Carlos de Casas asegura: "No defendí a torturadores" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 6 Feb 2017

La postulación a la CIDH por parte de Mauricio Macri del abogado mendocino Carlos de Casas, ex funcionario radical y actual defensor del ex ministro de Salud, Rubén Giacchi, generó polémica durante el fin de semana.

Diversos sectores, principalmente de aquellos vinculados a los derechos humanos, salieron a cuestionarlo por haber sido representante legal de Enrique Blas Gómez Saa, ex subjefe de Inteligencia de la VIII Brigada de Infantería de Montaña involucrado en una causa por secuestros y torturas durante la última dictadura.

Carlos De Casas

Frente al señalamiento, De Casas sostuvo que nada tenía que aclarar. No obstante, luego reconoció haber sido defensor del otrora represor: “Solamente (defendí) una vez a un militar que se llama Gómez Saa. Solamente una vez y lo defendí por lo siguiente; primero porque es un hombre al que echan del Ejército en la época de la dictadura, porque se oponía al golpe militar. Él pertenecía a un grupo que se llamaba ‘Los 33 orientales’. Este hombre además de ser militar era licenciado en Ciencias Políticas, y lo echaron del Ejército”.

Al mismo respecto, añadió ante radio Mitre Mendoza: “Esto está en el legajo, pero los que hacen las críticas no van a ver el expediente ni las pruebas. En el legajo militar de este hombre tiene la primera sanción de Menéndez el 24 de marzo de 1976, la cual es una fecha emblemática. Él era el jefe de regimiento de esquiadores en Puente del Inca, cuando viene el golpe lo sacan de ahí y lo traen a Mendoza para reubicarlo. Está dos meses y 18 días como auxiliar en una oficina de inteligencia porque era el que más conocía de los movimientos y composición del Ejército de Chile por estar como jefe en un regimiento cercano a Chile para hacer un movimiento… porque recuerden que en ese momento estuvimos cercanos a un conflicto bélico con Chile”.

Ver además: Polémica por abogado mendocino propuesto por Macri para la CIDH

Acto seguido, De Casas desmintió la gravitación de Gómez Saá durante la dictadura: “Dicen en las noticias que él era el segundo jefe de inteligencia en Mendoza, pero eso es mentira. Después hay falta de mérito, porque en la causa concreta lo acusan de haber participado o de haber presenciado tortura de tres personas, ninguna de las tres personas lo menciona. No lo han visto los testigos. En ese momento para un militar era una cosa excepcional. El hombre lamentablemente no llegó a juicio porque se enfermó y está mentalmente discapacitado”.

De Casas con su mujer

El abogado insistió en que jamás participó en un juicio de lesa humanidad, ni defendió a torturadores: “Soy un ferviente defensor de los juicios de la memoria y repudio los hechos de tortura, la dictadura y demás. Ahora, si con este hombre hubiéramos llegado a juicio habría sido absuelto. Ese es mi convencimiento, sino no lo hubiera atendido. Si hubiera tenido alguna constancia o sospecha de que él era un torturador o que permitió u observó no lo habría defendido”.

Finalmente, De Casas definió qué es lo que entiende por derechos humanos: “Son los que están plasmados claramente en la Convención Americana de los Derechos Humanos y en todos casos de Derechos Civiles. Son muy amplios y que además hablan fundamentalmente de la dignidad de la persona y del trato que hay que tenerles a las personas. Hay una lista muy grande de derechos, pero quiero decir algo puntual: la Argentina siempre tuvo un modelo donde se relacionó con el sistema. Eso viéndolo desde el punto de vista internacional. Pero tenemos que destacar los juicios para determinar las responsabilidades de las juntas militares, también en materia de libertad de expresión tenemos larga tradición –lamentablemente un poco manchada en los últimos años- con grandes fallos y casos en la Corte Suprema”.