El rector de la Champagnat: "La enseñanza virtual no es llevar la clase a la pantalla" - Mendoza Post
Martes 19 May 2020Martes, 19/05/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

 La semana pasada se supo que el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, había preseleccionado 28 proyectos científicos mendocinos para estudiar o colaborar con todo lo que significó la aparición del coronavirus en el mundo. 

Hay de todo: desde estudios biológicos sobre cómo se comporta el virus, o de ciertos síntomas para ver cómo se relacionan entre sí, proyectos de implementación de tecnología en distintas áreas  también, por supuesto, sobre la educación virtual.

Respecto de este tema, una de las propuestas mendocinas se trata de un estudio profundo de cómo impacta en Mendoza la "educación virtual" que se está implementando desde la suspensión de clases,  poder mejorarla para garantizar la mejor calidad educativa posible. 

Las clases virtuales irrumpieron en los hogares mendocinos

No es llevar la clase a la pantalla

"Lo que propusimos es hacer un estudio exploratorio del estado general de la provincia vinculado a las herramientas digitales que está usando la DGE y , una vez hecho ese diagnóstico, hacer capacitaciones masivas para docentes mendocinos", resumió al Post Alejandro Giuffrida, rector de la Universidad Champagnat

No se trata solamente de ver cuántos chicos tienen acceso a internet, sino más bien de ver cuán preparados están los docentes para cambiar su forma de educar: "Es necesario trabajar en desarrollar la capacidad de lograr calidad académica en el contexto de una educación a distancia", explicó el rector. 

Giuffrida explicó que no la clase virtual no es la misma que en el aula

Es que, muchos docentes, frente a la rapidez con la que debieron adaptarse a enseñar de forma virtual, trasladaron su clase a un video, pero "Cuando uno virtualiza una clase, no lleva la presencia a la virtualidad, son recursos y contextos distintos en los que hay que ver los pro y los contras que tengo en ese ámbito que es distinto al de un aula". 

Un ejemplo claro que dio Giuffrida tiene que ver con las evaluaciones (que la DGE ya adelantó que no se harán en la primera mitad del año): "la evaluación en entornos virtuales es un proceso continuo, no se puede pensar en un momento en el que se rinde un parcial como en un aula, entonces hay que construir la nota con lo que va sucediendo en cada clase."