¿Paranoico o corrupto con conciencia? - Mendoza Post
Viernes 17 Jun 2016
porAna Montes de Oca
Periodista

Esta mañana, los médicos del Servicio Penitenciario alertaron que José López no estaba bien, y consultaron también con un psiquiatra que dictaminó que el detenido presenta “una conducta paranoide”, por lo cual se decidió que no declarase.

Los médicos de la cárcel de Ezeiza, donde está alojado López informaron este viernes a la fiscal Alejandra Rodríguez, a cargo de la UFI 10, que José López no se hallaba en condiciones de prestar declaración indagatoria.

El diagnóstico fue que el ex secretario de Obras presenta una “conducta paranoide”, cuyo principal síntomas es “una profunda desconfianza extrema hacia los demás que puede alcanzar niveles patológicos”.

Quien padece una conducta paranoide suele creer los demás intentan provocarle un mal y reaccionar de un modo poco adecuado. Es por eso que los médicos advirtieron que López puede hacerse daño o hacer daño a terceros.

A nivel psicológico, un paranoico se caracteriza por:

Desconfianza extrema hacia los demás, pensar que los demás les quieren dañar, y sospechar de todos, incluidas las personas cercanas.

También les cuesta dar información sobre si mismos ya que piensan que otros pueden utilizar esa información en contra suya y se sienten fácilmente atacados y reaccionan ante estas supuestas agresiones de forma desproporcionada.

Además, especialmente con personas que representen la autoridad se muestran aún más desconfiados. También es muy receloso de lo suyo y tiende a proteger sus propiedades pensando que los demás se las pueden quitar.

¿O acaso podrían ser las actitudes normales de una persona que sabe que es corrupta y que se robó 9 millones?.