Mapuches usurparon tierras en la Patagonia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 16 Oct 2020Viernes, 16/10/20 atrás

El conflicto desatado por la posesión ilegal de terrenos suma un nuevo capítulo en el sur nacional. Es que ahora una familia mapuche usurpó un campo y asegurando que sus dueños originales fueron estafados por un empresario de Bariloche. En este contexto, la Justicia local intervino, pero solo para convocar a las partes y la policía de Río Negro custodia las casas del lugar ante posibles saqueos.

La situación volvió nuevamente a agravarse cuando la comunidad mapuche tomó ayer jueves un predio de 600 hectáreas en El Foyel, un paraje ubicado a unos 80 kilómetros de Bariloche y 46 kilómetros de El Bolsón. Alrededor de 50 integrantes de la lof Gallardo Calfú avanzaron sobre el campo de la familia Soriani propietaria legal del espacio desde hace casi medio siglo.

Según los primeros trascendidos, los mapuches argumentan que la tierra fue adquirida a Sixto Gallardo Calfú a través de una estafa y que desde entonces se encuentra en manos de los Soriani. La familia tiene casas e instalaciones agropecuarias en el sector. Algunos de los Soriani intentaron ingresar pero les fue impedido por los mapuches quienes se les interpusieron en el camino.

Ver además: Toma de tierras: la Corte Suprema limitó la ocupación de los mapuches

La toma se suma a la del pasado 21 de agosto cuando un grupo de 130 vecinos ocuparon una reserva federal. Pero, en esta oportunidad alrededor de 50 personas ingresaron al terreno durante el día e instalaron carpas en los caminos de acceso que obstaculizan el paso de los vehículos. En las tranqueras, cuyos candados fueros violados, se observaban numerosas personas con los rostros cubiertos levantando banderas mapuches.

La comunidad mapuche tomó ayer jueves un predio de 600 hectáreas en El Foyel.

Vale mencionar que los usurpadores calificaron a la toma como una "reivindicación ancestral", una denominación usada en 2015 en Cushamen por el lonko Facundo Jones Huala sobre 1200 hectáreas de la familia Benetton, en 2017 en las 30 hectáreas de Mascardi por los Colhuan-Nahuel, y hace unas semanas por los Ranquehue en las 700 hectáreas del Ejército Argentino en Bariloche.

En este contexto, según publica diario Clarin, la toma estará liderada por Blanca Gallardo, hija de Sixto y vecina del Barrio San José de El Bolsón. Además, el fiscal interviniente, es Francisco Arrien de El Bolsón, quien llamó a la familia que conserva los títulos de propiedad a una reunión para este viernes y al parecer un grupo de allegados a los Soriani lograron permanecer en la casa central de la propiedad para impedir que esta termine saqueada por los ocupantes.

La justificación mapuche

De acuerdo a la versión de los integrantes de la ocupación, Sixto Gallardo Calfú fue estafado por Miguel Soriani en 1980.

 "Hace 40 años nos despojaron del territorio mediante una estafa por parte de Miguel Arturo Soriani (proveniente de San Carlos de Bariloche) que trabajaba en un aserradero del Foyel donde conoce a Sixto Gallardo Calfu (Casado con Teresa Velázquez)", explicaron en un comunicado los usurpadores.  

"Soriani por medio de engaños logra que Sixto Gallardo Calfu firme documentación del campo a su favor. En este entonces la estafa estaba hecha con el respaldo político de la administración del estado provincial. De esta forma solicita la aprobación y transferencia de las mismas tierras a su nombre, pasando a ser comprador inmediato sobre una parte del territorio de una superficie alrededor de 600 ha. a cambio de un supuesto terreno pequeño en un barrio en la localidad de El Bolsón. Permuta que nunca fue comprobada", expresa el comunicado que difundió la agrupación .

Por su lado, Soriani asegura que desde hace más de 20 años tiene los títulos que lo acreditan como propietario. "No sé a qué le llaman estar recuperando tierras ancestrales, son una manga de vagos que se han juntado para ir a tomar tierras; no sólo la mía, han tomado un montón de campos y están apoyados por estos señores que le llevan comida y grupos electrógenos", le dijo a El Cordillerano.

Ver además: Toma de tierras: qué hay detrás de la ocupación de terrenos en Argentina