Mina de Paramillos, en la mira de una firma privada - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 16 Dic 2016Viernes, 16/12/16 atrás

Minera del Oeste S.A., una firma privada de capitales mendocinos, ha propuesto remediar los pasivos y aprovechar los restos de mineral presentes en la milenaria Mina de Paramillos, de cuyas galerías solían extraerse cantidades importantes de cobre, oro y plata. Además, existe un interés ambiental, ya que el pasivo acumulado durante casi un siglo sería un potencial peligro ambiental.

El principal impulsor del proyecto es Pedro Capredoni, quien ya inició la Manifestación de Impacto Ambiental ante el área pertinente. Plantea instalar una planta de tratamiento en el lugar para remover una cantidad aproximada de 90 mil toneladas de escombros, las cuales se han acumulado tras casi 100 años. Estos escombros contienen plata, zinc, plomo y cobre que serían aprovechables.

El Post conversó con Miriam Skalany, directora de Protección Ambiental, acerca del potencial impacto que tendría este proyecto.

Interior de la Mina de Paramillos

Lo primero que destacó Skalany es que no se trata de una operación de extracción sino de remediación, para lo cual se utilizaría un procedimiento de molienda y separación por precipitación. Este proceso, según la Directora, tiene un impacto ambiental positivo. 

“Los residuos de las escombreras eran intratables en su momento y se descartaba. Este desecho se juntó durante casi 100 años", explicó. Según detalló, todo este material puede producir un daño ambiental constante, debido a la exposición de los elementos y el agua, que pueden dañar el ecosistema circundante. Este plan de remediación daría tratamiento a todo este “pasivo ambiental.”

En lo que respecta al uso del agua, Skalany aclara que para el proceso se va a utilizar agua que está almacenada en la propia mina. “Durante el tiempo que ha estado la mina en desuso, las galerías se han inundado, por lo que se va a aprovechar esta agua para el proceso. Luego de ser usada, el agua se reinyecta en la mina, creando un circuito cerrado. No se va a utilizar agua de ninguna fuente externa.”

La mina está en la mira de una firma privada de Mendoza.

La directora destacó además que esta se trataría de la primera remediación a gran escala que se realiza, “la cual es impactante tanto por la envergadura del proyecto, como por el hecho de que se trate de mineral metálico.”

Un dato interesante, fuera de todo esto, es el enganche turístico que quieren sumar. La planta va a contar con un mirador como anexo, a fin de que los visitantes puedan apreciar la vista de las viejas galerías, además del trabajo actual.