La mamá de Lorena Arias: "Los chicos no entienden lo que pasó" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 26 Oct 2016Miércoles, 26/10/16 atrás

Esta mañana la mamá de Lorena Arias, Miriam Ortíz, dialogó con varios medios de comunicación mendocinos en los que contó cómo sigue su vida a partir de la partida de su hija, hermana y madre luego del triple femicidio de Godoy Cruz.

“El Señor me sostiene y sostiene a la familia”.

Ayer en la tarde, a Miriam le tocó despedir en el Parque de Descanso a sus amadas familiares y hoy no le queda otra que estar enfocada en sostener y contener a sus dos nietos que viven con ella y a los otros dos que luchando por su salud en el hospital pediátrico Humberto Notti.

La mujer aseguró que ha perdido a "tres personas importantes" en su vida: su hija, Claudia Lorena Arias; su hermana, Marta Susana Ortíz (45), y su madre, Silda Vicenta Díaz (90), y que se refugia en la religión para sobrellevar este difícil momento: "No sé cómo estoy hablando con ustedes, son momentos muy difíciles, muy duros. Es el Señor el que me sostiene y sostiene a la familia. También el cariño de los vecinos de la comunidad de San Antonio, que nos apoyan con su oración y consuelo".

Miriam Ortíz junto a su madre Silda.

Incluso, esta noche a las 20:30 convocaron a una misa en la Parroquia Nuestra Señora de Monserrat ubicada en Joaquín V. González 2020 del Barrio Trapiche de Godoy Cruz "para pedir por las almas de mi mamá, mi hermana y mi hija y también por la vida de mis nietos". 

"He perdido a tres personas importantes en mi vida".

Los niños

La abuela contó que los chicos que los dos chicos que viven con ella, el de 9 años y la de 14, están bien pero "consternados" y que "no alcanzan a entender" todo lo que pasó.

Ella también aseguró que están recibiendo ayuda psicológica y que los especialistas le advirtieron que "van a extrañar mucho a su mamá y la van a necesitar".

"Nona, están todos muertos" le dijo el nene de 9 años.

Por otra parte, los otros dos chicos seguirán internados y no le han permitido pasar a verlos pero pudo saber que la bebé de 11 meses está mejorando y seguramente la pasen a sala común durante la jornada de hoy, según comentó a Radio La Red.

Ayuda

Miriam necesita ayuda. Ella comentó en diálogo con Canal 7 que han recibido mucha ayuda de la municipalidad de Godoy Cruz pero que su casa es muy pequeña: "Son cuatro vidas más y desgraciadamente no hay espacio, obviamente se hace, pero una familia no puede vivir así".

Ella es ama de casa y su pareja, Benito, "trabaja en lo que puede, es vendedor ambulante, los recursos son escasos" y agregó: "Tenemos tres habitaciones nada más, en la cual vive mi hija con su familia, mi hijo y hoy está quedándose a dormir la otra niña para estar más unidos".

En las últimas horas, el ministro Rubén Giacchi indicó que se está evaluando una ayuda económica por parte del Estado teniendo en cuenta que ahora vivirá con cuatro chicos.

#Niunamenos

La fe de esta mujer es lo que la sostiene, según ella asegura, y está convencida de que la violencia de género no se resuelve con más violencia: "Tienen que tener en cuenta que generar más violencia no sirve. Esto se soluciona de otra manera".

"Tengo la palabra del Señor, esa es mi herramienta. Con el amor se puede cambiar el mundo, con el amor de Dios, porque no hay otra cosa. El mundo está sin Dios, entonces cuando el mundo quiere caminar por su propio capricho, por su propia ideología nos lleva a eso", agregó.

Los padres

Miriam confesó que su hija "no tuvo suerte con sus parejas". A Zalazar no lo conocía y lo único que sabe es que: "dos veces había ido a la casa a llevarle algo a la nena, pero nada. No lo puedo corroborar porque no lo he visto eso yo".

En cuanto al padre de los chicos más grandes, ella explicó que "no estaba en condiciones y no quiso tampoco" hacerse cargo de sus hijos y agregó: "Aparte son dos papás más, el primero es de dos y (el padre) del próximo nene tampoco ha querido hacerse cargo de la criatura".

El trágico momento

Ella confirmó que el niño de 9 años que se escondió fue quien la llamó para contarle lo que sucedió: "Es muy duro… me pintaba toda la situación cómo era. Yo no lo podía creer y actué lo más rápido posible".

Explicó que el pequeño se escapó por la ventana, se escondió en el jardín, "donde hay muchas rosas y plantas" lo que le dio la posibilidad de escapar y agregó: "No sé en qué momento él pudo pasar al auto de mi hermana, pasar la cerradura y esconderse adentro del baúl". Al salir de ese baúl fue que llamó a Miriam y le dijo: "Nona, están todos muertos".