Misiones: los perros de un cura custodian su tumba - Mendoza Post
Post: Agencia DyNSábado 21 Feb 2015Sábado, 21/02/15 atrás

Cuatro perros que fueron rescatados por el sacerdote Guillermo Hayes, quien falleció a principios de diciembre, merodean diariamente la sepultura donde fueron depositados sus restos, en una curiosa ceremonia que llamó la atención de los misioneros.

En forma cotidiana se puede ver que los perros descansan sobre el montículo de tierra o bien al lado, como una demostración de fidelidad  

El caso, que despertó la simpatía de los habitantes de la localidad de Oberá, distante a unos 100 kilómetros de Posadas, fue descubierto el mismo día en que los restos del religioso de la orden de los verbitas fueran enterrados en el Parque Jardín Bíblico.

Desde el 7 de diciembre, los canes que fueron bautizados por el padre Guillermo como "Pancho", "Simba", "Brand" y "Oso" y hasta el potrillo "Petizo", no dejan de merodear por la sepultura a flor de tierra de su extinto propietario.

El padre Hayes falleció en diciembre

En los alrededores, tantos los vecinos como los seguidores del religioso que llevó adelante una prolífera labor social, no dejan de recordar el cariño que aquél proporcionó a los animales, a los que rescató del abandono.