Enojo de los movimientos sociales contra la Tarjeta Alimentar - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 11 May 2021

La relación entre el gobierno nacional y los movimientos sociales cercanos al Frente de Todos no pasapor su mejor momento: es que Alberto Fernández se había comprometido con ellos a terminar un millón de viviendas en cuatro años para los integrantes de esas agrupaciones, y aún no se ve ni el comienzo del plan. 

La idea era que, además, la mano de obra surgiría de las cooperativas de trabajo vinculadas a las mismas organizaciones. Esto generaría unos 170.000 empleos registrados y 4 millones de puestos de trabajo social. Además, se dinamizarían las economías locales porque la mayoría de la fuerza laboral provendrían de los propios barrios en los cuales se construirían las casas.

Dentro de esa idea, se estima que el impacto en la actividad económica sería de unos 865 mil millones de pesos, lo cual redundaría en mayor recaudación fiscal. El circulo cerraba. Se beneficiaban todos. Para lograrlo se necesitaba una inversión inicial de unos 750 mil millones de pesos.

Sin embargo, el Gobierno no está cumpliendo con esa promesa que involucra no solo a los movimientos sociales. Del circuito también forman parte sindicatos como la UOCRA, Camioneros, y SMATA, entre otros. Esteban "Gringo" Castro, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) reconoció a Infobae que estos hechos generan "tensión" con el gobierno de Alberto Fernández.

Uno de los voceros de la propuesta fue el dirigente Juan Grabois, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos. "Es un aporte para la postpandemia, inspirados en la consigna de Tierra, Techo y Trabajo que impulsa el papa Francisco, junto a movimientos populares de todo el mundo", dijo el dirigente social en agosto pasado.

Punto por punto: el proyecto para regular las restricciones

La propuesta se denomina Plan de Desarrollo Humano Integral y cuenta con el apoyo del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Antes de eso, Emilio Pérsico, uno de los referentes del Movimiento Evita y secretario de Economía Social, un área que funciona en la órbita del ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo, ya lo había expuesto como una política que impulsaban los movimientos sociales.

En diálogo con Infobae, el funcionario explicó que la propuesta, que le había sido expuesta por separado a Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner, "es el Plan Marshall criollo", en alusión al programa mediante el cual Estados Unidos buscó la recuperación económica de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Pérsico, que asistió de manera virtual a los anuncios de Fernández sobre la Tarjeta Alimentar en el marco de una nueva reunión de la Mesa contra el Hambre, difundió a través de la redes sociales un mensaje en el que cuestionó el rumbo de la ayuda social dispuesta por la Casa Rosada.

"La Tarjeta Alimentar nos incluye como consumidores pero eso no es inclusión social, la única inclusión es el trabajo. No resuelve el problema de la inflación. La tarjeta es pan para hoy y hambre para mañana", dijo y explicó el centro de su cuestionamiento: "El Estado como último empleador tiene que garantizar trabajo. La otra tarea tiene que ver con que hay cuatro millones de trabajadores y trabajadoras de la economía popular que casi no reciben ninguna ayuda del Estado".

En otro tramo de su crítica puntualizó que "si el Estado volcara lo invertido en ayuda directa al programa Potenciar Trabajo (que él administra desde Desarrollo Social) se podrían construir 260 mil viviendas por año. Sería un capital social enorme. En 4 años de gobierno serían un millón de viviendas o pequeña obra pública. ¿Qué significa eso? Los recursos que pone el Estado en la tarjeta Alimentar".

Vacunarán a 70 mil personas de movimientos sociales

El "Gringo" Castro también cuestionó la eficacia de la asistencia alimentaria del Gobierno Nacional porque se lo apropian las empresas de alimentos. "Todo lo que el gobierno asiste se va por la canaleta de la concentración de la riqueza y la llevan al exterior de manera legal, no lo hacen escondidos. Esto ya nos está generando tensiones con el gobierno" reconoció en un reportaje concedido el sábado pasado a la Radio FM La Patriada.

Juan Grabois también cuestionó la Alimentar

Por su parte, Grabois cuestionó la política económica de Fernández destinada a los sectores más necesitados y calificó a la Tarjeta Alimentar como una medida "estúpida" y utilizando la ironía dijo: "Finalmente, el gabinete económico definió romper el chanchito que parecía reservado exclusivamente para Kristalina Georgieva, mientras en la Argentina crece la pobreza y la desigualdad. Bien. Gran decisión".

Fuente: Infobae

Esta nota habla de: