Russo y el dilema de entrenar con Riquelme, pero sin estar en cancha - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 31 Dic 2019

Miguel Angel Russo volverá a dirigir a Boca luego de 12 años de la última vez que lo hizo, etapa en la que consiguió la Copa Libertadores con Juan Román Riquelme en cancha, pero ahora el ídolo lo convocó en su calidad de vicepresidente y ambos buscarán revivir momentos de gloria con otros desafíos en el medio.

Es que el equipo de Russo de 2007 tuvo un juego de alto vuelo, de la mano de Riquelme y logró la Copa Libertadores -la última conseguida por el club hasta el momento- al vencer en la final a Gremio de Porto Alegre.

En esa Copa Román también sumó a su juego una importante capacidad goleadora, ya que fue el máximo anotador del equipo con 8 tantos y escolta del artillero del certamen, Salvador Cabañas (América de México) que sumó 10.

En busca de la gloria... nuevamente

Russo, en ese año terminó segundo con Boca en el Torneo Clausura que tuvo como campeón al San Lorenzo que conducía Ramón Díaz, y a fin de año perdió el Mundial de Clubes ante Milan por 4 a 2.

El entrenador había llegado proveniente de Vélez, tras ganar el Clausura 2005, luego de haber pasado por Lanús, Estudiantes de La Plata, Colón de Santa Fe, Los Andes.

Después de estar en el banquillo boquense Russo anduvo por San Lorenzo, Racing, otra vez Rosario Central y un periplo por clubes del exterior como Millonarios de Colombia, Alianza Lima de Perú y Cerro Porteño de Paraguay.

Tal vez el momento más complejo que tuvo que atravesar fue lo sucedido en Colombia, cuando siendo DT de Millonarios se le diagnosticó un cáncer con el que tuvo que luchar y pudo seguir trabajando, incluso consiguiendo el título del Torneo Finalización y la Superliga del país cafetero.

En 2007 Russo reemplazó a Ricardo La Volpe, quien perdió el desempate del torneo Apertura ante Estudiantes, y ahora ocupará el lugar dejado por Gustavo Alfaro, que no pudo alcanzar el objetivo de la Copa Libertadores.

El equipo de Russo de 2007 tuvo un juego de alto vuelo

Las diferencias 12 años después

La gran diferencia que tendrá el Boca 2020 de Russo con respecto al de 2007 es sin dudas la presencia -o no- de Juan Román Riquelme, quien en esa ocasión volvió de Europa por 14 millones de dólares y ahora es dirigente "xeneize".

En aquella ocasión, Russo hizo debutar en la primera de Boca a un joven de 17 años, llamado Ever Banegas, y el mediocampo que le ganó a Gremio en Brasil tenía además a Pablo Ledesma y Neri Cardozo, otros dos chicos surgidos de la cantera boquense.

Ahora Russo tiene como joven de las divisiones inferiores a Nicolás Capaldo, en la zona del mediocampo, que se suman a Marcelo Weingandt, Agustín Obando, Brandon Cortés y Marcelo Torres.

Pero sin dudas la ausencia más notoria será la del propio Riquelme, quien ya no utiliza los pantalones cortos y es el dirigente que lo fue a buscar para que se haga cargo de este presente del club.

A Russo siempre le gustó jugar con "enganche", en Boca era Riquelme, y en Vélez lo tuvo a Leandro Gracián, por lo que ahora deberá definir si trae a alguno, o bien utiliza lo que hay en el plantel, ya sea Kevin Mac Allister o Mauro Zárate, entre otros.

Regreso ¿con gloria?

La figura de Carlos Tevez, tan controversial en el ciclo de Gustavo Alfaro, será uno de los puntos a tratar desde el mismo arranque de su tarea, algo en el que también tomará injerencia Riquelme.

Esta nota habla de: