El primer ministro iraquí resiste, en medio de protestas con nuevos muertos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 5 Nov 2019Martes, 05/11/19 atrás

 El primer ministro de Irak, Adil Abdul-Mahdi, afirmó hoy que no intenta aferrarse al poder, en medio de manifestaciones contra su gobierno, que comenzaron hace más de 10 días y en las que murieron más 100 personas, y remarcó que es tarea del Parlamento iniciar un proceso de destitución.

"Hay mecanismos para disolver el gobierno", dijo el mandatario en un discurso televisado en el que advirtió que "no hay elecciones sin una disolución del Parlamento" y que la dimisión de su gobierno sin un plan de reemplazo ahondaría la crisis política que atraviesa el país asiático.

Las declaraciones del primer ministro se conocieron en una jornada en la que cinco manifestantes murieron por la represión a las protestas por parte de las fuerzas de seguridad.

Un manifestante carga con un hombre herido.

Para el primer ministro, la actual oleada de manifestaciones -iniciada el 25 de octubre y que suman ya más de un centenar de muertos y 5.500 heridos- y su predecesora de principios de octubre -con 170 muertos- son un "resumen de todos los errores" cometidos desde 2003, cuando Estados Unidos invadió Irak.

La acumulación de problemas a medio resolver de los últimos 16 años explotaron recientemente como "tsunami o un terremoto", aseguró, citado por la agencia de noticias EFE.

El primer ministro ya rechazó la semana pasada un llamamiento del influyente clérigo chiita Muqtada al Sadr para que presentara la dimisión, argumentando que la medida estaba en manos del Parlamento.

Al Sadr llegó incluso a hacer un llamamiento al líder del principal líder opositor Hadi al Amiri para retirarle la confianza a Abdul-Mahdi.

Más de cien muertos en diez días, el saldo del estallido social en Irak.

Al Amiri -líder de la Organización Badr- encabeza la Alianza Fatah, el segundo bloque parlamentario, que cuenta con un total de 48 de los 329 escaños del Parlamento.

Las declaraciones del primer ministro coinciden con un informe de lla Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI) publicado hoy que reveló que la reciente oleada de manifestaciones dejó hasta ahora cerca de cien muertos y varios miles de heridos.

En el mismo, la misión de la ONU señaló que sus investigaciones en torno a las protestas entre el 25 de octubre y el 4 de noviembre fijaron en 97 los fallecidos y agregaron que durante las mismas se cometieron "graves violaciones y abusos de los Derechos Humanos".