensamientos de su amigo. El gordo ahuyentó los malos augurios con un gesto de la mano, como quien corre una cortina en su cabeza, y se concentró en el asado del reencuentro con sus amigos. Todos habían tomado un par de semanitas, y sólo el Omar había salido de la provincia para recorrer la cordillera patagónica, que ahora estaba prendida fuego por falta de lluvias y temperaturas extremas.

- ¿Vas a pagar la patente? - preguntó el Ruso.

- Por supuesto. Anual, como hago siempre, para beneficiarme de los descuentos. No entiendo esta discusión de los tipos que tienen una Hillux o un auto de lujo cualquiera y se quejan del impuesto automotor... distinto es el caso de los que les tocó 180 % con una Kangoo 2013 o 2015...- dijo Julián, mientras reagrupaba las brasas bajo la parrilla, tarea que hacía muy pocas veces durante el asado. No era de los que andaba manoseando el fuego. El Ruso se encogió de hombros, leyendo el chisme sobre la famosa Ferrari del "porteño" que hacía negocios en Mendoza y que le había vendido unos camiones a la Municipalidad de Lavalle, años atrás. Y que a su vez los había comprado a una empresa que se hizo conocida por uno de los escándalos de la gestión Lobos.

- ¿Viste la foto de la Ferrari? Al final, tanto lío con el impuesto automotor, y esa Ferrari en Buenos Aires habría pagado 3 palos de patente... acá paga la mitad...- dijo el Ruso. - Cuesta 47 palos ese auto...- anunció.

La Ferrari que anda por Mendoza.

- No conozco Maranello...- dijo el gordo, y ambos estallaron en carcajadas. Por suerte, ya estaba todo listo para la cena, que sería convenientemente regada con un Doña Paula 1100, el mejor de los blends de la bodega de capitales chilenos.

...

Julián apareció en la mesa con las costillas arqueadas y fue recibido con una cerrada ovación. - Esta no es la carne de la foto de El Dipy...- dijo el Omar, admirando el asado a punto, carnoso, y bien sazonado sólo en base a una salmuera de sal, agua, un toquecito de pimienta y apenas un diente de ajo. La charla se armó alrededor del tema del momento: la tragedia que había acabado con la vida del Morro García. Ludovico, el más PRO del grupete, tenía mucha información filtrada por amigos tombinos.

- Es obvio que el Morro estaba muy deprimido. Pero muy en banda también. La necropsia va a arrojar que cuando lo encontraron este sábado, habría llevado varias horas de fallecido...- dijo mientras Julián iba sirviendo las papas bravas y el asado.

- ¿Qué se sabe? - preguntó el anfitrión. No había leído ni oído casi nada. Ludovico carraspeó. - Bueno, esto que les voy a contar, no se ha manejado en los medios. Pero es certero. La última vez que lo vieron al Morro García fue el jueves a la madrugada. Lo detectaron las cámaras del edificio. Fue el último movimiento. Él siempre andaba por el Bombal y los comercios de la zona, y se dejaba ver por sus vecinos. De hecho, fue uno de ellos el que por alguna razón dio la alerta. Sabían que el Morro estaba de alta desde el martes, porque tuvo coronavirus y estaba aislado, pero desde el jueves que no se lo veía. Luego, cuando ya estaban tratando de dar con él porque llevaba dos días sin responder mensajes, fue que se supo del mensaje a la piba.

La fiscal Ríos intervino en el caso.

- ¿Qué piba?

- Se los cuento sólo porque es importante para entender el cuadro... pero el Morro había estado en pareja, discretamente, con una chica de la Policía Vial, una auxiliar, que ahora estaba destinada en Lavalle. Ella estaba separada y tuvieron una relación, algún tiempo. Parece que ella fue la que recibió un mensaje muy alarmista del Morro, en el que le anunciaba que se quitaría la vida. Terrible. Ella le contestó pero él no atendió más el teléfono. Parece que la piba ya aportó el mensaje, y declaró. Lo demás es conocido... aparecieron los policías, Científica, antes la fiscal Claudia Ríos, amigos del Morro, jugadores del Tomba, hinchas.

