Quincho: Los siete días infernales, con Mendoza en el centro - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 20 Oct 2019 26 días atrás

Falta una semana para las elecciones y Julián convive con sensaciones encontradas. Se había -literalmente- intoxicado de encuestas. Había leído unas 40 en los últimos diez días.

En todas ganan Alberto y Cristina en primera vuelta. Algunas, por más de 20 puntos.

- Qué mal que nos ha ido con Macri, que la gente prefiera la vuelta de esta gente...- comentó el Ruso, el hombre de los negocios del grupete, adivinando los pensamientos de su amigo.

El gordo no dijo palabra y se concentró en el fuego. En la magia de las llamas y del hierro para preparar un buen asado. Le gustaba mirar las brasas a los ojos. Le ayudada a enfocarse, y a pensar. Había conseguido un corte de costillas bien largas, de sus preferidas, y las iba "llevando" con paciencia desde hacía más de una hora, con el fuego bastante liviano. En un costado, un generoso trozo de vacío se iba desgrasando de a poco.

Como muchos, casi todos, Julián estaba triste por la situación del país. Había vivido, igual que sus amigos, las crisis de la segunda mitad del siglo XX desde que era un mocosito. Se acordaba de todo... desde el derrocamiento de Illia, luego... haber visto junto a su padre un discurso de Lanusse diciendo que a Perón "no le da el cuero", de la masacre de Ezeiza... Imágenes en blanco y negro donde las crisis políticas y económicas se fueron encadenando hasta este presente pleno de incertidumbre.

Mientras iba disponiendo las herramientas para el asado con sus amigos, Julián miraba la impresionante manifestación en la 9 de julio. No podía entender que un presidente que termina con casi 300 por ciento de inflación acumulada y otro tanto de la devaluación del peso tras la salida del cepo cambiario, juntase semejante multitud pidiendo continuidad.

- ¿Cuántos hay? - le preguntó a su amigo el Ruso. El hombre de los negocios sacó su Smartphone y con la herramienta de medir distancias y superficies de Google calculó poco más de 400.000 personas.

"Perlita" de la marcha del millón en Mendoza.

- Suponiendo que a la altura de Corrientes donde están más apretados, unas cuatro personas por metro cuadrado, y en el resto y aledañas, promediamos 2,5... ese es el cálculo... Igual es muy impresionante... ¿no? - dijo compartiendo con su amigo las tomas hechas desde los drones de distintos medios.

- Hay un hashtag en Twitter, donde está todo el kirchnerismo burlándose de la manifestación...- agregó enseguida.

- Es una desgracia. Estamos asistiendo al último quiebre, la fractura total de la Argentina...- comentó el gordo, y puso a sonar un clásico para despejar las tormentas: "Dream a Little dream of me", Ella Fitzgerald y Louis Armstrong. Más grande, es difícil de conseguir.

Las papas bravas ya se hacían en el caldero. Julián solía cortarlas en rodajas, tipo españolas, con su cáscara, luego las enharinaba y las ponía a freír. Inmediatamente agregaba a la olla algo de ají molido, y un poco de "sobrasada" mallorquina que aún se consigue en el Mercado Central. El sabor era increíble.

Las verdaderas costillas del quincho.

Ya estaba todo listo para la cena. Por suerte.

...

La charla se armó rapidito alrededor de la imponente movilización en apoyo a un presidente que -dicen todas las encuestas- se va. Ludovico y Omar estaban exultantes.

- El que da pelea, no está vencido... Ojo... las encuestadoras podrían estar metiendo la pata en grande... que cada uno de los que fue a la marcha en todo el país comprometa cuatro votos, y Mauricio se mete en el balotaje- comentó el radical del grupete, mientras servía un blend de Doña Paula, "Smoked", Cabernet, Malbec y Bonarda, un vino rojo absolutamente novedoso, ahumado, como su nombre lo indica. Ideal para el asado. Julián se mostró escéptico.

- No hay ni una encuesta, ni una entre todas, que lo de a Macri llegando al balotaje... prácticamente deberían dar vuelta la provincia de Buenos Aires...- recordó.

