Dos aclaraciones sobre la "nueva cara" de Uma Thurman - Mendoza Post
Miércoles 11 Feb 2015Miércoles, 11/02/15 atrás
porEli Toro
Editora

 "Uma Thurman quedó irreconocible tras operarse el rostro", titularon casi todos los medios del mundo.

Es que la actriz (44 años) , reconocida por sus roles en Pulp Fiction (1994) y Kill Bill (2003) sorprendió en las últimas horas luego de la presentación de Slap, su nueva serie, y viene provocando un alud de comentarios en Internet sobre su supuesto "cambio de cara" por cirugía estética.

Pero es necesario dejar un par de cosas claras:

1- Uma Thurman no está operada, solo está mal maquillada

Nada malo sucedería si lo estuviera, pero creo fervientemente que Uma Thurman no está operada, o al menos no tanto como para que su cara de la vuelta al mundo con millones de críticas. Tan solo está mal maquillada.

El artista español Juan Palomares es el autor de este montaje en el que añadió con Photoshop el maquillaje habitual con el que estamos acostumbrados a ver a Uma Thurman.

¿Qué hizo Palomares? Simple: añadió máscara de pestañas, delineador, un poco más de blush y labios en tono claro y brillante. El resultado nos evoca a la Uma de siempre. ¿No?

Mismas arrugas, mismas bolsas, diferente eyeliner.

Basta con googlear su nombre para notar que la actriz suele resaltar mucho sus ojos con delineador y usar gloss color nude perlado. Absolutamente todo lo contrario al makeup que lució para esta presentación. El color oscuro en los labios y los ojos sin delinear hicieron el terrible efecto de contraerlos a ambos y que su cara luciera hinchada.

2- ¡Uma Thurman tiene 44 años!

La actriz tiene 44 años. ¿Por qué tanta aversión al paso del tiempo? ¿Por qué tenemos que pretender seguir viendo a Uma Thurman con la misma cara que tenía a los 23 o a los 32, edad que tenía al protagonizar sus éxitos? Es científicamente imposible.

12 años pasaron desde esta cara.

Sí, porque es esa cara la que se nos ha quedado grabada en la memoria cada vez que pensamos en esta celebridad, por lo que cuando la vemos 12 años después de su gran éxito pretendemos que luzca exactamente igual, y si se opera la condenamos y pensamos automáticamente: "¿Qué se hizo?" Admitámoslo, si no se hubiera operado (que no es seguro que lo haya hecho) hubiéramos dicho: "¡Qué descuidada, el paso del  tiempo no la favorece!" 

¿Por qué las actrices de esta edad tienen que estar tan presionadas por el ojo público? Ya se hizo con Renée Zellweger y lamentablemente volverá a pasar.