Precio del pan: la historia del subsidio a la harina "horneado" en Mendoza

Dos mendocinos fueron protagonistas de este episodio de emergencia para la industria del pan. Comenzó a funcionar el fideicomiso de estabilización del trigo. Aquí los pormenores de una "pelea secreta".

Precio del pan: la historia del subsidio a la harina "horneado" en Mendoza

porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Miguel Di Betta es un histórico panadero mendocino y preside la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA). Con ese rol confirmó que esperan que la harina llegue con la calidad y el valor que les permita mantener el precio del pan y los demás productos panificados.

Cabe el dicho para el dirigente: "quien se quema con leche cuando ve una vaca llora". Por eso, para él lo más importante es conseguir la harina facturada con el nuevo precio. Di Betta ha seguido el proceso de la conformación del fideicomiso para el trigo que habilitará a los panaderos comprar a precios, sin impuestos ni costos logísticos.   

El sanmartiniano y peronista Jorge Tanús preside el área de fideicomisos del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). El BICE Fideicomisos es el organismo financiador del fondo para estabilizar el precio interno del trigo. El ejecutivo y el empresario mantienen una relación estratégica para el desarrollo de este proyecto financiador, que al decir del mismo Tanús estuvo a punto de caerse por el vacío que hicieron los exportadores de trigo a la iniciativa oficial.

El Gobierno realizó el primer pago para el subsidio de la harina

El radar harinero

En primer plano Tanús junto a Patricia Fadel en el congreso del PJ.

Cuando Tanús llegó al Auditorio Ángel Bustelo, ayer sábado 21, para participar del congreso peronista organizado por el PJ local, se lo notó con un grado de optimismo llamativo y tenía razón para estarlo. Desde su lugar como responsable del fideicomiso que recepta y distribuye los fondos para equilibrar el precio de las harinas había ganado una partida importante en el tironeo del meganegocio del trigo. El día anterior, el viernes 20 había logrado poner en marcha este operativo financiero ya que tres molinos harineros habían adherido al proyecto financiador.

Di Betta se enteró rápido de la novedad de la transferencia de los casi 1400 millones de pesos a las empresas trigueras y puso pausa a su expectativa para confirmar el hecho hasta que esa operación impacte realmente en el precio de la bolsa de harina. El dirigente nacional tiene sus recaudos porque aún escucha sospechas que la calidad de las harinas puede ser menguada por el precio en baja y en particular en contenido de gluten. 

Si la harina cumple con las condiciones orgánicas, con el precio fijado, entonces será un atenuante importante para frenar la escalada de los farináceos ya que los demás costos de la  industria siguen su espiral ascendente como la margarina, los productos lácteos y el material descartable que han subido "entre cien a ciento veinte por ciento", según su propia estimación. 

Imagen de Miguel Di Betta, presidente de la FAIPA.

Con ese contexto Di Betta lanzó un pedido a sus pares del país  para que mantengan "la buena predisposición" y esperar que la bolsa subsidiada beneficie al proceso del pan y sus productos se estabilicen y de ese modo "trabajar más tranquilos".

Nervios de punta

"El fideicomiso del trigo que fue una de las medidas pensadas por el presidente (Alberto Fernández) para poder desacoplar el precio del pan y de los consumos de los panificados en el país respecto del aumento del precio del trigo a nivel internacional. Se pensó con la idea de la constitución de un fideicomiso que funciona en base al 2 por ciento de las retenciones del producto del trigo", prologó Tanús su historia "harinera". 

La bolsa de harina, la variante económica del precio del pan.

Luego detalló que todo se constituyó en abril, el decreto presidencial y la resolución ministerial designando al BICE como contenedor del fideicomiso. El convenio se firmó con Roberto Felleti, secretario de Comercio Interior y en los primeros días de mayo comenzaron a llegar los fondos de las retenciones y ya se han resguardado 2 mil millones de pesos para subsidiar la harina, de acuerdo a la descripción del ejecutivo mendocino.

Inmediatamente llegó el momento de las revelaciones con tono de denuncia por una "pelea secreta" que se dio en torno de este devenir del fondo estabilizador.

"Hubo una acción judicial que hicieron las empresas exportadoras que tuvo eco en dos provincias, en sendos juzgados federales, uno de Santa Fe y otro de Córdoba. Eso dilató la puesta en marcha además de la actitud corporativa de los molinos principalmente los más grandes de la Argentina para no ingresar en la política de subsidios porque esto significaba trabajar en blanco todas facturaciones de las ventas de harinas que le hacían a los panaderos", demandó Tanús.

Todo eso produjo un retraso en la aplicación de los fondos para frenar la suba del pan y los fabricantes sumaron un 12 por ciento a los precios esta semana y llevando a casi 300 pesos el kilo de pan

Finalmente llegó la instrucción de pago y se transfirió ese dinero a tres empresas, Cañuelas, Molisud y Florencia. Se espera que los otros molinos con más capacidad de producción se sumen al programa de subsidios. Hay una articulación para que el mercado interno harinero, compuesto por panaderos y fabricantes de pastas, privilegie en sus insumos a los molinos que operan con harina subsidiada y así forzar a las demás empresas a que adhieran a este plan.

Detalle del correo que recibió Tanús del pago a los molinos harineros.

"A pesar de todas las objeciones que tuvo desde el punto de vista corporativo, judicial, y desde lo mediático, porque los medios nacionales actuaron en defensa de las corporaciones exportadoras, a pesar de ello el fideicomiso está en marcha", concluyó Tanús.

A cuánto la bolsa de 25 kilos

Estos son los precios de las harinas fijados por la operatoria financiera del BICE y el Gobierno nacional.

· Triple cero común: 1200 pesos.

· Cuatro ceros común: 1440 pesos.

· Triple cero calidad 24/26 gluten: 1320 pesos.

· Triple cero calidad 26/28 gluten: 1440 pesos.

· Triple cero calidad + de 28 gluten: 1560 pesos.

· Tapera: 1560 pesos.

· Semolín: 1560 pesos.

· Acondicionadas y especiales (inglés): 1800 pesos.

· Premezclas, harinas integrales: 1800 pesos.