La poeta Louise Glück ganó el premio Nobel de Literatura - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 8 Oct 2020Jueves, 08/10/20 atrás

La escritora estadounidense Louise Glück, autora de varios libros de poesía entre los que se incluye "Averno", "The seven ages" y, "Vita Nova", resultó ganadora del Premio Nobel de Literatura, según el fallo de la Academia Sueca recién anunciado en Estocolmo.Después de la atípica edición en la que coronó simultáneamente a dos ganadores -la polaca Olga Tokarczuk y el austríaco Peter Handke-, tras el escándalo desatado en 2018 por las acusaciones de abuso contra un miembro del jurado, la Fundación Nobel sumó una nueva ganadora en la categoría de Literatura que se encamina a otra entrega fuera de lo ordinario, en este caso sin la posibilidad de concretar presencialmente su tradicional ceremonia de entrega presencial por la pandemia del coronavirus.

"La laureada de literatura Louise Glück hizo su debut en 1968 con 'Firstborn' y pronto fue aclamada como una de las poetas más destacadas de la literatura contemporánea estadounidense. Ha publicado doce colecciones de poesía y algunos volúmenes de ensayos sobre poesía", recordaron en la cuenta de Twitter de la Academia.

Ver también: Dos mujeres ganaron el premio Nobel de Química 

En una de las colecciones más elogiadas de la poeta, 'The Wild Iris' (1992), describe el milagroso regreso de la vida después del invierno en el poema 'Snowdrops':

Campanillas de invierno, de Louise Glück

¿Sabes lo que yo era entonces, cómo vivía? Conocesla desesperación; de este modoel invierno debería significar algo para ti.

No esperaba sobrevivira la opresión de la tierra. No esperabadespertar otra vez, sentirmi cuerpo sobre tierra húmeda,capaz de responder de nuevo, recordando,tras tanto tiempo, cómo volver a abrirmeen la fría luzde la más temprana primavera-

asustada, sí, mas de vuelta contigollorando sí riesgo felicidad

en mitad del crudo viento del nuevo mundo.

Traducción de Adrián Viéitez.

Ver también: Nobel de Física por el estudio de los agujeros negros y la Relatividad