El jefe de despacho de Michetti la defendió en la Justicia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 19 Oct 2016

Un colaborador directo de Gabriela Michetti confirmó ante la Justicia que parte del dinero que le fue sustraído a la vicepresidenta provenía de "donaciones" para la Fundación SUMA, por las que no se entregaron recibos.

Santiago Eduardo Riobó, actual jefe de Despacho en la Presidencia del Senado y colaborador de Michetti "desde que ella era Diputada Nacional, hará cinco o seis años" (de acuerdo a su presentación), declaró ante el juez Lijo que él mismo realizó un aporte de 2.500 pesos, también sin recibo.

"El aporte lo realicé en el despacho de Gabriela Michetti, cuando era Senadora, fue por la suma de 2.500 pesos en los primeros días de noviembre de 2015, dos semanas antes de que suceda el robo en la casa. Esta colaboración la realicé en efectivo y la sumé yo al dinero que se estaba recaudando", declaró Riobó ante el juez Ariel Lijo.

Michetti estuvo la semana pasada en Mendoza.

Varios integrantes del PRO estaban aportando dinero para los gastos de la cena de gala de la Fundación SUMA, según relató Riobó.

"No se entregó recibo sino que por pedido de Gabriela lo que yo hacía era anotar quién me daba y cuánto para que cuando ella fuera a la Fundación le hiciera los recibos correspondientes", explicó.

Interrogado sobre cómo se recaudaba y guardaba el dinero, respondió: "Yo tenía un cajón con llave en el que guardaba las donaciones que se iban recibiendo. Gabriela no recaudaba el dinero, sino que pidió colaboración y ella dijo que me lo dieran a mí".

Nueva defensa para la vicepresidenta.

De esa manera, Riobó recordó haber recibido un “sobre” con una cifra de entre 70.000 y 75.000 pesos que le entregó el senador Federico Pinedo “una semana antes de las elecciones”, y una suma similar que le entregó la hermana de Michetti.

El juez Lijo quiso saber "si en alguna otra oportunidad ha recaudado donaciones de dinero realizadas por parte de terceros en favor de la Fundación SUMA, a lo que Riobó contestó: "No, recaudar yo no. Fue esa sola vez".