Cornejo tendrá su presupuesto con ayuda de un PJ fracturado - Mendoza Post
Miércoles 20 Dic 2017
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Todo está listo. Hoy, desde las 12:00, la UCR tendrá sentados a todos los diputados que necesita para sesionar, y más tarde aprobar el presupuesto 2018 presentado por el gobernador Cornejo, con una pauta de endeudamiento de 1.918 millones de pesos, que parte del peronismo y la izquierda se niegan a aprobar. Para conseguir su herramienta de gobierno del año que viene, el tercero ya de la gestión de Cambia Mendoza, el oficialismo contaría con la ayuda de por lo menos 9 diputados del peronismo, que votarán el endeudamiento. “El PJ se fractura…” anticipó uno de los legisladores que no votará la pauta de ingresos y gastos de la provincia. De todos modos, el convulsionado justicialismo local tendrá una reunión de bloque por la mañana, antes de la sesión. Aun así, el gobierno no pasará sofocones.

El presupuesto contempla $77.526 millones de recursos y $76.483 millones de egresos corrientes. El gobierno mostró como un logro de eficiencia y austeridad el superávit corriente en las cuentas de la provincia de $1.042 millones, un 1,3% en relación a los ingresos totales.

El punto sensible, que parte de la oposición rechaza, es la autorización de endeudamiento por $1.918 millones, “reduciendo considerablemente las necesidades de financiamiento anteriores” dijeron en su presentación, hace casi dos meses.

Presentación del presupuesto, en octubre pasado.

Más allá de las formalidades del presupuesto, que muchos radicales empezando por el gobernador Cornejo, el ministro de Hacienda Lisandro Nieri y varios intendentes definen como “el mejor de Mendoza desde 1983”, el dato político es el acuerdo al que el gobierno pudo arribar, con los intendentes del peronismo. Un PJ que hace semanas evitó juramentar en público que no darían endeudamiento al gobernador, previendo que se quedarían sin válvula de escape si finalmente levantaban la mano. 

Fueron varios los hombres del gobierno que se dedicaron a la “rosca” con los jefes departamentales del peronismo Emir Félix, Alejandro Bermejo, Martín Aveiro y Roberto Righi. Juntan una masa crítica de nueve votos de legisladores propios, que sumados a los 22 radicales y sus tres aliados del Partido Demócrata, el PRO y el Frente Renovador, superan los 32 necesarios (dos tercios) para aprobar los artículos, una media docena, que incluyen endeudamiento o necesidad de financiamiento. Este acuerdo con los intendentes tiene el consentimiento de dirigentes de peso territorial, como Omar Félix, diputado nacional recién asumido, y el senador provincial electo Adolfo Bermejo.

Parte del bloque del PJ.

El peronismo, una vez se formalice la votación, quedará oficialmente fracturado. Lo legisladores de la ex corriente peronista, Lucas Ilardo de La Cámpora y algunos más que están sin brújula ni dirigentes, votarán en contra. El “punteo” que tanto radicales como peronistas mostraban anoche, luego de las conversaciones, indicaba que los peronistas que levantarían la mano por el endeudamiento serán Mario Díaz (Guaymallén), Javier Cofano, José Muñoz, Silvia Ramos, Javier Molina (todos del sur, responden a los Félix), Claudia Segovia (Lavalle, responde a Roberto Righi), Cristina Pérez, Carlos Bianchinelli, y Lidia Ruiz (todos del 2do Distrito, Maipú y San Martín). También apoyará Daniel Rueda, legislador de Tunuyán que responde al intendente Martín Aveiro.

En contra votarán Jorge Tanús (azul, del Este, distanciado de su dirigencia), Lucas Ilardo (Godoy Cruz, La Cámpora), Patricia Galván (es del sur pero responde al kirchnerista Guillermo Carmona), Norberto González (Las Heras), Leonardo Giacomelli (Tunuyán, responda a la senadora Patricia Fadel, enfrentada a Martín Aveiro), Omar Parisi (Luján) y Alberto Roza, de La Paz.

Ilardo, además, difundió un video ayer en el que explicó por qué no acompañará el presupuesto, cerrando las puertas a cualquier acuerdo:

Aun son una incógnita los votos de los peronistas Sonia Carmona (presidenta del bloque) y Gustavo Majstruk.

La grieta

El peronismo quedó claramente dividido. Los intendentes van a suscribir desde hoy un presupuesto que viene con obras “con nombre y apellido”, respecto de su detalle. Parece que San Rafael, Maipú y San Martín tienen obras importantes dentro de los 1.918 millones de pesos de endeudamiento. “El motivo del apoyo es ese… las obras… no hay ninguna cosa oculta… no hubo que salir de ‘shopping’ y nunca lo hacemos…” se preocupó de aclarar uno de los operadores del oficialismo.

Félix, Bermejo, Aveiro, Giménez, apoyan.

Entretanto se “cocinaba” el acuerdo, Jorge Tanús se dedicó a buscar perlitas del presupuesto, hablará de los endeudamientos anteriores, y mostrará lo que –entiende- es un desequilibrio entre las obras que irán a departamentos gobernador por el oficialismo, versus los que están en manos de caciques peronistas. Fuegos de artificio, muy probablemente. Al peronismo sólo le quedó un puñado de municipios. Más de la mitad de la población de Mendoza vive en los distritos administrados por los intendentes de Cambiemos, incluyendo todo el Gran Mendoza. Otro de los puntos que atacarán los legisladores más duros, es una serie de artículos del proyecto de ley que, a su entender, significan casi 5.000 millones de toma de deuda en total, incluyendo la autorización por 1.918 millones para obra pública.

Una vez que la Cámara de Diputados apruebe hoy el presupuesto con media sanción, será girado a la Cámara de Senadores para su sanción definitiva, la semana que viene.