OMS advierte que la pandemia entra en una "fase peligrosa" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 20 Jun 2020Sábado, 20/06/20 atrás

 El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que la pandemia del coronavirus Covid-19 "se está acelerando" y entró en una "nueva y peligrosa fase".

El directivo apoyó sus afirmaciones en que este jueves se reportaron más de 150 mil casos, el número diario más importante hasta el momento.

En conferencia de prensa, Ghebreyesus sostuvo que el mayor número de caso se reportó en el continente americano, aunque también se informó de cifras significativas en el sur de Asia y en Medio Oriente.

El director de la OMS dijo que aún se necesitan fuertes medidas restrictivas por parte de los gobiernos para controlar el brote, aunque admitió que "es comprensible que muchas personas estén hartas de estar en casa y los países están ansiosos de abrir sus sociedades".

"Estamos en una fase nueva y peligrosa", expresó, mientras señaló que el coronavirus "ha demostrado que nadie esta seguro hasta que lo estemos todos" y que "solo dejando la política al margen y trabajando en una verdadera colaboración marcaremos la diferencia".

Por otro lado, Ghebreyesus puso el acento en las poblaciones refugiadas por distintos conflictos y su condición de vulnerabilidad ante la expansión del coronavirus.

"La OMS esta profundamente preocupada por el riesgo de transmisión en los campos de refugiados y todos tenemos el deber de hacer todo lo que podamos para prevenir, detectar y responder a los contagios de Covid-19 entre la población refugiada", consideró.

Para el directivo, la pandemia "ha demostrado que nadie está seguro hasta que lo estemos todos".

También remarcó que para afrontar el coronavirus "sólo dejando la política al margen y trabajando en una verdadera colaboración marcaremos la diferencia".

Este viernes, según datos difundidos por la Universidad John Hopkins, de los Estados Unidos, la cifra de casos positivos de la pandemia en el mundo trepaba a 8.566.787 personas, mientras los fallecidos eran 457.362.