El vino es una de las pocas bebidas con indicadores positivos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 19 Dic 2019

La cadena vitivinícola difundió este miércoles un balance favorable del 2019, con una suba del 4,2% en los despachos de los primeros diez meses y un alza del 3,1% en las exportaciones en los primeros once meses del año. Según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino, el vino es la única bebida con números en positivo a nivel país.

La recesión de la economía argentina y la caída en general del poder adquisitivo tuvo su correlato en la variable "consumo", según datos de Kantar Worldpanel, donde se advierte que todos los meses de 2019 -desde enero a septiembre- el consumo disminuyó con relación al mismo mes del 2018 con picos de peor caída en marzo y junio.

El consumidor se avocó mayoritariamente a sostener lo básico y restringir lo "prescindible" con el objetivo de máxima de llegar a fin de mes. La caída en "alimentos" fue menor a la del consumo en general, aunque todos los rubros de esa categoría se contraen, especialmente congelados (-13%), lácteos (-12%) y bebidas (-11%). Sin embargo, el vino logró crecer en despachos y se encamina a cerrar un 2019 con crecimiento en comparación con 2018.

La vitivinicultura tuvo números favorables en 2019.

"El segmento vitivinícola exhibe un aumento del consumo en el mercado interno, tras caer a su mínimo nivel en 2018, que combina con una fuerte recuperación de las exportaciones, siendo el segmento que más se vio favorecido por la fuerte mejora de la competitividad externa tras la devaluación del peso argentino de agosto, impulsado, además, por un buen nivel de stock y de alta calidad tras una buena cosecha", destacó un informe sectorial de IES Consultores.

Con los diez primeros meses de 2019 relevados, el vino crece 1,4% en el consumo interno frente a caídas de bebidas como la cerveza, gaseosas y licores.

Sobre la base de información de despachos al consumo del mercado interno del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), relevados por el Observatorio Vitivinícola Argentino, con 10 meses transcurridos de 2019 se observan signos de recuperación en un contexto generalizado de caída del consumo masivo.

El vino creció 1,4% en el consumo interno con respecto a otras bebidas.

En el periodo enero-octubre el vino fraccionado en el mercado doméstico creció 4,2% (con la venta de más de 7.327.000 hectolitros) en la comparación interanual, informó la agencia Noticias Argentinas.

De esta manera y, aunque restan relevar dos meses de despachos al mercado interno para cerrar el anual de 2019 por parte del INV, la tendencia marca que el año cerrará en positivo. En el caso de las exportaciones de vino, que abarcan 11 meses de 2019 (datos a noviembre del INV), también son alentadores en todas las categorías.

Las exportaciones de vino fraccionado expresadas en volumen crecieron 3,1% (por la exportación de más de 1.773.000 hectolitros) en el periodo enero/noviembre de este año; mientras que el vino granel muestra un salto del 21% (más de 983.000 hectolitros) en los once meses relavados de 2019.

El mosto exportado creció  31.434 toneladas.

Por su parte, el Jugo Concentrado de Uva es el producto que más ha crecido en 2019 con una suba del 32,9% por el despacho externo de poco más de 127.000 toneladas. En cantidades, marca que el volumen exportado de mosto creció en 31.434 toneladas en la comparación interanual.

También las exportaciones de pasas de uvas vienen mostrando un desempeño alentador para la industria. En 2019 se viene replicando el comportamiento de 2018, en el cual se alcanzaron las 42.127 toneladas y los 82,3 millones de dólares, máximo valor exportado de este producto.

Todo parece indicar que el 2019 cerrará con valores muy similares a los de 2018. La uva de mesa, en cambio, viene de una estrepitosa caída, desde las 73.000 toneladas exportadas en el año 2006 a las 5.500 toneladas exportadas en el 2018.

Esta nota habla de: