Una de las más ricas de la Argentina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 23 Mar 2015

Uhna"Yo tengo 10 mansiones, no una, y estoy acá. Yo puedo estar en mi mansión ahora, pedazo de animal, vago de miércoles" fue la desafortunada frase que puso a la senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, al frente en todos los medios del país.

El hecho se produjo cuando la esposa del gobernador de Tucumán, José Alperovich, y legisladora nacional visitó la localidad de El Molino, una de las zonas afectadas por las inundaciones que sacudieron a gran parte de la provincia de Tucumán.

El exabrupto desató el escándalo como reguero de pólvora, avivada por la puja electoral que magnifica cada paso en falso. Hace algunas horas Rojkés de Alperovich pidió disculpas públicas y reconoció que su conducta fue “primitiva” y que no “tiene justificativo”.

Beatriz Rojkés es una de las mujeres más ricas de la política

Pero más allá del pedido de disculpas, la realidad económica de los Alperovich deja sin efecto cualquier intento de suavizar el escándalo.

Entre 2006 y 2010 Rojkés de Alperovich incrementó su patrimonio en un 300%. 

Beatriz Rojkés de Alperovich tiene la cuarta fortuna más grande del Senado de la Nación. Sus activos provienen, en su mayoría, de sus acciones en una concesionaria.

El 80% de su fortuna proviene de negocios automotrices.

En 2011, el diario La Gaceta de Tucumán, informaba acerca de la declaración jurada de la senadora: $ 20,6 millones. El patrimonio se conforma, en un 80%, con acciones de la firma León Alperovich SA, una concesionaria de autos. 

Rojkés de Alperovich declaró, además, depósitos bancarios y dinero en efectivo por casi $ 5 millones.

Más allá de las cifras, llama poderosamente la atención el aumento patrimonial de la parlamentaria: Entre 2006 y 2010 Rojkés de Alperovich incrementó su patrimonio en un 300%.

Antes del 2006 la actual senadora tenía un patrimonio de 1,7 millones de pesos. En 2006 trepó a 7 millones de pesos y en 2010 ostentaba $ 20.627.274. 

El dato no pasó desapercibido para la oposición tucumana y generó el escándalo en la provincia.

La riqueza de la senadora se basa en León Alperovich SA, la concesionaria de autos que tuvo un giro rotundo cuando José Alperovich asumió la gobernación de Tucumán en 2003. La firma se convirtió en uno de los principales proveedores de camionetas Ford y Volkswagen del Estado tucumano, intendentes, concejales y funcionarios. Este dato surge "El Zar tucumano", la biografía no autorizada del mandatario.

Mirá el informe de PPT sobre el poderío de los Alperovich en Tucumán: