Los ministros de Macri, entre Punta y Mardel - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 31 Dic 2016Sábado, 31/12/16 atrás

Mauricio Macri les dio una clara orden a su gabinete de cara al verano 2017: "Descansen los quiero a todos acá a más tardar el 20 de enero" y partió con Juliana Awada y Antonia a Villa La Angostura.

El gobierno queda a cardo de Peña y Frigerio que se turnarán.

Atentos a no quedar expuestos por vacacionar en lugares muy exclusivos ni quedar en evidencia por gastos exagerados en épocas de crisis, los ministros optaron por la costa uruguaya y argentina.

El primer defensor de la austeridad junto al presidente, el jefe de gabinete Marcos Peña, eligió un destino conocido y no muy glamoroso: Guazuvirá, un resort cercano a la localidad uruguaya de Atlántida. Allí llegará con su esposa y sus dos hijos.

El tranquilo destino de Peña.

Además, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, mantiene expectante el destino de sus vacaciones aunque fuentes cercanas aseguran que no será Estados Unidos ni Europa ya que debe turnarse con Peña para que uno de los dos siempre esté en funciones.

Por su parte, los ministros de Educación, Esteban Bullrich, y de Modernización, Andrés Ibarra, pasarán unos días en el complejo Marayuí que queda entre Chapadmalal y Mar del Plata.

El ministro de Educación ya está de vacaciones.

Otros ministros que suelen estar en Punta del Este como Guillermo Dietrich (Transporte), Fernando de Andreis (Secretaría general), Francisco Cabrera (Producción) o Sergio Bergman (Medio Ambiente), aún no han confirmado sus destinos de descanso. Pero al mendocino Cabrera ya se lo vio por Manantiales en Mar del Plata.

Otra muestra de austeridad la dio la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, eligió pasar sus vacaciones entre vacas, caballos y paseos en bicicletas en un campo de Los Toldos.

Sólo el asesor presidencial José Torello, inmune a las críticas de sus pares, reconoció entre íntimos que estará "unos días en Miami". La canciller Susana Malcorra, en tanto, se fue a España a pasar unos días con su familia.

El asesor presidencial se va unos días a Miami.

Eso sí: a Punta del Este, donde suele ir el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, llegará el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ansioso por tomarse un respiro luego del ajetreado final de año legislativo que tuvo su broche final con la reforma del impuesto a las ganancias.

De los aliados de Cambiemos, la líder de la CC-ARI Elisa Carrió "no tiene ningún viaje agendado" para enero, según un colaborador, mientras que el radical Ernesto Sanz repartirá su tiempo entre su San Rafael natal y alguna escapada a los bosques de Cariló.

El sanrrafaelino Ernesto Sanz estará en sus pagos.

La gobernadora bonaerense Maria Eugenia Vidal dio las mismas indicaciones que Macri para sus funcionarios. "Nada de hacer como (José) Alperovich. Y todos acá el 15 de enero", haciendo alusión a las fotos del ex mandatario de Tucumán arriba de un camello en su exótico y lujoso paso por Medio Oriente. Más allá de su convicción de quedarse en el país, tiene pendiente un viaje a México por una semana que la gobernadora podría tomarse en algún momento del verano, según informó diario La Nación.

En Pinamar, en tanto, convivirán el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y su esposa Malena Galmarini con macristas como el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo (tienen o alquilan casas en el mismo barrio cerrado). No muy lejos de allí, en Valeria del Mar, estará el ex ministro kirchnerista Florencio Randazzo.

Algunos kirchneristas pasarán unos días en Villa Gesell.

Los ultrakirchneristas Héctor Recalde, Diana Conti y Carlos Kunkel también repetirían, como todos los años, su paso por Villa Gessell, mientras sindicalistas gastronómicos como Luis Barrionuevo o Dante Camaño optarán por Mar del Plata, donde tienen su hotel propio, el Sasso.