Abuso sexual: mitos y verdades - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 3 Feb 2017

De acuerdo con un informe publicado por Diario La Nación sobre abuso sexual, en más del 90% de los casos el abusador será un hombre, y en más del 80%, será alguien conocido por la víctima. En lo que respecta al abuso infantil, se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños será víctima de un abuso sexual antes de cumplir los doce años de edad.

“Son exitosos y deportistas. No necesitan llegar a eso”. Esa fue solo una de las polémicas frases que soltó Juan Day, el abogado defensor de los seis rugbiers imputados por el abuso a una joven durante una fiesta. “¿Por qué no pensar que la chica los incitó?”, fue otra de las preguntas que planteó el abogado.

Creer que por que una persona sea “exitosa”, independientemente de lo que uno considere como “éxito”, o pensar que las víctimas de alguna manera pueden provocar o hasta desear la violación, revela el pensamiento arcaico y el desconocimiento que muchas personas tienen sobre el abuso sexual en pleno 2017.

José Hervida, imputado por abuso sexual simple.

El informe publicado plantea entonces una serie de mitos y verdades sobre el abuso sexual:

El abuso sexual sucede en lugares carenciados: Falso. El abuso tiene lugar en cualquier estrato social. Es independiente del origen, edad, religión, profesión o nivel económico de la víctima. Creer que el abuso solo ocurre en lugares de bajos recursos es desconocer el alcance del problema.

El violador suele ser una persona conocida del círculo familiar: Verdadero. En la mayoría de los casos, el violador es alguien cercano a la víctima: padre, madre, abuelo, tío o inclusive un amigo íntimo de la familia.

Se estima que 1 de cada 4 niñas será víctima de abuso antes de cumplir doce años. 

El abuso es premeditado: Correcto. Muchos creen que el abuso sucede “inesperadamente”, que el violador “se excita” espontáneamente. En realidad, el abusador suele preparar su ataque con antelación. La violación suele ser dentro del propio hogar, ya que es un entorno más “seguro” y controlado para el abusador. El abuso tiene que ver con el poder, el deseo de lastimar, dominar al otro, cosificarlo.

El abuso se debe a que la víctima inconscientemente lo busca o lo desea: Falso. Lo único que se logra con esta idea es eximir de responsabilidad al violador. Un hecho como una violación nunca puede ser deseado ni fantaseado por la víctima.

Si la víctima no trata de defenderse mientras es abusada es porque de alguna manera le gusta: Falso. La mayoría de las víctimas no reaccionan, se quedan calladas o se hacen las dormidas. Esto no la hace cómplice en ninguna medida o indica que provocó al atacante.

En la mayoría de los casos, el abusador es una persona cercana a la víctima. 

Un novio, marido o padre de familia no pueden ser abusadores: Falso. No importa si sea su pareja o su marido, si fuerza a la víctima a tener relaciones en contra de su voluntad, es violación.

El abusador posee una estructura psicopática o perversa: Correcto. Pero esto no la exime de su responsabilidad.

El abusador es una persona insatisfecha sexualmente: Falso. Muchos abusadores mantienen relaciones sexuales “normales” con otras personas. El deseo del violador es dominar y tener una sensación de poder.