Por qué Junín sale a vender al país sus luminarias recicladas LED - Mendoza Post
Por qué Junín sale a vender al país sus luminarias recicladas LED

El intendente Ruiz estuvo en Rosario mostrando el sistema de producción de lámparas ecológicas reconvertidas para iluminación urbana. Una historia atada a un episodio político de hace 12 años.

Por qué Junín sale a vender al país sus luminarias recicladas LED

Viernes 19 Nov 2021 12 días atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

 Hace doce años el entonces intendente de Junín Mario Abed presentó su proyecto de casa económica de 49 metros cuadrados cubiertos y su costo era de 20 mil pesos. Fue un hito en la historia habitacional deficitaria de Mendoza. Con esa idea el actual vicegobernador ganó chapa de referente opositor territorial que resistía a Celso Jaque el gobernador peronista de entonces .

Ahora la impronta de Abed está consolidada con emprendimientos municipales como una bodega y una moderna planta industrial de reciclaje de materiales reutilizados para la construcción, el agro y finalmente para reconversión energética.

El intendente, también radical, Héctor Ruiz, asumió hace dos años y sigue la línea productivista y combinando lo público con lo privado en cada uno de estos proyectos. En realidad el actual jefe comunal es un compañero de ruta del vicegobernador y conforma la dirigencia de un sector territorial  que lidera el mismo Abed y que extiende su influencia política en toda la Zona Este.

Víctimas de la inflación, el pan, las tortitas y las facturas suben 15%

Historias sustentables

Ruiz en el stand de Junín en la exposición tecnológica mostrando el producto realizado en Junín.

En término de realizaciones, aquella experiencia de 2009 con la construcción de la primera vivienda económica significó un reto desde Junín para el gobierno peronista. En ese tiempo Ruiz era secretario de Obras Públicas del municipio. El desarrollo de esa idea constructiva de bajo costo le dio lugar a algo más sustentable con la fabricación de ladrillos reciclados de las botella PET con los que se construyeron otras viviendas.

El desarrollo de este plan de triple impacto se hizo notar ayer jueves 18 cuando Ruiz presentó en la feria tecnológica Expotecnia instalada a diez kilómetros de la ciudad de Rosario, sus luminarias recicladas en la  planta modelo en Junín inaugurada en plena pandemia en octubre de 2020. 

Vacunas, trámites y dinero... todo lo necesario para ir a Chile

La gestión pública y comercial se justifica en la iniciativa de pretender instalar un modelo de producción económica impulsada desde el Estado asociada a emprendimientos de la "economía B" que buscan generar el triple impacto: social, económico y ambiental. Y con esto originar mercados propios con consumidores directos como son las prestatarias de servicios públicos, entre ellos municipios o las cooperativas eléctricas. 

Por eso Ruiz llegó hasta esa exposición invitado por la la entidad que coorganiza este evento, la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE), que preside el mendocino, José Álvarez quien conduce la Cooperativa Eléctrica Alto Verde y Algarrobo Grande de San Martín. 

En carrera

La nave industrial de Junín inaugurada en octubre de 2020.

Las luminarias  LED producto de la reutilización de las antiguas lámparas de sodio tienen un alto nivel de competitividad en el mercado eléctrico. Ese fue uno de los aspectos ponderados de la excursión juninense en tierras santafesinas. Así defendió Ruiz su producto logrado en la única planta recicladora de luminarias que hay en el país.

 · A medida. "La calidad de las luminarias respecto de las fabricadas es la misma o superior a las fabricadas afuera. Además tenemos la ventaja de que podemos armar las luminarias según la necesidad de la municipalidad o cooperativa que lo requiera".

· Cuánto. "Una luminaria convertida de 85 watts tiene un costo promedio de 15 mil pesos mientras que la fabricada está en el orden de los 18 mil pesos. En realidad competimos con luminarias LED fabricadas en alta calidad y que en precio son 45 por ciento más caras respecto de las nuestras".

· Poder fabril. "Tenemos capacidad para producir 3 mil unidades por mes, pero podemos triplicar esa producción si fuera necesario".

· Empleo. "Son siete personas que hacen los equipos lumínicos que forman parte de todo el plantel de 20 personas que trabaja en el Punto Limpio donde también fabricamos reciclando material plástico de deshecho, ladrillos, tejas, postes sintéticos e implementos agrícolas. Todo lo hacemos con gente del departamento, con profesionales egresados de las escuelas técnicas de Junín y varios de los chicos que estudian ingeniería. Son empleados de las empresas que están asociadas al emprendimiento y otras son del municipio".