Después de Boudou, ¿el turno de CFK? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 3 Nov 2017

El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, admitió hoy que "no se puede descartar" que tras la detención del ex vicepresidente Amado Boudou, "vayan detrás de Cristina (Fernández) o Máximo (Kirchner)", al advertir que "este gobierno no tiene límites".

"Este gobierno no tiene límites, lo que uno pensaba que era imposible, se está dando. Entonces, no se puede descartar que vayan detrás de Cristina o de Máximo. Pero nosotros vamos a resistir estas cosas, porque estamos defendiendo la institucionalidad", afirmó el legislador al ser consultado en radio Del Plata si creía que la próxima detenida podía ser la ex mandataria.

Mientras tanto, Boudou esperaba este mediodía en los tribunales federales de Comodoro Py ser indagado por el juez federal Ariel Lijo, que ordenó detenerlo esta mañana por una causa de lavado de dinero y asociación ilícita.

Boudou fue detenido hoy

Junto con el otrora vicepresidente también llegó a los tribunales su socio y amigo José María Núñez Carmona, también detenido y para cumplimentar el mismo trámite.

La defensa de Boudou había sido informada sobre el comienzo de la indagatoria en torno a las 11, pero su llegada se produjo después de esa hora, por lo que la indagatoria comenzará después del mediodía.

Ver además: Por qué cayó preso Boudou

Debe recordarse que Boudou fue considerado parte de una “asociación ilícita” que, además de Núñez Carmona, también integraron –según el juez- a Alejandro Paul Vandenbroele y Juan Carlos López, y cuyas ramificaciones rozan a su ex pareja, Agustina Kampfer.

En el expendiente que derivó en la detención de Boudou y Núñez Carmona, el juez sostuvo que “la asociación desarrolló sus designios criminales, por lo menos, desde principios de agosto de 2009, momento en que Amado Boudou asumió como Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación, hasta el mes de diciembre de 2015, cuando finalizó su mandato como Vicepresidente de la Nación”.

Boudou junto a CFK

“La complejidad de la maniobra investigada y su significación económica, ha evidenciado el intrincado entramado societario diagramado para generar, entre otras cosas, una opacidad en las transacciones, algunas de ellas registradas en cuentas en el exterior, y, de esa manera, disimular los movimientos de dinero y ocultar tanto los bienes como sus beneficiarios efectivos”, añadió.