Los 7 cambios de estilo que trajo la pandemia y que quedarán - Mendoza Post
Domingo 1 Ago 2021
porStyle & Trends
by Rosana Conte Ceschi

La transformación de dinámicas  y rutinas cotidianas y laborales influyó directamente en la manera de relacionarnos con la ropa: tacos, maquillaje y prendas formales fueron desplazados por conjuntos homewear y prendas deportivas; la premisa es tener prendas  con características como durabilidad, comodidad y colores softs. Todas ellas ganan un nuevo terreno en esta "nueva normalidad".

1. Repensar donde y cómo compramos

Adiós a las caminatas por negocios y tiendas en las que nos probamos maquillaje y zapatos. La pandemia ha convertido las compras on line en un estilo de vida casi esencial y a medida que cierran centros comerciales, las empresas de marcas se declaran en bancarrota y las tiendas minoristas cambian el negocios de tiendas físicas por sitios web y varias de ellos de forma permanente. Esto es algo bueno por varias razones. 

Comprar on line es más ágil, las "tiendas" están abiertas 24/7  y no tienes que hacer fila para pagar, para buscar un vendedor o para encontrar lugar para estacionar, no hay necesidad de efectuar distanciamiento social o usar barbijo. Podés comprar una remera a las 2 a.m. y en pijama, leer las reseñas de esos leggings antes de gastar de más y encontrar tus denim favoritos en oferta. Hemos aprendido a adorar la avalancha diaria de rebajas, liquidaciones y códigos de descuento.

2. Vivir con menos cosas

El correr del clásico consumidor se ha convertido hoy en un lento caminar. ¿Qué se supone que estábamos haciendo con todos esas prendas, esos productos de belleza y calzado de todo tipo?

Durante el confinamiento, la mayoría de nosotras hicimos una limpieza del guardarropa y fue una oportunidad única en la vida para considerar, probar reiniciar y reconsiderar nuestro pasado, presente y futuro. Cualquier artículo que fuera demasiado llamativo, demasiado incómodo, demasiado holgado, demasiado anticuado, sin forma o cuadrada, se tiraba a la pila de cosas para regalar. 

Desechamos el maquillaje viejo, productos para el cuidado de la piel con fechas vencidas, perfumes y champús sobrantes desde quién sabe cuándo, y cuando terminamos, dimos un gran suspiro de alivio y nos decidimos a vaciar las bolsas de basura, o nos sentimos livianas después de la limpieza y nos preguntamos por qué habíamos esperado tanto. Este año pudimos descubrir que podemos vivir felices con muchas menos.

Te puede interesar: "Las combinaciones más cool y cómodas para un jornada completa"

3. Elegir ropa de carácter y relajada

La idea de lo que significa la "ropa básica" también ha cambiado. Luego de meses en casa con buzos, cualquier prenda demasiado estructurada parece estar fuera de lugar. Hemos aprendido a mezclar remeras deportivas con pantalones formales, así como blusas de seda con pantalones tipo joggers y cargos para un estilo presentable y bien combinado ideal para estos tiempos. 

Entonces, si no has agregado a tu closet leggings con apariencia de cuero, joggers de telas resistentes, suéteres con hombros caídos, cárdigans largos y sudaderas bien a la moda, ¿qué estás esperando para hacerlo? No te deshagas de tus trajes blazer y pantalón. Si los usas con camisetas holgadas y deportivas, es todo lo que necesitas para vestirte bien o lucir formal, y no olvides nuestro nuevo accesorio número 1: ¡los barbijos o mascarillas! Puedes coleccionarlas en colores, estampados y diseños para acentuar tu estilo en público. Llegaron para quedarse.

4. Aceptar nuestro cuerpo como es

La buena noticia: vivir con pantalones de elástico en la cintura significa que ya no nos paramos frente al espejo a "meter panza" y hemos bajado un poco las expectativas y aumentado mucho la positividad con nuestro cuerpo este tiempo. 

No vivimos tan conscientes del talle y nos alegramos de que un S-M-L-XL  hayan reemplazado mayormente a los números más específicos en las etiquetas que solían volvernos locas. Hemos aceptado una forma más orgánica y fluida de vestirnos con ropa más libre, por lo que cada forma, protuberancia, bulto y ondulación no es un gran problema. Por extraño que parezca, si bien la alimentación saludable y el ejercicio son ahora más importantes aún en nuestra lista de tareas diarias, no somos tan exigentes con nosotras mismas y eso es algo bueno, ¿no?