- ¿El arma de fuego era de él? - preguntó el Ruso.

- No. Parece que alguien se la habría facilitado y están viendo quién. Esto se va a saber si el arma está registrada. Aunque al tratarse de una pistola vieja y relativamente chica, una Tala calibre 22 es poco probable. Pero el Morro no tenía armas y alguien se la dio.

- Pobre muchacho...- terció Julián.

Personal trabajando en el piso 11 del edificio El Bosque, donde vivía el Morro.

- Y sí... ahora pensá en la escena... muy triste... andá a saber las veces que la fiscal Ríos que es tombina y futbolera, habrá gritado los goles del Morro. Pero bueno... lo que sí sé es que ayer mismo se montó un operativo de vigilancia fuerte alrededor de la barra del Tomba. Acordate que hace poco anduvieron de "apriete" con el plantel, escracharon al presidente Mansur, que estaba tratando de sacarse de encima el problema del Morro. Hubo por ahí la idea de velarlo en el club pero fue descartada. Viene la madre de Uruguay... a ella le van a entregar el cuerpo...- dijo Ludovico, y los muchachos hicieron un respetuoso silencio. Julián no podía sacarse de la cabeza la imagen del morochazo, héroe futbolero que le había dado al Tomba mucha gloria, festejando sus goles en el Malvinas. Una verdadera desgracia. Enseguida, la mesa cambió de tema: El "patentazo".

- ¿Al final, qué va a hacer el gobierno? - preguntó Julián. - ¿Dan marcha atrás? - insistió, con sorna. El Omar creyó ver algo de malicia en la pregunta, mientras se servía otra costilla arqueada.

- No hay definición aún. Yo creo que alguna modificación habrá. Hay 40.000 vehículos en total que aumentaron 90 % o más. Hay vehículos de 2013 o 2014 cuya valuación subió mucho más que los de 2018 en adelante. Eso es por el impuesto "al lujo" que pusieron Cristina y Kicillof en su momento. A ver... es muy difícil discriminar... es cierto que hay utilitarios que se fueron a las nubes, como también que hay bodegueros con flor de camioneta, que la usan para pasear o ir a cortar los primeros racimos y sacarse 50 fotos con la "chupalla" y no aparecen más... es muy difícil determinar qué vehículo se usa para laburar y cuál no... en el caso de que hubiese un "corte" en este sentido. Pero bueno... hay qué ver que dicen los intendentes...- dijo el Omar.

- Que bien calladitos están. Sólo a Ulpiano escuché hablar del tema...- terció el Ruso, mientras pinchaba unas papas bravas en las yemas de unos "huevos rotos" con choris, longaniza, papas y cebolla que Julián había preparado de entrada y habían quedado en la mesa.

- Bueno... Es que el 70 % de este impuesto se lo llevan los intendentes. De ese 70, el 80 % se reparte según la recaudación y el comportamiento fiscal de los contribuyentes de cada departamento. Entonces, en un municipio donde hay mora del automotor, y... ese intendente pierde poco... pero en Capital, donde los vecinos son medianamente pagadores, son como 100 palos al año. También ocurre que si a ese contribuyente lo matás con la patente, después no te paga las tasas municipales. Hay que buscar un equilibrio...- dijo el radical de la mesa, y bajó la parrafada con un trago de Doña Paula.

- Escuché que los intendentes peronistas están pensando si van o no a la reunión con el gobernador el lunes... o si dejan que el costo lo pague enterito el gobierno, y sus intendentes...

