La maldición de los Ingalls: el oscuro rumor que posee la serie con el cáncer - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 15 Sep 2020Martes, 15/09/20 atrás

 La Familia Ingalls (también conocida como "La pequeña casa en la pradera") fue una reconocida serie que trascendió fronteras. Los pormenores de las locaciones y sus personajes ganaron, y aún siguen haciéndolo, lugar en los medios.

Entre los rumores instalados se dio a conocer la obsesión con el cuerpo que tenía Michael Landon, que festejaba cada vez que podía lucir su torso desnudo. Su afición por el alcohol, que no podía faltar en cada rodaje. También se supo que el nombre original de Karen Grassle era Gabriel Tree y se lo cambió al comenzar la serie. Además, entre otras cosas, el personaje de Carrie, no era en realidad una sola niña sino que fue interpretada por dos niñas gemelas (Rachel y Sidney Bush), que trabajaban en horarios rotativos porque la ley de California no permitía que fuera de otro modo.

Sin embargo, no fue tan conocido un rumor dramático que salió a la luz hace algunos años. Gran parte de la serie se filmó en un lugar llamado Simi Valley. Los años de rodaje fueron de 1974 a 1983, caso diez años.

Ver además: Una reconocida actriz quiere ser congresista en EEUU

La serie se filmó en Simi Valley, donde había sucedido un desastre nuclear.

Lo que nadie decía es que allí mismo varios años antes había sucedido un desastre nuclear. Fue en 1959 en el Laboratorio de Campo de Santa Susana. Se produjo una fusión parcial en un reactor y provocó un sobrecalentamiento del núcleo de ese reactor. Eran pruebas que buscaban demostrar la capacidad de producir energía comercial que tenía la energía nuclear. Sin embargo, el 12 de julio de 1959 ese experimento salió mal y no había nadie cerca para informarlo.

Durante 14 días se expulsó material radioactivo al aire libre, y aunque casi no hay registro de cuánto, sí se sabe que se liberaron plutonio y estroncio. La planta no tenía cúpula de contención, un elemento que se incorporó en las futuras plantas nucleares, por lo que el material radiactivo quedó expuesto directamente al aire libre.

Protagonistas de la serie desarrollaron duras enfermedades. 

En 2006 la Escuela de Salud Pública de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles), demostró que aquellos terrenos estuvieron expuestos a la radiación de la zona y que quienes frecuentaban esos lugares experimentaron diversos tipos de cánceres.

Este es el dato más escalofriante en relación a la serie. Michael Landon -el padre de la familia-, murió en 1991 a los 54 años por cáncer de páncreas; Victor French -Isaiah Edwards-, murió de cáncer al pulmón; Kevin Hagen -el doctor Baker- murió de cáncer de esófago; y Merlin Olsen -Jonathan Garvey- murió también de cáncer. Además, Charlotte Stewart -la maestra Miss Beadle- tuvo cáncer de mama y lo superó.

El lugar está contaminado con tricloroetileno, plutonio y estroncio.

Según informes, la tierra de la zona está contaminada con tricloroetileno, plutonio y estroncio. Información que sin dudas despertó el rumor del trágico destino de muchos de los actores y actrices que protagonizaron la Familia Ingalls. 

Ver además: La maldición de los Kennedy: muere Saoirse a los 22 años