5. Aceptar que no tenemos que lucir perfectas

¿Recuerdas cuándo verte como "recién salida de la pelu" era una rutina mensual? Eso quedó en atrás. Elegimos soluciones domésticas con planchas, cepillos eléctricos, manicuras y pedicuras "home made" y tratamientos faciales durante el baño. Muchas están adoptando la textura natural del cabello dejando ver el pelo plateado u optando por tinturas que no requieren tanto mantenimiento.

También han pasado a un segundo plano los servicios de alto mantenimiento como los bronceadores en aerosol, las uñas acrílicas y la depilación constante y profesional, incluso con los nuevos protocolos de seguridad, muchas mujeres prefieren mantenerse alejadas. Cualquier cosa que haga circular aire reciclado, desde secadores hasta ventiladores para secar uñas, nos preocupa, claramente.

6. Usar calzado deportivo cómodo para todas

Seamos realistas, nuestros zapatos de vestir, esos que usamos para el trabajo, la noche, las fiestas, no han podido salir del armario durante un año. ¿Los extrañas? Este pasado 2020 y lo que va del 2021 son definitivamente, años para zapatillas, suelas gruesas con tacos, botines, zuecos y pantuflas con forro de piel de oveja, ya que la comodidad se convirtió en la nueva moda. 

Ahora, a medida que lentamente avanzamos hacia un estilo de vida público, no esperes un regreso a los tacones altos.

7. Sumar una actitud positiva respecto a la edad

Todas pasamos del "falso" glamour a lo genuino a medida que nuestras prioridades van evolucionando. Compramos maquillajes mas "saludables", protectores solares, desinfectantes de manos humectantes, cremas y herramientas para masajes faciales, sales de baño y cualquier cosa que apunte a fortalecernos.

Aunque el maquillaje de ojos está resurgiendo gracias al uso de barbijos, no volveremos, por lo pronto, a probar texturas o muestras de tonos de maquillaje en probadores comunes para ningún tipo de maquillaje. 

Pero esperemos nuevas opciones de pruebas y muestreo virtuales a medida que las empresas se aprestan a resolver este problema más adelante en el próximo año. Vernos bien a los 60 y 70 años siempre será un objetivo para nosotras, pero parece haber una fuerte tendencia hacia una estética más informal y saludable

En mi humilde opinión, una cara perfectamente tratada con Botox, con rellenos faciales o mejorada quirúrgicamente nos ayuda exactamente a conectarnos a un nivel humano, para eso necesitamos caras que se expresen, líneas de la risa que se marquen, arrugas en los ojos y la capacidad de levantar y arquear las cejas.

Cameron Díaz

 Ahora que nos estamos volviendo más positivas con nuestro cuerpo, sigamos en ese camino, con un cambio positivo frente a la edad, al cuidado de la piel y nuestra alimentación. El foco debe estar puesto en la salud y el bienestar y no en la perfección o una forzada apariencia juvenil. Recordemos esto a diario, es el cáncer de piel el enemigo a tratar no las arrugas. 

Un último comentario 

Si bien es cierto que la mayoría de los expertos de la industria están bastante confundidos sobre el futuro de la moda y la belleza, hay una cosa segura, somos la generación que ha vivido muchos cambios, muchas innovaciones y tendencias. ¿Quiénes fueron las que inventaron la moda bohemia, las prendas teñidas,  las minifaldas, las faldas hasta la rodilla, las túnicas bordadas y los jeans deshilachados? Fuimos nosotras. ¿Los artículos de lujo? También nosotras. 

Imagen Pinterest

Si no podíamos comprar las prendas, comprábamos el perfume y el pañuelo. ¿El Minimalismo? ¿Quiénes crees que animaron a Calvin y a Donna y darnos colores como el gris y marrón habano? Hicimos de la Lycra y el Spandex la verdadera historia de éxito de la moda del siglo. Los fabricantes de ropa interior y deportiva incluso jeans, nos pueden agradecer en cualquier momento. Ahora hemos decidido que el sentido acompañado de la comodidad y versatilidad son el camino para seguir. Sigamos por ese lado.