Quién filtró los audios - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 10 Feb 2017

Cristina Kirchner lo llama “pelotudo” a Oscar Parrilli; al mismo tiempo, Daniel Angelici presiona sutilmente a capitostes del Tribunal de disciplina de la AFA. Todo ello en vivo y, casi, en directo, gracias a las escuchas que se filtraron en los últimos días.

La expresidenta hablar de una persecución política, Parrilli denuncia algo similar en la Justicia. Sin embargo, el interrogante es otro: ¿Quién y por qué filtró esas escuchas?

La persona que lo hizo demostró que no se trata solo de pegarle al kirchnerismo, sino también a personeros de confianza del propio Mauricio Macri. Ello vuelve brumoso el tema, muy brumoso.

Por el escándalo, el juez Ariel Lijo y la oficina de captaciones telefónicas debieron dar explicaciones a la Corte Suprema de Justicia.

El juez Lijo, preocupado por la filtración de las escuchas

De hecho, para desligarse de la filtración del material sostuvieron que fue la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) la que se encargó del procedimiento.

La Corte reclamó el miércoles que la Oficina de Captación de Comunicaciones, que está bajo su órbita, brinde explicaciones por "la difusión de audio de una intervención telefónica" que involucraba a CFK y a Parrilli, quien le había pedido aclaraciones al máximo tribunal.

Ver además: Por la filtración del audio, CFK denunció "espionaje político"

Además, la Corte le pidió a Lijo "que con idénticos recaudos, ponga en conocimiento del Tribunal, cualquier circunstancia que considere pertinente orientada a dilucidar la responsabilidad administrativa que pudiere corresponder a los agentes judiciales intervinientes en la captación, transmisión, entrega y resguardo de la cadena de custodia de los datos obtenidos mediante las interceptaciones telefónicas ordenadas en la causa".

En ese contexto, Lijo y la oficina de las escuchas dieron sus explicaciones, que fueron publicadas en sendos oficios por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Angelici, sin explicaciones

En nueve carillas, Lijo -a cargo de la causa contra Parrilli por presunto encubrimiento del narco Ibar Pérez Corradi en cuyo marco trascendieron las conversaciones con Fernández- hizo una breve reseña de las actuaciones, justificó las intervenciones e insistió en que la defensa del ex funcionario, a cargo de Roberto Boico, tuvo copias de las actuaciones y las grabaciones y "no existe en el expediente ningún planteo de las partes respecto de la validez de las intervenciones telefónicas practicadas".

Lijo remarcó que "se autorizó a personal de la Agencia Federal de Inteligencia -el cual también debe resguardar la confidencialidad regulada por esas leyes- a realizar la escucha directa de los abonados telefónicos de referencia como así también a retirar los discos con el producido de las intervenciones".

Ver además: Una nueva escucha explota en la AFA: pedían por Tevez

Añadió que "la copia del material en cuestión fue realizada en las máquinas de esta dependencia por un Secretario y un Prosecretario de este Tribunal quienes, al momento en que terminaban las copias de cada disco, procedían a la reserva del material en cuestión en la caja fuerte de este Tribunal".

En tanto, también elevó a la Corte su respuesta la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación, con la firma del camarista Martín Irurzun -presidente de la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal-, su colega de Comodoro Rivadavia Javier Leal Ibarra y del ex secretario de Lijo, Juan Tomas Rodríguez Ponte, a cargo del área de captaciones telefónicas.

La AFI siempre sospechada

Allí se remarcó que se abrió un expediente administrativo para esclarecer cómo se filtraron a la prensa las escuchas.

En 18 páginas, el informe repasa las funciones del área y su procedimiento, y resaltó que "la responsabilidad de la dirección en cuanto al resguardo del material culmina con la entrega de los CDs a la autoridad judicial requirente o a quien esta designare".

"De las constancias obrantes en los registros internos de la Dirección se pudo establecer que la actividad desarrollada por la Subdirección Jurídico Administrativa en el marco de la intervención ordenada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 4, Secretaría N° 8, en el marco de la causa 481/16, se ajusta a los procedimientos habituales establecidos en los reglamentos y protocolos de actuación correspondientes", resaltó.

Se afirmó que "el material en cuestión fue entregado a personal que cumplió las tareas propias de escucha directa, autorizado en la nómina enviada por la Agencia Federal de Inteligencia para cumplir ambas labores (acceder a los audios en locutorio y hacerse del material físico de manera periódica)".

Lorenzetti también quedó bajo sospecha

En conclusión, las escuchas las habría filtrado la propia AFI… como en los viejos tiempos.