Tuvo que dejar su trabajo de gráfico para ser "trapito" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 15 Mar 2017

Adrián, no fue "trapito" toda su vida, durante más de 20 años tuvo un trabajo calificado, al que hoy no tiene chance de volver. "Antes de esto, yo era gráfico. A los 13 años empecé a trabajar en una imprenta, era maquinista de offset. Me puse a lavar autos porque no encontraba nada, la industria gráfica está parada", aseveró.  

Luego de que la Municipalidad de la Capital decidiera aplicar el artículo 49 del Código de Convivencia, que prohíbe "lavar, reparar y realizar tareas de mantenimiento a vehículos en espacios públicos", son cerca de 100 los "trapitos" de la Ciudad de Mendoza que han quedado sin ese trabajo que les permitía hacer una diferencia importante de dinero sin afectar el desempeño del tarjetero.

  Ya se han realizado cerca de 146 multas a los conductores, de 800 pesos cada una.  

Adrián, de 41 años, es "trapito" que se desempeña en la zona de la Plaza Independencia, y asegura que pasó de llevar 500 pesos a su casa a $140.

A través del programa Te Digo lo que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 7 a 9 por Radio La Red Mendoza 94.1- Adrián contó que hay malestar no solo entre los trapitos, sino entre los vecinos también.  

"La relación con los automovilistas es buena, y los vecinos están enojados con lo que está pasando. Nunca ha pasado nada más allá de lo verbal, porque a aveces uno no tiene un buen día. Pero se están juntando firmas para que nos dejen trabajar en esto", aseguró Adrián a este diario.

"De llevar 500 pesos a mi casa ahora llevo 140" 

"Apenas nos enteramos de la ordenanza nosotros dejamos de lavar; para que no tenga problemas el automovilista ni el el titular de la cuadra, que es el tarjetero", contó. 

Lo cierto es que luego de que se decidiera aplicar esta ordenanza, la realidad de Adrián y muchos "trapitos" cambió. "En un buen día lavo de 10 a 14 autos, y pedía 50 pesos por auto.  Así que de llevar 500 pesos a mi casa ahora llevo 140", narró.

"Antes de esto, yo era gráfico" 


"Trabajo de 8 a 19 corrido, si no puedo lavar me vuelvo a las 17, porque no tiene sentido quedarme. No quiero tener problemas con la Policía, que no nos deja trabajar ni de esto", dijo.

"Esto empuja a que la gente que no quería hacer cosas malas, las haga" 

Y agregó: "Nunca tuve problemas con los inspectores, sí con la Policía, pero hay que entender que hacen su trabajo y obedecen a una norma".

"Me siento desamparado, porque el Gobierno no nos ayuda. Yo solo quiero trabajar, pero no tengo ninguna posibilidad. En esto muchos encontraron la manera de estar ocupados y llevar plata a su casa, pero esto empuja a que la gente que no quería hacer cosas malas, las haga", sentenció.