- Es cierto... pero el rechazo a Cristina es muy fuerte. Escuchá lo que cantan... "Que vaya presa..." Si no ganan, habrá un nucleo opositor muy duro, capaz de concentrar a más del 35 % del voto de la población. Veremos... Mi familia va toda a votar... y el dato de las encuestas es la polarización. Vi una de casi el 90 % de concentración de votos entre Alberto-Cristina y Macri-Pichetto - comentó Ludovico, mientras ensartaba las papas bravas en el tenedor.

Cristina y Alberto, en el acto de La Pampa.

- Yo lo vi como un esfuerzo muy conmovedor de gente espantada de Cristina, y como una despedida de Macri...- dijo el gordo. Y anticipó sus temores:

- Miren amigos... ustedes saben que toda mi vida he votado peronismo. El problema es que como movimiento, no hemos superado las divisiones de los setenta. Ahora la dirigencia está junta por las elecciones, porque Cristina hizo una gran maniobra para no ponerse ella primera y elegir a Alberto, pero las tensiones internas están. No es lo mismo Álvarez Agis que Grabois, no es lo mismo el Grupo Callao que De Vido, Boudou, y Lázaro Báez, no es lo mismo la izquierda K más dura, incluso la propia Cristina, que Alberto y los gobernadores moderados, con responsabilidad. No son lo mismo la UOM que los pilotos de las huelgas salvajes, no son lo mismo los que quieren reforma de la Constitución, Cristina eterna, Conadep a los periodistas, control a los medios y a la justicia, meter la mano en la ganancia de las empresas, más impuestos a los que generan riqueza para que muchos otros no paguen como Cristóbal López, que tipos como Omar Perotti, por ejemplo. No son lo mismo los que sueñan con una Argentina donde campo e industria van de la mano, de los que quieren destruir el campo porque son sojeros ricos o algo así, no es lo mismo D'Elia que el peronismo racional o que la mayoría de los peronistas mendocinos que son democráticos y buena gente.... Miren amigos... Y no es lo mismo Massa que Cristina. ¿Se entiende? Entonces, luego de una probable luna de miel, se cumplirá la parábola eterna de la política Argentina. Alberto va a "matar" a Cristina, como ella lo hizo con lo poco bueno que quedó del de Néstor, como él lo hizo con Duhalde, como el "cabezón" con Menem, como De la Rúa con Alfonsín y viceversa, y así. Como pasó con cada gobernador de Mendoza con su antecesor del mismo partido... O será al revés, Cristina va a "matar" a Alberto, y vuelve todo- dijo el dueño de casa, y bajó la parrafada con un trago de Malbec.

- ¿Saben cuál es mi temor más fuerte? Y esto me lo han comentado amigos que están en la Casa Rosada, con despachos cercanos a los de Marcos Peña...- terció el Omar, con un dejo de tristeza a pesar de la gente en la calle reventando la 9 de julio.

Gente de Grabois en Patio Bullrich, en la CABA.

- El kirchnerismo más radicalizado, algo que Alberto hizo propio, logró instalar el concepto de "hambre". Que en el país hay hambre. Dato certero si tenés en cuenta en cuatro años 300 % de inflación y devaluación y aumento de la pobreza del 25,8 a casi el 40 en la próxima medición, ambas del Indec. Mi miedo es que el domingo que viene gana Alberto, en primera vuelta, hay dos días de inestabilidad cambiaria feroz, dólar a 80 pesos o más, y en uno o dos días más tenés una marcha de un millón de piqueteros, movimientos sociales, izquierda y peronismo movilizado por los intendentes bonaerenses, sacando a Macri por una ventana de la Casa Rosada para que asuma Alberto. A mí me da susto, y les aseguro que algunos funcionarios lo tienen...- comentó. El gordo lo disipó con un gesto de la mano frente a su cara.

- Dejate de joder... esas cosas se hablan antes... ¿vos pensás que Macri y Alberto no han hablado de la transición ya?

- No sé. Yo lo escuché a Alberto tempranito decir que tiene miedo de que Macri "se enoje" y haga "un disparate" como "lo hizo después de las PASO". Lo hace quedar como un pelotudo todo el tiempo, como en el debate. Esas actitudes alimentan la hoguera...- insistió el Omar.

- Para mí, estamos asistiendo a la reinvención de Cambiemos. Esto de hoy es muy fuerte. Tengo un amigo que juega al ajedrez, y dice que las partidas que se abandonan, no se ganan.