- ¿Cuál costo? La gente está muy preocupada por todo... esto lo van a resolver, y a otra cosa. Además el peronismo no puede hablar. En sus gobiernos aplicaron impuestos regresivos, y destrozaron los patrimoniales que en los 2000 eran el 20 % de la recaudación provincial y hoy son menos de la mitad. Además, no hagamos populismo... vos le aplicás Ingresos Brutos a un banco, a una financiera, a un supermercado, a cualquiera de las "corpos", se dan vuelta y se lo trasladan a la viejita que va a hacer un trámite o pagar un servicio. Lo mismo las cámaras empresarias... se están equivocando en la valoración de un impuesto que es esencialmente justo, y que explotó porque la economía de este país es un quilombo y a la gente se le ocurre ahorrar "en autos" porque no hay dólares y la guita nuestra no tiene valor. Nunca visto. En EEUU nadie ahorra en autos. Es un bien de uso, de consumo. Ni los compran... hacen leasing... ¿Y el peronismo? Miren... mejor ni hablar... porque cuando hay impuesto a la "riqueza", a los autos, o no te mueven la base de Ganancias o bienes personales, aumenta cuatro veces el combustible en el primer mes del año... la inflación es del 4 %, los compañeros se quedan callados pero aumenta la patente de la camioneta y "sarasa... sarasa" Macri Gato Cornejo Suarez. No jodan...- dijo el Omar.

- ¡Gorilazo! - le respondió Julián, y los amigos estallaron en carcajadas e hicieron un brindis por las buenas oportunidades de negocios que brinda la Argentina. Julián tenía una preguntita insidiosa.

- ¿Qué saben de la interna del PRO? Eligen presidente, pronto...- soltó, mientras se servía una costilla de dimensiones bíblicas. Ludovico, el macrista del grupo, tenía información de los dos campamentos en que se habían dividido las aguas.

Pablo Priore.

- Parece que Pablo Priore, que es senador, anda queriendo armar lista para enfrentar al oficialismo partidario, que es de Omar De Marchi.

- ¿Pero antes no estuvieron juntos?

- Bueno... siempre arreglan... pero el asunto es que ahora Priore hizo tándem con Hebe Casado, la políticamente más incorrecta del barrio legislativo con su tuiter karateca, y lo quieren enfrentar a De Marchi. Llevaron 2062 fichas nuevas de afiliación, y andan diciendo por todos lados que el Omar no conduce y no aparece, y lo quieren enfrentar...- dijo.

- Están locos... van a perder 10 a 1... ¿cuándo es esto? - preguntó el Omar.

- El cierre de listas es ahora el 20 de febrero y se vota en marzo. Priore o Hebe van a ser el candidato a presidente para enfrentar al del demarchismo, que no se sabe aún quien sería... Omar no tiene reelección. Se eligen juntas departamentales... es una movida importante...- anunció. Julián estaba muy divertido.

De Marchi y Susy Velázquez en la última campaña.

- Yo escuché a los demarchistas decir por todos lados que este grupo del Pablo es la línea interna "Alfredo Cornejo conducción" del PRO, tal como hubo en el PD, la Coalición Cívica, y que les van a revisar a Pablito y Hebe las 2062 fichas que presentaron, porque parece que habrían detectado muchos vecinos de La Favorita, algunos de Godoy Cruz, muy afines y conocidos en la UCR. No sea cosa que respondan a algún puntero radical y que haya lío...- dijo el peronista.

- Dale, que las 5.000 fichas que anda meneando el Gustavo Cairo... del oficialismo partidario... qué son... macristas de la primera hora...- dijo Ludovico, y las risas ganaron la mesa otra vez. El Ruso hizo una reflexión.

- La vida partidaria es sana... pero calculo que van a terminar arreglando... además, enfrentar a De Marchi en el PRO es difícil... no van a sacar ni minoría... Omar es el que habla con Macri y con Rodríguez Larreta. Estuvo con los dos la semana pasada. El martes con el ex presidente y el jueves con el pelado. ¿Y le quieren ganar una interna? - especuló. Los amigos reflexionaron unos minutos. Fue el Omar el que preguntó qué estaba pasando en el mundo peronista y qué iba a suceder este año. Julián se tomó unos segundos.

