Crónicas de subsuelo: La ruta de la noticia - Mendoza Post
Lunes 3 Ago 2020Lunes, 03/08/20 atrás
porMarcelo Padilla

Dicen por ahí: "El Dron viaja a una velocidad inesperada para el niño, el control se le va de las manos. El niño desvanece, cae sobre la tierra donde realizó su última travesía y el mal de cien años finaliza".

El párrafo citado lo leí en un diario que lo tomó de otro diario. El que leí primero es español y la noticia original de un diario local. El titular de fuente secundaria decía: "se ahogó en la tierra y desapareció dejando un Dron descontrolado tomando fotos como testimonio". Es decir, fue al revés, viviendo bajo la cobertura cotidiana de los diarios locales, me entero de la noticia ocurrida a dos cuadras donde vivo a través de un diario español que, tal vez por resultarle atractiva, toma y sube "la noticia" desde un diario local.

***

En el diario español la noticia aparece en la sección "curiosidades" y en el local en la de "espectáculos", sin embargo la noticia es "política"; es decir, en el enredo yo bajo del departamento y me voy a constatar el hecho, llego al sitio donde el diario español refiere y veo a una mujer de cincuenta y pico sentada en la puerta de su casa. Chequeo la foto por el celu y es la misma mujer. Quedo helado, no me da para detenerme un segundo a preguntarle nada. En el tránsito hacia la esquina leo en la sección "espectáculos" del diario local la noticia "política", y observo la misma foto, la mujer de cincuenta y pico sentada en la puerta de su casa. Como es online y la agarré en el instante que la subieron, chequeo la hora de Madrid y la comparo con la hora local. No salgo del asombro, es más, el asombro, acostumbrado a definirse como "la sensación de extrañeza frente a algo inesperado, algo que hace sombra y tapa o cubre casi por completo el rincón de luz donde uno puede ver con claridad los hechos"; repito, el asombro, muta y reacciona, vuelve hacia atrás en instantes de tiempo y avanza, por lo tanto no es un asombro cualquiera, es la conmoción permanente que hace de mis actos y de los de la gente que pudo comprobar el hecho, una manera, un estilo de vida que se desliza de manera permanente bajo el estado de pasmo.

***

Algo parecido hube leído: un camionero en la ruta le sacó de noche unas fotos a unas figuras extrañas y se hizo noticia, con un tono burlón se hizo noticia lo que vio y fotografió el camionero, pero la duda está siempre en las fotos, entonces se viraliza la noticia de esas "apariciones" en tono burlón creando una sensación de incredulidad en el mensaje, pero en la recepción del mismo la gente descree de esa sensación y por lo bajo dice "debe haber sido cierto", una frase popular que se domicilia en el sentir y estar en el mundo, esa posibilidad de vivir la experiencia en el territorio de la fantasía, materialmente simbólica e imaginaria, aun no viendo el hecho ni estar allí para comprobarlo.

***

La noticia en tres dimensiones: curiosidades, espectáculos y política. El asombro y la procesión interna de la creencia que luego se hace rumor popular. En el medio el alimento de todos los días. Abrir un diario es desnudar, o al menos, eso, deberíamos intentar hacer cuando nos informamos como ciudadanos ilustrados por la dibujante española que se escribió en la puerta de su casa sentada fuera del tiempo pero en un lugar común para los parroquianos. Mientras el Dron descontrolado volaba a tientas sacaba fotos y en varias de ellas se pudo ver a esa mujer que se dibujó la cara con palabras y en algunos tramos de su cuerpo poemas cortados en el cuello que continuaban en la planta de sus pies. Acostumbrado a las prohibiciones que tan bien regulan la vida cotidiana a ese video no lo encontré, el de la mujer dibujándose el cuerpo mientras desaparecía a medida que se escribía, pero sí encontré el del Dron y el de las imágenes que fotografió el camionero.