Hasta ahora son 7 las víctimas de los curas pedófilos - Mendoza Post
Lunes 28 Nov 2016Lunes, 28/11/16 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

El Instituto Antonio Próvolo para Niños Sordos de Mendoza ha sido el escenario de los más terribles abusos y vejaciones que nadie se pudo imaginar. Hasta el momento son 7 las víctimas que han declarado contra los curas y otras dos personas del lugar pero se esperan más declaraciones de personas que sufrieron abusos sexuales.

“Este es un caso de dimensiones descomunales”, le aseguró una alta fuente ligada a la investigación al POST, debido a que fue este diario el que hizo trascender el aberrante caso.

Los acusados por los abusos sexuales a los que eran sometidos los niños que asistían al internado Próvolo son un cura italiano de 82 años llamado Nicola Corradi (“El padre Nicolás”), otro sacerdote de 56 años llamado Horacio Corbacho, y un administrativo y otro hombre que es hipoacúsico que padece un leve retraso mental pero que es imputable, según determinaron los peritajes.

El cura Horacio Corbacho, detenido.

Ver: "La Casita de Dios", donde abusaban a los niños

Este último era monaguillo y a veces lo hacían vestir de cura. Eran los otros dos sacerdotes quienes lo hacían “disfrazar” y traer los niños a “La Casita de Dios”. Este lugar es una parte del predio que era utilizada para cometer las vejaciones.

El instituto del horror.

Ver: Estos son los curas presos por violar a niños sordomudos en Luján

La fuente que dialogó con el POST, una vez que se conoció el relato de una chica trans que vive en San Luis y fue víctima de manoseos y otras humillaciones en el instituto, detalló que ya “atestiguaron unas 30 personas de las cuales unas 20 son niños”.

La dirección del Instituto Próvolo.

En ese sentido, aclaró la fuente que “algunos de los que fueron a declarar como testigos, tras conocer sus relatos, se convirtieron en víctimas, muchos de ellos porque eran obligados a presenciar las vejaciones”.

Ver: Dramático relato: "El sacerdote nos manoseaba"

Pero como dijo el pesquisa, el caso es de dimensiones muy grandes y terribles por “lo que ya se tuvo que armar otro cuerpo del expediente”.

Pero lo judicial es una parte de la situación. Luego de la revelación del POST, muchos niños que pasaron por allí “están llegando espontáneamente a la fiscalía para declarar”, destacó el investigador consultado.

Ver: La iglesia mendocina se despega de los curas pedófilos

Al respecto sentenció: “Muchos vienen con sus padres. Algunos están sorprendidos y otros están muy enojados porque intuían que algo pasaba en el instituto”.

Ver: Cayó un administrativo que vestía de cura y abusada de los niños

Hay que recordar que los chicos eran amenazados para que no contaran nada sobre los sometimientos que sufrían. Pero ya está, se abrió la puerta y nada puede detener los deseos de hablar de personas a las que les arruinaron la niñez.