- Por supuesto... hay que votar, pero para mí, está liquidado...- dijo el gordo. El Ruso se sirvió un generoso trozo de vació, y lanzó la pregunta.

- ¿Y acá, qué pasa?

La encuesta de Elbio y sensaciones en Mendoza

El Omar sacó la cara por el equipo: - En la semana se filtraron, o mandaron a filtrar, datos de la última medición de Elbio Rodríguez. Después de la elección de gobernador, al Elbio lo consultan más que al Servicio Meteorológico, y eso que Martha Reale también registraba amplia ventaja para Rodolfo Suarez. Pero bueno... la última medición la hizo la semana pasada, y da una ventaja sólida a la boleta de Macri y Cornejo, con algunas particularidades. Hay un "efecto Cambia Mendoza" sustentado en el triunfo provincial de Suarez, antes en la municipal de San Martín... esa "rebeldía" del votante mendocino. Y la encuesta del Elbio no tiene procesado San Rafael, que es el 9 % del padrón provincial...- dijo el radical del grupete. Julián sacó en el aire una cuenta.

Suarez y su esposa Fabiola en la marcha del millón.

- Si el Emir logra que en San Rafael, Cristina y Alberto le ganen a Macri y Cornejo por 30 puntos, significan 2,7 puntos en la provincial...- anunció.

- Bueno, yo lo que veo, es que para el 27, acá, los radicales y sus aliados del PRO están más optimistas que semanas atrás, e incluso un poco más optimistas que el peronismo...- dijo el Omar, tirándole la pelota a Julián.

- Sí, entiendo que en el sur los compañeros están preocupados... temen un "voto celeste" después del último debate presidencial, que sea más fuerte, y que les achique la ventaja. Y tal como están las cosas, sin una ventaja sólida en San Rafael, la provincia se complica, más como está repartido el voto. Mis amigos, que están bien metidos en la "rosca", creen que pueden ganar o perder por muy poco. ¿Pero cuál es la diferencia? Después del 10 de diciembre, acá habrá un gobernador radical, seis intendentes peronistas, 12 de Cambia Mendoza, y un presidente peronista. Tendrá que haber concertaciones, negociación diálogo... ¿no?

- ¿Qué va a pasar con las obras por las que están peleando, las de los créditos del BID? - señaló el Ruso, con cierta preocupación. Nada dinamiza más que la obra pública.

- Bueno... vamos a ver... el peronismo está en una negativa total a aprobarlas, por las razones que fuere, y la verdad es que el Alfredo y los intendentes lo están usando muy bien políticamente... ¿Cómo das vuelta una campaña donde los que acaban de ganar la gobernación con una ventaja amplísima, te dicen que querés "perjudicar a Mendoza" para que "Alberto le de esta obra a otra provincia"? La verdad es que han sido hábiles, porque agregaron un argumento muy local a la campaña nacional del 27. Si el peronismo no lo explica bien, les van a hacer pasar un papelón...- especuló el radical del grupete, sirviendo una nueva vuelta del "Smoked" de Doña Paula. Julián contó lo que sabía.

- Miren chicos... todo es razonable... y todo se puede discutir. Yo les aseguro que ni bien se vaya Cornejo, los peronistas se van a sentar con Suarez, previas conversaciones con Alberto Fernández, que es el casi seguro próximo presidente, y algo van a resolver. Esto, es política. No le quieren conceder al gobernador nada, después de que el Alfredo les ha dicho de todo especialmente después de ganarles las elecciones tan duro. El resumen es "Con Suarez hablamos, con Cornejo... no". Hay más cosas técnicas. Roberto Righi le transmitió al PJ su preocupación por el impacto en los costos locales del GIRSU, el plan de manejo de residuos sólidos urbanos. Ellos llevan desde Lavalle la basura a Las Heras, y eso tiene un costo. Dice que a pesar de que les mandaron los proyectos, el impacto y evaluación económica, etcétera, faltan datos, y que no sabe cuánto más le va a costar al municipio, y por ende a los vecinos.

- Y del otro lado, Tadeo les dice que el PJ quiere que vivamos tapados de basura... es muy despareja la discusión...- interrumpió Ludovico.

