Cimadevilla denunció a Garavano… ¿Y Macri de qué lado está? - Mendoza Post
Viernes 23 Mar 2018
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Este jueves, el desplazado titular de la Unidad Especial AMIA, Mario Cimadevilla, denunció al titular de esa cartera, Germán Garavano, y a otros funcionarios por la posible comisión del delito de encubrimiento en el marco del juicio en el que se ventila el desvío intencional de la investigación del atentado.

El dirigente radical acusó al ministro de Justicia y sus principales colaboradores pueden haber cometido delitos de acción pública al inducir a la Unidad AMIA a no pedir penas para los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia en el juicio en el que también se juzga al ex presidente Carlos Menem y al ex juez Juan José Galeano, entre otros, por el supuesto encubrimiento del ataque terrorista ocurrido en 1994.

Cimadevilla quedó desplazado por buscar la verdad

La medida es la culminación de un enfrentamiento feroz entre uno y otro funcionario, en el marco de la investigación del hecho más grave que le tocó vivir a la Argentina, el atentado a la mutual israelí de la calle Pasteur 633, de la Capital Federal. Allí Garavano mostró que la tiene “más grande” que Cimadevilla.

En tal contexto, muchos se preguntan: ¿De qué lado se ha puesto Mauricio Macri en la disputa de marras?

Ver además: Cimadevilla versus Garavano, la trama secreta

La respuesta es casi obvia: el presidente ha decidido respaldar al ministro de Justicia, no a través de declaraciones públicas, sino más bien con la manifestación del lenguaje “no verbal”. Entre otras cosas, en el momento donde más recrudeció la polémica entre los dos funcionarios, el jefe de Estado decidió sacarse una fotografía con Garavano. Más claro, imposible.

No es trivial lo antedicho, toda vez que, lo que se juega en el tema AMIA, es la llegada a la verdad en torno al atentado cometido el 18 de julio de 1994 a las 9:53 de la mañana. Allí murieron 85 personas, y sus familiares aún esperan una respuesta concreta y concisa.

Macri respaldó a Garavano

Cimadevilla intentaba descorrer el velo de la impunidad; Garavano busca todo lo contrario. De ahí deviene lo relevante del apoyo de Macri.

Una pista para entender qué es lo que se oculta: el juicio que se está sustanciando en estas horas refiere al ocultamiento de la “pista siria” detrás del atentado a la AMIA. Allí mismo se ha revelado que no existen pruebas contra iraní alguno respecto del mismo hecho. Una nimiedad.

Finalmente, una digresión: cuando asumió al frente de la Unidad Especial AMIA, quien escribe estas líneas le advirtió a Cimadevilla que no iba a poder trabajar con independencia. Menos aún hablar de la pista siria. “Intereses foráneos y locales operan para que no se sepa la verdad”, fueron las palabras de este cronista.

El vaticinio se hizo carne… y la verdad, una vez más, quedó barrida debajo de la alfombra.