En medio de la reforma laboral volvió el fantasma de la "Banelco" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 18 Nov 2017

Senadores del Frente para la Victoria (FPV) condicionaron su respaldo a la Ley de Reforma Laboral que acordaron esta semana el Poder Ejecutivo Nacional y la Confederación General del Trabajo (CGT), al apoyo explícito que los principales dirigentes de la central obrera le den al proyecto en la discusión que comenzará la semana que viene en la Cámara alta.

Así lo hicieron saber fuentes de la bancada que encabeza el rionegrino Miguel Angel Pichetto, alertadas por los dichos de Pablo Moyano (secretario general de Camioneros), quien manifestó sus sospechas por el posible pago de sobornos para aprobar el reordenamiento laboral.

Pablo Moyano reflotó las sospechas de su padre por la Banelco

“Vamos a exigir, de acá hasta que se trate en el Senado, que se eliminen todos los artículos perjudiciales para el trabajador. Y el día que se trate, vamos a movilizar para que no ocurra otra Banelco”, dijo uno de los hijos del dirigente camionero Hugo Moyano, en referencia al presunto pago de sobornos, nunca comprobado por la Justicia, que habría ocurrido durante el gobierno de Fernando De la Rúa para aprobar otra reforma laboral.

Por ello, según advirtieron desde la bancada mayoritaria, “es imprescindible” que el triunvirato que conduce la CGT, conformado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, esté presente cuando el proyecto, que aún no ingresó en el Senado, comience a ser debatido en el seno de la Comisión de Trabajo de la Cámara alta.

“Por eso, no garantizamos que haya dictamen la semana que viene”, anticiparon los voceros al hacer referencia a la necesidad del oficialismo de contar con las firmas de senadores del peronismo para que la reforma laboral pueda ser discutida y aprobada en el recinto de sesiones.

Originalmente se planificó que el próximo martes 21 el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y dirigentes de la CGT que participaron de la redacción de la letra chica del acuerdo entre el Gobierno y los sindicalistas, estén presentes en la comisión que encabeza el peronista pampeano Daniel Lovera.

La CGT tiene la última palabra

La intención era que, al día siguiente, el proyecto fuera dictaminado y que sea debatido en la sesión del miércoles 29 de noviembre.

Sin embargo, el viaje de Daer y de Schmid al Vaticano para participar de un encuentro internacional junto con centrales sindicales de todo el mundo, modificó los planes.

Aunque no se descarta la presencia de Acuña ante los legisladores, desde el FPV no descartaron que su presencia destrabe la firma del dictamen.