- Bueno, es verdad... Yo los veo a Adolfo Bermejo y a Tanús, y alguno más, sacar la cara por esta posición del peronismo. Pero les va a hacer falta todo de lo que dispongan para "empatar" la discusión. Y está el tema de la deuda... Pronto se debería conocer la deuda al 30 de setiembre. La deuda al 30 de junio que es pública y cualquiera la puede consultar es con un dólar de 42 pesos... ¿Y a 60 mangos? ¿Y con el dólar futuro de 90 pesos que se está negociando en contratos a 90 días? Creo que el PJ hace bien en pedir un buen despliegue de la deuda mendocina, capacidad de pago de la provincia respecto de los ingresos, y de la probable devaluación. ¿Qué menos? Yo si fuese hoy un legislador del peronismo, no les voto absolutamente nada si no me dicen por lo menos cómo va a pagar Mendoza sus compromisos con un dólar bastante más caro que el de ahora... ¿No? Por otro lado, lo que está pésimo es que esto se haya politizado tanto. Y que la pelea sea por los diarios... en vez de sentarse a conversar, como hicieron Suarez y Emir Félix la semana pasada... ¿no?

Bermejo e Ilardo. El PJ se esfuerza por explicar su "no".

- Yo me enteré que Patricia Fadel ha estado monitoreando que los intendentes del PJ, y los electos, no se les ocurra andar "arrugando".

- Algo me enteré...- dijo Julián. -Además, en el PJ dicen que la provincia pudo haberlo hecho antes, al principio de la gestión, gratis con plata de Nación porque ya estaba todo encaminado desde la gestión anterior, y que no se hizo... Vamos a ver... Ojalá la discusión se encamine a una Mendoza racional...- dijo el gordo.

- Dejate de joder Julián... es plata barata, a mucho plazo y tasa baja, a punto de caramelo, para obras necesarias. Si empiezan a hilar finito la deuda, te vas a encontrar con que gran parte fue para resolver gestiones peronistas, especialmente la última, y si no, para obras, que el peronismo también aprobó. ¿O no le levantaron la mano a los pedidos de endeudamiento? - preguntó.

- Por eso mismo, hay derecho a discutir... ¿no? - planteó el gordo.

- Bueno, esto es Mendoza, la diferente...- soltó el Omar, pensamiento en voz alta.

- ¿Qué te pasa?

- Que el país va a arder en la grieta, y acá soñamos con políticas de Estado...- comentó el más radical del grupo, tras lo que los amigos brindaron por Mendoza, la distinta.

...

La cena fue llegando a su fin. Después de un café bien cargado y de un buen flan casero "a la francesa", como lo prepara Julián reemplazando parte de la leche con crema y mezclando en caliente, los amigos partieron rumbo a los autos.

- Gordo... qué feo que está todo... pero qué diferencias entre el Gran Mendoza y el resto con los precios... ¿no?

- Y que lo digas... un amigo está construyendo en el Este. Está consiguiendo casi 15.000 mangos menos por metro cuadrado, que en las construcción de por aquí...

- Carajo... me enteré que hay un poco de ruido con las autorizaciones de ART... ¿qué sabés?

- Es exactamente así. Me lo contaron unos amigos médicos. No están sacando una puta cirugía, esperando que pase el tiempo entre discusiones de Súper Intendencia, hasta ver qué pasa con dólar, insumos, etc. En alguna obra social grande pasa lo mismo. Pobres, los pacientes.

- "Padecientes" más bien.

- Exacto...

- Decime la verdad... Acá... ¿Quién gana?

- Mirá... te voy a enseñar un secretito político hereditario. El "Chueco" Mazzón les enseñaba a los suyos que Mendoza no es esencialmente peronista. Que cuando el peronismo ganó, era porque la elección ocurría "entre tres". Por eso él se esmeraba en que el Partido Demócrata existiese... ¿entendés? Ahora la elección es entre cuatro. No sé... La importancia está clara, si Cornejo gana, se va a proyectar como un dirigente nacional de mucho peso en la nueva oposición, junto a Larreta, Vidal, Morales... Y si no, le será más difícil. ¿Quién le quita el mérito, si la dan vuelta acá?

- ¿Y Macri llega?

- Si llega al balotaje es un milagro.

- ¿Y los milagros no ocurren?

- Claro, por eso son milagros. Pero esta vez, me parece que el "Barba", con el Papa y todo, está en el Frente de Todos...

- ¡Jajajajajaaaaaaaaaaa!

...

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.

...