Cómo conseguir trabajo por e-mail - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 4 Feb 2015

La mayoría de las empresas reciben cientos de mails todos los días, tenés que ser distinto, tu mail tiene que pedir a gritos una respuesta, un pedido que no puedan dejar de contestar.

Lo primero que deberías pensar es ¿Si alguien me escribiese este email a mí, lo respondería?

Seguro que lo que tenés para ofrecer es muy valioso pero es importante que destaques de los demás porque la persona que recibe los e-mails tiene muchas otras cosas que hacer también y ésta suele ser la última de sus tareas.

La fórmula de mandar muchos e-mails con la lógica de obtener el máximo alcance en el menor tiempo posible no resulta, de 200 o 500 contactos a los que envíes tu e-mail, sólo una quizás responda y ni siquiera hay garantía de que obtengas un puesto.

Antes de enviar tu currículum a cien ofertas de empleo donde apenas tenés opción de conseguirlo, es preferible que envíes un email a unas pocas ofertas de empleo donde tus opciones sean más altas.

Esto es lo que deberías hacer si querés una respuesta:

#1 Personalizar el email

El primer fallo es el email genérico, es como hacer “spam” a tu red de contactos:

Buenos días, tardes o noches, este es un mensaje genérico que envío a todos mis contactos en linkedIn,…”

Personalizar tu mensaje puede aumentar tus probabilidades a 20 o 30 sobre 100.

Un email masivo jamás puede generar confianza. Simplemente la persona que lo escribe te demuestra que no se ha molestado en pararse a pensar durante un minuto si el email te puede interesar o no.

Por supuesto que te llevará más tiempo hacer esto, pero también te posicionará mejor que cualquier otro candidato que esté en el mismo proceso de selección.

Si vas más allá del 99% de candidatos que compiten contigo, obtendrás resultados 10 veces mejores que todos ellos.


#2 Crear sintonía

Si querés que alguien lea tu email, lo primero que tenés que hacer es comenzar por saber que le interesa a tu lector.

Preguntate: ¿Estoy escribiendo algo de interés para esta persona o lo estoy aburriendo con otro email mediocre como los cientos que recibe cada día?

Para darle algo que le interese, lo primero que tenés que hacer es conocer a tu lector: ¿Cómo se llama? ¿Cuál es su puesto de trabajo? ¿Cuáles son sus preocupaciones e intereses? La idea es recaudar la máxima información posible.

Consejo: Puedes utilizar herramientas como Linkedin para conocer mejor a la persona que va a recibir tu email.

Por ejemplo: “Vi tu blog y observé que en casi todos los artículos usas fotografías en la cabecera del artículo, así que estoy seguro de contar con buenas imágenes para tus artículos, es un tema que te interesa porque yo soy fotógrafo y …

#3 Ofrecer en vez de pedir

Siempre es mejor buscar a alguien a quien le interese lo que tenés para ofrecer, que pedir a un desconocido que te compre algo que posiblemente no le interese.

Si has seguido el paso anterior ya has creado el perfil de tu lector así que es relativamente fácil poder ofrecerle algo de su interés.

Una forma de ofrecer en vez de pedir sería: “… aunque mi experiencia viene de un campo totalmente diferente a la temática de tu blog (citar los campos que aparecen en el email) creo que podría interesarte mi trabajo. Si tenés un minuto, podés ver una muestra aquí (metería un enlace al álbum) y vas a ver que son fotos de alta calidad técnica. Podrías usar fotos de calidad similar en tu blog, de otra temática distinta, algo que sin duda te diferenciaría de otros blogs…”

El enfoque en este caso cambia totalmente: Muestra que te has tomado tu tiempo para investigar y ofrecer algo que le puede interesar.


Al igual que antes, esto mismo se aplica cuando contactás a una empresa para acceder a una oferta de empleo para un determinado puesto de trabajo: es mejor saber a quién te diriges y ofrecerle algo que le pueda interesar, que no escribir un mail genérico para pedir trabajo.

#4 Mostrar cuál es el beneficio

Si se entiende cuál es el beneficio que puedo obtener no lograrás interés en leer tu email. Es así de simple.

Preguntate: ¿Qué gana el lector después de leer mi email?

En vez de redactar un email de 300 palabras contando toda tu vida, redacta un email de 100 palabras, que vaya al grano y que muestre el beneficio para la persona que lee tu email.

Siguiendo el ejemplo de antes, la frase “podrías usar fotos de calidad similar en tu blog, de otra temática distinta, algo que sin duda te diferenciaría de otros blogs” ya me está mostrando un potencial beneficio.

En el caso de buscar trabajo, el beneficio debe ser claro: mostrar al lector que sos la persona adecuada para el puesto de trabajo y que no necesita perder más tiempo buscando a otros candidatos.

#5 Llamada a la acción

La "llamada a la acción" es un término empleado en el mundo del marketing (viene del inglés 'call to action') que se utiliza para definir el tipo de acción que querés que lleve a cabo un potencial cliente.

Poné un enlace en el mismo email para entrar a tu perfil de LinkedIn o tu blog o página web con tu trabajo para que el destinatario lo visite fácilmente, hasta podría recomendarte a alguien.

Tomate el tiempo y verás muy buenos resultados.


Conclusion

Tanto si lo que pretendés es hacer networking como conseguir trabajo rápido, la mejor manera es tomarte el tiempo necesario para crear relaciones de verdad con aquellas personas con las que querés contactar.

- Interesate de verdad por esa persona (o empresa).

- Respetá su tiempo como si fuera el tuyo.

- Construí tu propuesta de valor y ofrecé algo valioso en lugar de pedir egoístamente.

- Creá confianza en vez de desconfianza.

Lleva más tiempo, pero es más honesto

y por supuesto, más efectivo.

Fuente: CazaTuTrabajo