El fracaso real de la cuarentena más larga del mundo - Mendoza Post
Jueves 15 Oct 2020Jueves, 15/10/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Con el nuevo DNU de cuarentena aún fresco y vigente hasta el 25 de octubre, los partes oficiales de contagios y muertes ubican a la Argentina como el quinto país en cantidad de contagios del mundo, a pesar de ser los números 32 en población. Ya hay 931.967 contagios registrados, a un promedio de 13.500 diarios y entre 300 y 500 muertes informadas todos los días. Hemos dejado atrás a Colombia (registra 930.159 casos) y el próximo peldaño sería Rusia con 1,3 millones de afectados. El "Club del millón" está a la vista y ya nos tienen preparado el carnet de socios. Mendoza, en el contexto argentino, la pasa mal con el virus. Ayer fue récord de detecciones positivas, con 916 registros y ya pasamos los 32.000, y hubo otros 13 muertos. En los primeros 14 días de este mes, en nuestra provincia se duplicaron los fallecimientos. Del 1 al 14 de setiembre habían muerto 65 personas. Y en lo que llevamos de octubre, van 134 víctimas fatales de la pandemia. La curva de casos de Mendoza es similar a la del AMBA, sólo que el gobernador Rodolfo Suarez hizo todo lo posible por mantener latiendo la economía local con el objeto de cuidar el empleo. Sabe que no todos pueden vivir del IFE, o de subsidios o créditos baratos del gobierno.

El confinamiento como herramienta, a pesar de la prórroga y extensión territorial del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio decidido por el presidente, está agotado. Ya fracasó, porque el país no halló mejores herramientas para contener el virus, en medio de un concierto mundial de recetas diversas. Desde la sueca, que apostó a la conciencia ciudadana y el cuidado personal, a la Argentina, que tiene la cuarentena más larga y estricta del mundo. Eso no es opinión. Es dato.

El banderazo en Mendoza, contra la cuarentena.

Cada país fue montando sus barricadas y cavando fosos para evitar la propalación del virus. Nadie tiene la receta perfecta, pero los gobiernos fueron usando sus riquezas para fortalecer los sistemas de salud, y la mayoría pasó por momentos de aplanamiento de la curva. Ahora, hay una segunda ola y hasta una tercera de contagios en países de Europa, y es el planeta el que siente el sacudón de miedo. Hasta Suecia está en rojo y con su modelo cuestionado.

Mirá: Fotos y videos del banderazo en Mendoza

Uno de los problemas argentinos es que no se han hecho suficientes tests. Según la base de datos Worldmeters, citada por la organización argentina chequeado.com estamos ubicados 119 en el mundo en cuanto a nivel de testeos por millón de habitantes. Y además el virus se expandió fuerte en el interior del país, que tiene amplias zonas "en rojo". Es uno de los datos que contrasta con el confinamiento. El encierro "duro" no frenó los casos en barriadas populares donde la gente se ha seguido juntando sin control, porque por sobre todo, ello está en la naturaleza del ser humano. Ninguna encuesta que se haga en Mendoza daría hoy a favor de un aislamiento prolongado.

La cuarentena más dura del mundo

Argentina completó 210 días de cuarentena entre aislamiento y distanciamiento. Pero además vivimos las restricciones más duras del planeta, de acuerdo a un informe resumido que fue elaborado para una de las empresas de primera línea del país, y que tiene capitales del Estado argentino. Según el "Stringency Index" (Índice de rigor) elaborado por el "Rastreador de Respuestas Gubernamentales Oxford - Covid 19", nuestro país encabeza el ranking de cuarentenas más rigurosas, con un índice de 91,67, en el que el 0 (cero) es igual a "nada riguroso" y 100 es el máximo. El índice combina medidas como cierre de escuelas, días de cuarentena, confinamiento, cierre de comercios e industrias, prohibición de transporte y eventos. El total de parámetros medidos es de nueve. Los datos del día 23 de setiembre /fecha del reporte empresario citado) muestran que Argentina es el país de la cuarentena más rigurosa del mundo, y avanzó dos puestos respecto del mismo día de agosto.

Es interesante ver cómo se completa el podio de países más rigurosos: Omán y Venezuela comparten el "honor" con nuestro país. Al 15 de octubre, el orden cambió debajo de Argentina que sigue siendo líder mundial en cuarentenas rigurosas. El dato se puede comprobar en este gráfico interactivo y navegable:

Es decir, aunque tenemos la cuarentena más rigurosa, más incluso que los países que tienen menos casos, ya estamos en el "top five" de cantidad de contagios. El dato debería ser suficiente para que el gobierno nacional y las provincias de restricciones más duras cambien de estrategia. El confinamiento está muerto. Fue derogado de hecho por la cantidad de casos y por la gente que no se quiere encerrar, ni bajar las persianas de sus vidas.

Otro dato del fracaso del aislamiento es el costo ruinoso que tuvo para los argentinos, en materia de caída de la economía (dato oficial,  -12,6 % en siete meses), pérdida de empleo (cuatro millones desde el inicio de la pandemia). Un país partido además que en los próximos días retomará algo de su conectividad, aunque sólo para trabajadores esenciales.

La movilidad automotriz es un "síntoma" de la economía. Otra vez, en el informe al que tuvimos acceso, los directores de la empresa tomada como fuente pudieron comparar la movilidad del parque automotor de la Argentina, respecto de países de América y de Europa. Fijando como dato estándar de base cero el 100 %, todos los países fueron cayendo entre febrero y marzo a niveles cercanos al 0 %. Tomando de enero al 3 de octubre, EEUU creció su movilidad automotriz 50,3 %, Rusia el 43,4 %, Italia el 40,9 %, Brasil el 30,4 %, Alemania el 29,1 %, México el 21,5 %, Francia el 17,5 %, Reino Unido de Gran Bretaña 5,7 % y Argentina, -28,3 %. Otros países de la región que cayeron en este índice fueron Chile con el 17,2 % y Uruguay con el 4,5 %.

Argentina entró fundida a la pandemia y le costará mucho más salir.  El crecimiento mensual fue el menor de la región en medio de la pandemia de acuerdo a una cita reciente del diario Los Andes. Luego del éxito y apoyo inicial al gobierno de la mayoría de la población, la falta de estrategias exitosas posteriores fueron "limando" el consenso social sobre la cuarentena. Hoy, hay protestas varias y banderazos casi a diario, los jueces empiezan a fallar sobre la constitucionalidad del confinamiento, mientras crece la curva de casos y de muertes. Nadie o muy pocos cumplen las medidas de aislamiento y distanciamiento.

Leé: Suarez confirmó: "No están habilitadas las reuniones para el Día de la Madre"

El coronavirus no se ha ido de ningún país del mundo y hay olas de rebrote. Pero si el gobierno nacional y los gobernadores no aumentan las políticas de testeo e insisten con las medidas simples de protección como la higiene permanente de manos, de la respiración y de la tos, el uso del tapabocas y la distancia social, el aislamiento como único remedio solo irá generando más desobediencia, más contagios, y una curva cada vez más cuesta arriba para resucitar la economía.

Hoy, estamos -casi- en el peor de los mundos.