Río Atuel: en La Pampa hablan de "logro" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 3 Dic 2017

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, destacó que el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el aprovechamiento del río Atuel, motivo de disputa con Mendoza, es "un paso fundamental" para revitalizar la tierra pampeana.

"Los pampeanos logramos que la Corte Suprema de Justicia dé un paso fundamental para la revitalización de nuestra tierra, mediante la creación del Comité Interprovincial del Atuel inferior", formado por La Pampa, Mendoza y el gobierno nacional, publicó en su perfil de Facebook.

Verna celebró así el fallo dictado el viernes por la Corte Suprema para resolver el conflicto que hace siete décadas mantenían La Pampa y Mendoza por el uso de los recursos del Atuel.

El conflicto con el Atuel enfrenta a Cornejo y Verna

"Yo soy uno más, entre todos los pampeanos, que ha transcurrido su vida sabiendo que los derechos de su provincia fueron violados. Venimos denunciando y luchando porque a La Pampa le robaron un río: le robaron el Atuel", manifestó el mandatario pampeano.

Verna destacó que el fallo judicial ordena hacer un plan de obras para el uso de las aguas del Atuel, con lo que rechazó el planteo de "cosa juzgada" presentado por el gobierno mendocino al considerar que ahora hay un "problema ambiental".

Ver además: La Corte ordenó plan de obras para el Atuel

El máximo tribunal fijó un plazo de 120 días para que se presente para su aprobación, un plan que ponga fin al conflicto entre ambas provincias.

Por mayoría, dispuso que en el plazo de 30 días se fije un caudal hídrico apto para la recomposición del ecosistema que resultó afectado en el noroeste de La Pampa a raíz de las represas y canales construidos en Mendoza, donde nace el río.

Un escrache en la Casa de Mendoza de Buenos Aires que denota hasta dónde llega la discusión

La demanda se basó en el incumplimiento del gobierno mendocino al fallo de 1987 que lo obligaba a negociar y celebrar convenios para regular el uso del agua.

En 2016, la controversia llegó a las Naciones Unidas cuando representantes de esa organización señalaron que la situación atentaba "contra el derecho humano al agua".