Las protestas contra abusos policiales llegan a México luego de la muerte de un albañil - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 5 Jun 2020Viernes, 05/06/20 atrás

Las protestas contra los abusos policiales que comenzaron en estados Unidos tras la muerte de George Floyd, traspasaron las fronteras y llegaron a México.

Ayer, cerca de 1000 personas protestaron afuera del Palacio de Gobierno de Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco, para exigir justicia tras la muerte de Alejandro Giovanni López, quien falleció hace un mes después de haber sido brutalmente golpeado por la policía durante su detención.

Ver también: "La autopsia reveló que George Floyd tenía coronavirus"

Con la consigna "Giovanni, no murió, el Estado, lo mató", miles de jóvenes protestaron por la muerte del hombre de 30 años, presuntamente ocurrida a manos de la Policía municipal de lxtlahuacán de los Membrillos.

Portando pancartas y gritando "La policía no me cuida, me asesina", los manifestantes denunciaron la brutalidad policiaca con la que Giovanni fue detenido el pasado 4 de mayo, presuntamente por no usar mascarilla de protección en medio de la emergencia por el coronavirus.

Al llegar al Palacio de Gobierno, dos patrullas policiales fueron incendiadas por los manifestantes.

Según reportes de redes sociales, cuando los manifestantes llegaron al Palacio de Gobierno, les lanzaron botellas y latas. En un video difundido en Twitter, se observa a un elemento de la Policía que buscaba arrojar gas lacrimógeno a los jóvenes, pero fue detenido por sus compañeros.

Mirá también: "México reporta más de mil muertes por coronavirus en un día"

La familia de Giovanni relató que tras la detención, acudieron a la Policía Municipal de lxtlahuacán para buscarlo, pero ahí les comunicaron que había sido trasladado al Hospital Civil, en donde falleció por traumatismo craneoencefálico.

Tras la crítica por la muerte de Giovanni y la creciente presión en redes sociales, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, tildó de "una atrocidad" lo sucedido.

"Estamos investigando por qué lo mataron y quién lo mató. Eso es lo más importante. No puede haber ninguna causa que justifique este brutal hecho", agregó.

Giovanni López tenía 30 años y era albañil