- Bueno... a ver... había cinco o seis peronismos hasta hace poco en la provincia. El de Carmona, el de La Cámpora, el de los intendentes, el de los sindicatos, el de las agrupaciones sueltas, el de los muy K tirados a la izquierda, ahora lo que hay es un solo peronismo, ordenado, conducido por Anabel Fernández Sagasti que ganó la última interna. Así es que ese objetivo de ordenar al PJ se cumplió con creces el año pasado y están todos laburando juntos, más allá de la visión de cada uno. Eso es importante. ¿Y las elecciones? Qué se yo... si fueran hoy, en el PJ saben que se repetirían votos más o menos los guarismos de 2019. La meta es llegar en las legislativas al 40 %, algo que en las de medio tiempo al peronismo siempre le cuesta mucho. La candidata probablemente sea Anabel, no es una decisión tomada aún. Ella ahora está metida en gestionar de todo para estos pagos... y muy probablemente la acompañe en la lista alguno entre los intendentes que no reeligen... Parece que Righi y Aveiro tienen ganas... habría que ver Emir... y el rol de José Luis Ramón, que está jugando del lado peronista. Lo veo tercero en una lista del Frente de Todos, o como segundo de Anabel en la boleta al Senado y que se la juegue... Hay que ver... incluso... cuándo y cómo son las elecciones... ¿no?

- Las van a acomodar para que gane el oficialismo... la fecha, el formato, si hay PASO o no... va ser uno de esos escándalos que a la gente le importe poco... una pelea de políticos...- dijo el Omar.

La cena fue llegando a su fin. Después del café y los postres, una crema catalana a la vieja usanza, los amigos partieron rumbo a los autos. No sin antes probar un licor de manzanilla a modo de bajativo. La noche estaba inesperadamente fresquita.

...

- Me llamó la atención un documento radical larguísimo que firmaron Negri, Naidenoff, Ernesto Sanz, y una parva de radicales más, pidiendo mantener las PASO, alejarse de los extremos... Una proclama importante... y que no estuvieran las firmas de Cornejo, y de Martín Lousteau. ¿Sabés qué pasó?

- Entiendo que por su rol partidario de presidente del partido, Alfredo no lo firmó. Y respecto de los radicales porteños, son muy particulares. Hacen la suya.

- Me dijeron que Rufeil anduvo cantando las 40 a su equipo en San Martín...

- Sí... los juntó a todos... les dijo ante algún ruidito interno que el intendente era él, y que va por ocho años, y le pidió a su equipo que laburen más y que al que no le guste, que se baje...

- Mirá vos... Decime... ¿qué pasa con la pandemia y los controles acá? Estuve viendo que aún hay un montón de restricciones vigentes a las que nadie les da pelota... ni multan a nadie por no usar barbijo.

- Es cierto. Las reuniones de amigos están prohibidas en domicilios particulares pero todo el mundo se junta igual... la gente se amontona en todos lados... vas a los clubes y colonias de vacaciones y los cuidados por la pandemia son mínimos o nulos... los pibes toman agua hasta de las canillas... te atienden sin barbijo en los negocios... Vas a la Arístides y ves un montón de gente por mesa. Pero hay una explicación para que casi no haya control.

- ¿Cuál es? Hay 100 casos y 4 muertos todos los días.

- Sí, pero la positividad es muy baja hagas mil determinaciones de PCR o cien. Entonces... ¿Para qué se van a poner a joder a la gente ahora que hay pocos contagios? Van a guardar la artillería para cuando el coronavirus se ponga pesado de nuevo. Y ahí sí, saldrán a controlar, y a restringir alguna cosa.

- ¿Habrá segunda ola?

- La hubo en el mundo. Acá va a llegar en marzo o abril, cuando empiece el mayor movimiento y los primeros fríos. No hay ninguna razón para pensar que no va a ser así.

- ¿Y nosotros?

- ¿Nosotros qué? Nos cuidaremos, como lo hemos hecho todo el año. Como hizo la mayoría de las personas. Es una pandemia difícil. Pero no va a ser el fin del mundo.

- ¿Cómo sabés?

- Porque antes, ¡Argentina tiene que ser Campeón del Mundo!

- ¡Jajajajajajaaaaaaaaaaaaaa!

....

Y así, entre chanzas futboleras y premoniciones pandémicas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...

Esta nota habla de: