Las elecciones del año que viene podrían venir con impensados protocolos - Mendoza Post
Post: Agencia TélamMartes 30 Jun 2020Martes, 30/06/20 atrás

El Gobierno nacional ya imagina la jornada electoral del año próximo, proyectando un futuro alentador, pero con reglas del presente, según detalla en un informa Ámbito Financiero.

El menú de prevenciones para ese día en el que ya piensa parte de la política local incluiría la votación con turno previo, el distanciamiento social y el uso del barbijo, entre otras consideraciones de un día no imaginado en esas condiciones.

Mientras, la mayoría de los países del mundo postergó sus votaciones este año, pero no todos. En Argentina quedaron dos municipios pendientes de concretar la renovación de cargos, Río Cuarto (Córdoba) y San Guillermo (Santa Fe).

Como fuera, la elección en el país no sería tan traumática quizá como en otras naciones, pero las costumbres locales deberían tener un giro drástico en las campañas, prescindiendo de los actos masivos, algo difícil de imaginar en esta geografía y trasmutar a la virtualidad.

"En ese sentido, desde la Dirección Nacional Electoral, dirigida por Diana Quiodo, se resaltó que en la actualidad se trabaja en forma conjunta con el Ministerio de Salud, la Justicia y el Congreso para evaluar medidas sanitarias y de prevención de cara a las elecciones nacionales de 2021 en el marco de la pandemia que atraviesa Argentina y el mundo", según aclaró el Ministerio del Interior este lunes.

Ver más: Brasil, casi sin cuarentena, perdió más de un millón de empleos en cinco meses

Respecto a las experiencias en otros países, algo a lo que el Gobierno nacional le ha dado mucha importancia en esta emergencia sanitaria global, Israel realizó elecciones parlamentarias el 2 de marzo pasado, con restricción para el contacto físico en campaña e incluyó sanciones a quienes difundan rumores sobre la expansión de la enfermedad en los días previos a la votación.

Se pidió que no asistan quienes estuvieron en contacto con infectados o hubieran viajado al exterior. Se colocaron centros de votación al aire libre para quienes estaban en aislamiento. Fue obligatorio el uso de máscaras y de guantes tanto para votantes como para los paramédicos y solamente se habilitó el voto para quienes no manifestaran síntomas del Covid-19 y quienes no viajaran en transporte público. Toallas desinfectantes y lapiceras descartables fueron parte de los elementos que se utilizaron, además de otorgar turno previo para evitar las filas. Como otra curiosidad se emplearon sobres desinfectados.

En Corea del Sur, por su parte, se votó en abril con medidas similares a las de Israel; además de la estricta medición de la temperatura corporal de los votantes, se repartió alcohol en gel y guantes de uso obligatorios al momento de introducir el voto en la urna y también hubo horarios específicos para mayores, embarazadas y enfermos crónicos como para personas en cuarentena y cabinas especiales para infectados.