Video: Ocampos entró al arco y salvó al Sevilla en la última jugada - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 7 Jul 2020Martes, 07/07/20 atrás

Este lunes por la tarde, el Sevilla se impuso al Eibar por 1 a 0 en lo que fue el cierre de la fecha 34 de la liga de España. El partido transcurrió dentro del ritmo normal, pero sobre el final tuvo uno de esos épicos episodios que serán recordados por años: el volante argentino Lucas Ocampos se calzó el buzo de arquero ante la lesión de su compañero y salvó a su equipo del empate en el minuto 100.

El checo Tomás Vaclick se lesionó y el Sevilla no tenía más cambios. Todo era incertidumbre en un equipo que ganaba, pero que sufría los embates de su rival, ávido de conseguir un empate que aparentaba estar cerca. Fue ahí donde el argentino tomó la decisión de vestirse de arquero y en un lateral del rival, con una pelota que quedó boyando en el área y que alcanzó a patear el arquero rival, quien había ido a buscar la última bola, el ex River se lució y tapó con toda su humanidad. Final y triunfo por 1 a 0, con un gol que había conseguido el propio futbolista de 25 años nacido en Quilmes.

Por supuesto la televisión se quedó con la imagen de Ocampos, con ese buzo naranja y celebrando. "Le saqué el puesto a Vaclik, eh", comenzó diciendo el medicoampista ante la televisión española, consciente de lo que acababa de hacer.

Ver también: El presidente del Barcelona: "Messi quiere retirarse aquí"

"A veces se sufre mucho, pero hoy da gusto sufrir como sufrimos. Me gusta cuando hacemos esos reducidos ponerme de arquero, pero nunca me imaginé que iba a entrar en un partido en los últimos minutos. La pelota me vino ahí y pude sacarla, lo importante es que ganamos los tres puntos", sentenció el argentino.

El Sevilla con este vital triunfo se acomodó en el cuarto lugar de la tabla, el último que entra a la Champions de la próxima temporada. Ahora quedan sólo cuatro partidos y los andaluces volverán a jugar el jueves ante el Athletic Bilbao en el País Vasco.

Ver también: Simeone defendió al VAR, en medio de fallos polémicos