Apartaron al juez del expediente por el crimen de Julieta González - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 2 Mar 2017

Este jueves, el juez David Mangiafico fue separado de la causa del crimen de Julieta González. Fue una decisión de la Octava Cámara del Crimen.

De acuerdo con Juan Rifo, abogado de la familia de Julieta González, el magistrado fue apartado por la detección de ciertas irregularidades en el proceder de Mangiafico, como la resolución de cuestiones pedidas por la defensa sin darle vistas a la fiscalía.

El abogado Rifo presentó entonces una recusación al magistrado, para pedirle que se apartara. En este caso, “el magistrado tiene 48 horas para resolver sobre este pedido”, explicó Rifo. “Él, lejos de usar el procedimiento, tomó 11 días para resolverlo en una audiencia oral, apartado de todo procedimiento”.

Mangiafico fue apartado por irregularidades en su proceder.

Según contó Rifo, se produjo una fuerte discusión durante esta audiencia, de tono elevado, en medio de la cual la defensa “aprovechó” para meter un recupero de libertad, al cual no le dieron lugar. “Se dio la nulidad de todo lo hablado en esa audiencia”, explicó el abogado.

“Siguiendo con la recusación, el juez debe informar a la Cámara de Recusaciones sobre el motivo de no apartarse. La Cámara le dijo que se tiene que apartar”.

Finalmente, la Octava Cámara del Crimen le dio la razón a la parte querellante y resolvió apartar a Mangiafico, dejando la causa en manos del Primer Juzgado de Garantías.

Andrés Di Césare fue imputado por el crimen de Julieta González.

Además, el juez Mangiafico había sido denunciado con anterioridad durante febrero por incumplimiento de los deberes de funcionario público, violación de procedimientos establecidos en el Código Procesal Penal, y por faltas contra la ley de Violencia de Género.

Julieta González tenía 21 años y vivía en Maipú. La joven apareció muerta a fines de septiembre del año pasado en las inmediaciones del penal de Almafuerte. La familia de la joven la buscaba intensamente desde el 21 de septiembre, la última vez que la vieron con vida.

Por el crimen fue detenido Andrés Di Césare, hijo de un empresario del transporte, quien mantenía contactos con la joven. Se sospecha que el Mangiafico ha demorado la elevación a juicio oral y público del caso.